Informe sobre la Sociedad Antares
Puntuación: +2+x

Historia de la Sociedad Antares para la renovación del espíritu humano

La Sociedad Antares fue fundada por Claudine Oparin (1905-19??), quien también fue su primer Gran Maestro. La señorita Oparin era hija única de un importante empresario hotelero austriaco, dotada de gran curiosidad intelectual e interés en el esoterismo, se unió en su juventud a la logia Isis 21, una de las primeras logias masónicas en admitir mujeres entre sus filas. Después, durante la década de 1930 realizó una serie viajes por toda Europa (y, probablemente, también el medio oriente y Sudamérica) donde mantuvo contacto y correspondencia con numerosas personas ligadas a distintas sociedades esotéricas, como los rosacruces, la Sociedad Teosófica, la Orden Hermética de la Aurora Dorada, entre otras. Pero con quienes mas estrechamente se relacionó fue con miembros de la Sociedad Thule (antes y después de su disolución), hasta el punto de llamar la atención de su circulo mas interno y exclusivo, la sociedad Vrill. No se sabe hasta donde llegaron sus vínculos con tal organización, sin embargo poco antes de la 2º guerra mundial fue expulsada de tales círculos, debido a su relación con la masonería, considerada una entidad “esencialmente judaica”1, irónicamente la propia señorita Oparin fue expulsada de la masonería por sus “creencias irracionales”. Poco se sabe de ella durante la 2º guerra mundial pero al parecer realizo viajes por toda Sudamérica (existe una fotografía de ella en las ruinas de Tiahuanaco, pero se desconoce la fecha exacta)

La Sociedad Antares fue fundada en la década de 1940 (se desconoce fecha exacta) y atrajo a un gran numero de personas interesadas en el misticismo y en teorías como la del hielo eterno de Horbiger, que también atraían a los nazis, pero que rechazaban el resto de sus políticas y creencias racistas y autoritarias. Sin embargo, la sociedad solo adquirió su forma actual en 1953, después que la señorita Oparin realizara una misteriosa visita al hipogeo de Hal-Saflieni, de la cual se ignoran detalles. Se desconoce actualmente el numero de miembros que la componen y los recursos que manejan, pero parecen ser bastante grandes, además se sospecha que, siguiendo el modelo de la Masonería, cuentan con miembros en altos niveles de la industria, los negocios y probablemente la política, que mantienen su afiliación en secreto.

La Sociedad Antares, aunque de ningún modo se le puede calificar de secta, cree firmemente en la existencia de los llamados “Superiores Desconocidos” “Potencias Exteriores” y “Grandes Maestros”. Inteligencias superiores y extraterrenas que buscan influir en la humanidad para llevarla a una nueva era dorada, una era en que el hombre medio, el hombre mediocre, la criatura con apariencia de hombre, despierte de su letargo y regrese a su estado original de ser una parte del universo capaz de interactuar con el todo y de influir con el pensamiento en las esferas celestes, así como ellas influyen en el hombre (Lo que es abajo es tal como es arriba, y uno influye en el otro, y viceversa)Se conocen detalles muy generales sobre como imaginan los miembros de la Sociedad esta nueva “era dorada”, involucrando obviamente el fin de las guerras y la pobreza, la igualdad plena entre todos los hombres, el fin de los prejuicios en base a la raza, religión, clase o sexo, el fin de toda forma de superstición, incluyendo la extinción o abolición de todas las religiones. Todo ello junto con un despertar síquico de toda la humanidad, donde será capaz de influir en el universo como en los antiguos tiempos en que mandaban los gigantes, los antiguos “hombres-dioses” de los mitos.

claudineoparin.jpg
La señorita Oparin en 1937, del brazo de Herr ████████ ██████, destacado miembro de la Sociedad Vrill.

Según ellos, las “Potencias exteriores” pueden ser contactadas por hombres y mujeres de sensibilidad especial, entre los cuales escogerían a “médiums” A través de los cuales comunicarse con la humanidad y guiarla a por la “vía dorada”. Hitler habría sido uno de esos “médiums””2, pero el mensaje habría sido “horriblemente corrompido” y entregado de manera “impura”, arrastrando al error y al horror a millones de personas. Del propio Hitler la señorita Oparin opinaba “Es uno de esos espíritus radicales que logran crear la historia, pero esta loco y mal preparado”, para años mas tarde agregar: “Sin duda alguna era un bastardo genocida” y que en particular “me molestaba su visión tan conservadora sobre el rol que le estaba asignado a la mujer”

La estructura de la Sociedad es vagamente masónica, existiendo tres niveles o grados entre sus miembros (“iniciado”, “camarada” y “maestro”), pero además un “Gran maestro” como líder indiscutido, rol que actualmente cumple Claudine Oparin, nieta, aparentemente, de su fundadora. Debajo de ella estarían sus “seis manos”, tres grandes maestros que obedecen sus ordenes y sirven de enlace entre ella y el resto de los miembros, sus estatutos especifican además de que tanto el Gran maestro como las “seis manos” deben ser siempre mujeres, ya que “son menos ambiciosas en cuanto a bienes materiales” y “son naturalmente menos inclinadas hacia la corrupción”. Eso en periodos de paz, pero si se encuentran en “estado de guerra” (en conflicto con otras organizaciones), las decisiones de carácter violento deben ser tomadas por “El Martillo”, un rol asignado siempre a un hombre, debido a “su natural agresividad” y a “su carácter que privilegia la competencia y el obtener la supremacía por sobre todas las cosas”. El actual martillo de la sociedad es Marius Kachingwe, de origen sudafricano.

La Fundación se halla en conflicto con la Sociedad Antares –en especial después del incidente SA-L65235- debido a que esta activamente busca reclutar a personas de “sensibilidad especial” que resultan tener habilidades síquicas muy diversas, además de recolectar varios SCP, entre ellos SCP-48-C.

También ha buscado, mediante negociación, soborno, extorsión, amenazas o por medios violentos, apoderarse de varios SCP contenidos ya que consideran que son “Inteligencias superiores” encarceladas y reprimidas por la Fundación, o bien herramientas para comunicarse con tales “Potencias exteriores”. Destacan entre ellos los intentos de robar a SCP-ES-██ y SCP-ES-011, y la tentativa de contactarse con SCP-ES-04

También se la considera sospechosa del secuestro de varios miembros de la Fundación, aparentemente para obtener información sobre ella, y que han sido liberados en un estado mental lamentable, a menudo tanto con amnesia anterógrada como retrógrada.

Relación con otros DdI

La Sociedad mantiene buenas relaciones con la Insurgencia del Caos y con Marshall, Carter y Dark Ltd., negociando distintos SCP entre ellos, también tiene una buena relación con Are We Cool Yet?, incluso se sospecha que varios artistas del colectivo han pasado a formar parte de la Sociedad, en su busqueda de "sensibilidades especiales", aunque en general los miembros de Are We Cool Yet? son artistas radicales con poco interes en el misticismo. Por otro lado, su relación con la Iglesia del Dios Roto solo puede calificarse de pésima, comunicaciones interceptadas han revelado que la Iglesia considera a los miembros de la Sociedad como “heréticos”, mientras que los de la Sociedad se han referido a los integrantes de la Iglesia como “fanáticos irracionales”

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License