Incidente 784: Parte 3 : Escalada
rating: 0+x

Parte 2: Negociación

"Es mejor el Diablo que conoces que el Diablo que no conoces”

"¿Hey, Clef?"

"¿Qué pasa, Draki?"

"No mucho. Oye ¿me prestas tu gata para el fin de semana?”

"Supongo. ¿Por qué demonios te gustaría tomar prestada a esa callejera sarnosa que siempre falla en la caja de arena de mierda? No lo sé, pero seguro, adelante. Tú probablemente intentes golpear a Josie. Esa estúpida bastarda es muy tonta como para darse cuenta de lo mucho que apesta, como si estuviera en celo, No puedes tenerla cuando la señora no tiene sus partes.”

"Gracias. Por cierto ¿Qué carajos es eso?”

"Oh. El Doctor Lorenzo estaba aquí antes, con una solicitud formal para una auditoria sobre 784 y la Doctora Valentine. Él piensa que ella está fuera de línea, por usar procedimientos de contención inadecuados. Quería que lo comprobará allá arriba con eso.”

"Eso no explica el…”

"Estoy a punto de llegar a eso. Tú lo observaste, cuando yo tomé esta posición por primera vez, cada día tengo gente venir y quejarse de las cosas más estúpidas. Sus jefes les gastaban una broma o les hacían perderse un descanso y ellos vienen aquí gritando y llorando y ruegan por una Auditoría Hacia la Terminación. Así que he empezado a ponerlos a prueba para comprobar si son graves. Una de las pruebas consiste en poner un cuchillo en mi escritorio y les digo que si en verdad quieren que haga una auditoría, que se corten uno de sus dedos. Cuando toman el cuchillo, les digo que está bien, que pueden detenerse.”

"… Creo que Lorenzo realmente sintió pasión por esa auditoría.”

"Se cortó su propio dedo del medio, lo levantó, y me lo arrojó a mi cara, y me dio a entender que lo que respecta a mí y a mi madre eran relaciones impropias, mientras usaba muchas palabras de cuatro letras.”

"… genial."

"Lo envié a la enfermería.”

"Así que ¿vas a hacer esa auditoria?”

"Creo que lo haré ahora.”

"¿Te estás suavizando conmigo?”

"No lo divulgues, tengo una reputación que mantener.”

"No hay problema. Solo dispárale a Gerald en la cara y te nombrarán “Clef the killer” otra vez en poco tiempo. También harás que Bright sea el doble de genial."

"¿Qué?"

"Olvídalo."


"Sabes,” dijo Chang, “He hecho muchas locuras, jodí cosas para este grupo. He estado segado durante toda la Escuela Dominical con un Escuadrón de Armas Automáticas porque fueron infectados por algún virus del infierno y que los convertía en mutantes sanguinarios. He visto el mar brillar detrás de la puerta del infierno…”

"… ¿todos esos momentos se perderán como las lagrimas en la lluvia?” Agudizó Roybal.

"Cállate, Roy,” gruñó Chang.

"Provócame ‘assgike’,” Roybal gruñó de vuelta.

"Ustedes hijos de puta dejen de pelear ahora mismo o les cortaré sus pelotas y haré dango con ellas,” Takahashi suspiró. Ella tocó su parche, un recuerdo de una mala caída sobre Kosovo que le envió un pedazo de escombro volador en su ojo izquierdo. Ese ojo tendió a doler cuando estaba en un problema, y estaba doliendo como el carajo justo ahora.

"Eso es injusto, Teniente. Solo porque no tengas nada no significa que tengas que tomar eso afuera con nosotros…”

"Sargento Chang, tiene diez segundos para ir por el maldito punto antes de que tome mis herramientas,” interrumpió Takashi.

"Está bien, señora."

"Señor, Chang, soy una maldita oficial, no una ama de casa o una puta.”

"Está bien, señor, todo lo que intento decir, señor, es que ese rebaño andante sobre un jodido zombi-monstruo de nanomáquinas, es la cosa más jodida que he tenido en mi carrera de construcción para que no joda las cosas, señor,” dijo Chang.

"¿Y? ¿Qué es lo que quieres que haga acerca de esto? ¿Hacerte una transferencia a los Cuarteles Generales?”

"No, señor,” Chang tragó saliva. ‘Cuarteles Generales’ era un eufemismo por ser reasignado como personal Clase-D: un literal beso de la muerte para cualquier miembro de un Destacamento Móvil. “Solo haciendo una completa e inocente observación, señor.”

"Mantente en ese camino, Chang. Yo no voy a ser disparada en la cabeza sobre tu ruidoso agarre

"Cuidado, aquí viene la Perra de Hierro ahora,” dijo Vicks. Él arrojó su cigarrillo hendido en el suelo y lo pisó bajo su bota.

