En Primera División
rating: +5+x

"¿Su identificación, señor?"

Nerviosamente enseñas tu tarjeta de identificación al guardia fuertemente armado, que escanea el código de barras con un lector manual, y te la devuelve asintiendo con la cabeza. Sea lo que sea esta reunión, debe ser más importante de lo que habías pensado. No te haces falsas ilusiones pensando que la Fundación considera tu investigación particularmente significante, por lo que no fue muy sorprendente que recibieras una citación de manera tan apresurada, pero este nivel de seguridad indica que puede ser que esto esté por encima de tu nivel.

Dentro, te encuentras con una sala de teleconferencias estándar - una mesa larga con sillas a un lado, en frente de una pantalla del tamaño de la pared. Localizas tu nombre delante de la silla al fondo de la mesa, y tomas asiento rápidamente, conectando tu ordenador portátil y conectándote al software de la conferencia. Mientras se carga, aprovechas la oportunidad para echar un vistazo a la mesa y a tus compañeros, y luchas contra un impulso de salir corriendo hacia la puerta. Muchos de los hombres y mujeres (y el perro, especialmente dentro de su mecanismo motorizado) que se sientan alrededor de esta mesa son instantáneamente reconocibles por cualquiera de los trabajadores de la Fundación, nombres que los investigadores novatos solo pronuncian en susurros, por el miedo a invocar a sus dueños como si fueran demonios de un mundo antiguo. El sentimiento de que está por encima de tu nivel crece varios órdenes de magnitud - ¿para qué necesitan algunos de los mejores investigadores de la Fundación a un mero geofísico?

En el asiento central