“!Aten-ción¡” Los miembros del Destacamento Móvil Delta Nueve (La Locura de Feynman) centraron su atención en la Subdirectora Janice Valentine cuando entró en la corta habitación. “Tal como estabas,” dijo Valentine, colocando abajo su computadora laptop en la mesa. “Ustedes probablemente querrán salir al campo y empezar a matar cosas, así que haré esto corto. El Agente Sandoval ha llamado para reportar un biomorfo altamente peligroso moviéndose a través de la Cueva Cristal. 784 será despachado para contenerlo. Ustedes lo acompañarán en el área de operaciones y le proporcionarán cualquier apoyo que él solicite. Eso es todo. ¿Hay alguna pregunta?”

"Um, si,” dijo Chang, levantando su mano. “¿Qué demonios es un biomorfo?”

"Ella se refiere a un monstruo, idiota. Como un grande, jodido y viscoso monstruo,” Hopkins suspiró.

"Jódete, tonto, le estaba preguntando a la dama una maldita pregunta,” estalló Chang.

"Chupa mi pene, ‘assgike’.”

"Tengo una maldita pregunta para la dulce dama,” dijo Vicks, moviendo su mano en el aire. “¿Cómo llegaremos si no tenemos malditos mapas, ninguna jodida información acerca del objetivo y ningún puto, apoyo u objetivos de la misión?”

"784 tiene toda la información que necesitarán saber,” protestó Valentine.

"¿Por qué el jodido Skip sabe todo acerca de la misión y no nosotros?” Se quejó Chang.

"Porque ustedes idiotas no NECESITAN saberlo. Y si no fuera por el hecho de las regulaciones de la Fundación, se DEMANDA un destacamento en apoyo de cualquier SCP desplazado al campo, ¡Sino fuera por eso los tendría a todos ustedes tontos siendo reasignados a limpiar baños hasta el día del juicio!” Valentine gritó.

"¿Qué demonios acabas de…”

"¡ATENCIÓN!" Gritó Takahashi.

"A la mierda eso Teniente, esta perra acaba…”

"¡ESTÁS DESAFIANDO UNA ORDEN DIRECTA, SARGENTO CHANG! Takahashi gritó. “¡DIJE ATENCIÓN!”

La habitación cayó en el silencio. “Todos excepto Chang y Vicks, tomen sus equipos y reúnanse en el hangar en diez minutos. Cabo Vicks y Sargento… perdón, CORPORAL Chang serán transferidos al equipo PT y repórtense en la unidad de contención de 784, donde ellos pasarán el tiempo que dure la misión limpiando la cámara. Recomiendo que también tome el tiempo para contemplar, en gran detalle y con un gran sentido de reflexión, el significado de la palabra ‘insubordinación.’ Destituido.”

"Pero Teniente…”

"¡DESTITUIDO!” Gritó Takahashi. Los otros seis miembros de Delta Nueve se enfilaron fuera de la habitación en silencio.

"Parece que tus hombres carecen de disciplina,” observó Valentine. Ella colocó sus papeles de vuelta en su sobre manila. “Supongo que es lo que se puede esperar de un Destacamento Móvil liderado por una mujer.”

"Perdóneme por decir esto, Subdirectora, pero eso parece ser un poco ingenioso viniendo de usted,” replicó Takahashi.

"No del todo. Gritar y dar órdenes es la manera de los hombres de hacer las cosas. Una mujer debería liderar con más sutileza y gracia. Pero entonces, supongo que esa mujer no tiene deber de tomar lo que pueda conseguir.” Ella cerró su laptop. “Dígame, Teniente, ¿Acaso corre alrededor con un símbolo fálico gigante y dispara balas a las cosas que le hagan sentir mejor acerca de que nunca será capaz de de tener algo real?”

"Gracias por la observación. Si me disculpa, señora.” Takahashi puso sus talones juntos, se inclinó hasta la cintura, y giró sobre sus talones, caminando fuera de la habitación con un paso sonoro.

"Dios, odio a esa perra,” Valentine suspiró.


"Odio a esa jodida perra,” Vicks apretó sus dientes. Él zambulló su fregona en su cubeta y lo estrujó toscamente. “Dios, si tuviera mis manos alrededor de su cuello, la sofocaría hasta que sus ojos se salgan…”

"Cierra tu boca, Vicks. Es tu maldita culpa de que estemos aquí de todos modos.” Chang levantó el cepillo de dientes y estudió la baldosa muy de cerca. “Eh, bueno suficiente para el trabajo de gobierno.”

"No sé porque la Teniente no golpeó a esa perra. Dios, pagaría por ver eso.” Vicks se inclinó en su fregona. “Especialmente si ellas estuvieran vistiendo ropa interior y estuvieran en una tina con lodo, juntas.”

"Espera, ¿Tú quieres ver una batalla de lodo con la vieja ‘Scarface’ y con una perra lo suficientemente vieja como para ser tu madre? ¿Qué mierda pasa contigo, Vicks?”

"Vamos, Chang, admítelo, ‘Scarface’ tiene un decente cuerpo como para una prostituta, y la Perra de Hierro tiene un GMILF que va bien. Aparte, con el nombre de Valentine, tú debes saber que ella debe ser una monstruo en el saco.”

"Maldito enfermo, Vicks, has estado en las Fuerzas mucho…”

"Disculpa, ¿estoy interrumpiendo algo?” Dijo una voz.

Los dos soldados miraron por detrás. Un hombre estaba de pie en la entrada, vistiendo una bata blanca de laboratorio y un sombrero que podría describirlo en términos de pavor y de miedo, como elegante. Él estaba sonriendo, una grande e imposiblemente sonrisa ancha, y su nariz era larga y roja lo suficiente como para asemejarse a un jitomate. Aparte de eso, él parecía mucho más indescriptible. “Si lo estoy, puedo regresar en otro momento.”

"No, no hay problema, señor…Dr…Sr. Clef.”

"Clef es mi seudónimo. La gente que en verdad me conoce me llama brummmm.” Él cantó esa la última palabra, en manera de que, si los dos soldados estuvieran en un musical (pero no lo estaban), podrían haber sido identificados como una aproximación justa de un tono A-Mayor. “¿Esta es la habitación de Andrews?”

"Esta es la cámara de 784, sí,” admitió Vicks.

"Ya veo. Buena excavación.” Clef caminó al centro de la habitación, tomó una amplia hoja de lo que parecía ser plástico delgado. Él golpeó el centro de eso: la sustancia era increíblemente fuerte, a pesar de ser tan delgado y delicado. “¿Qué es esto?

"784 los hace. Parece que los utiliza para construir un nido, o algo.” Chang apuntó a las pilas de la sustancia que estaban alrededor de la habitación, una aproximación vaga a un círculo. “Desde que es inofensivo, ellos le dejan hacerlo.”

"Ya veo.” Clef se inclinó y tomó un ‘stick drive’ USB, leyendo el texto escrito en un lado. “¿Le están dejando leer a Eric Drexler?”

"Idea de la Directora Valentine, señor. Ella dice que el conocimiento es la mejor teoría para ayudarlo a controlar su cuerpo con más efectividad.”

"Ya veo. Llévenlo a cabo entonces.” Clef giró y caminó fuera de la habitación, cerrando la pesada puerta de hierro detrás de él.

"Santaaaa mierda,” Chang silbó. “Parece que todos nuestros problemas terminarán pronto.”

"¿Por qué dices eso?” Se preguntó Vicks.

"Ese era AD Clef. Él es un Auditor.”

"¿Qué tiene que ver un maldito hombre de impuestos con la solución de todos nuestros problemas?”

"No esa clase de auditoría, idiota. Auditoría Hacia la Terminación. Él observa una situación, y si él decide que alguien tiene que morir… puf.” Chang apuntó con su dedo índice hacia su cabeza y fingió dispararse a sí mismo en la cabeza con una pistola. “Rasguña un SCP. Los rumores dicen que él es tan bueno que algunas veces los ‘Skips’ no saben quién está muerto hasta que se acaba.

"Vamos Chang,” se burló Vicks. “Nadie es ASÍ de bueno.”

"No lo sé,” dijo Chang mientras se rascaba su barbilla. “Él solo caminó fuera de aquí con una simple muestra del nido de 784 y esa unidad USB en su bolsillo.


"Doctor Lorenzo."

"Doctor Clef."

"Por favor siéntese ¿Cómo está su mano?”

"Mejor. La medicina está haciendo crecer de nuevo el dedo, pero puede que tarde en crecer un poco. Escribir es… difícil.”

"Puedo imaginarlo. En cualquier caso, he terminado mi auditoria. Me gustaría que la leyera el reporte antes de que se lo informe a los O5.

"Gracias."

"…"

"… ¿Esto es enserio?"

"Completamente."

"… No puedes hablar enserio.”

"Doctor Lorenzo, es mi conclusión que 784 no debe ser tratado con los procedimientos de contención actuales con el que se mantiene. Por esa razón, su Auditoría hacia la Terminación es denegada, yo tengo, por muy difícil que sea, recomendarle que se dé un pequeño abandono médico, se le hará una evaluación psicológica para indicar si tiene altos niveles de estrés y fatiga.”

"… ¿No puedes hablar en serio, verdad?”

"Por favor firme aquí. Tiene veinticuatro horas para acabar con los deberes de su asistente. Usted se reportará a la enfermería mañana al mediodía para una evaluación psicológica de dos semanas y consejería.”

"¡TÚ HIJO DE PERRA! ¡TÚ MALDITO ESTÚPIDO HIJO DE PERRA, ESE MONSTRUO VA A MATARNOS A TODOS!”

"Doctor Lorenzo, si no coopera, me veré forzado a defenderme.”

"TÚ MALDITO SONRIENTE HIJO DE PERRA, YO TE MATARÉ YO—“

<funt>

"… ¿Tú me disparaste?"

"… Te repondrás."

<crash>

"Jesús Cristo… <suspiro> Seguridad, este es el Subdirector Clef. El Doctor Lorenzo está actualmente sedado en mi oficina. Por favor envíen algunos grandes y fuertes hombres para llevárselo en una camilla y atarlo a ésta… wow, eso sonó mucho más gay de lo que pensé…”

Parte 4: Brecha

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License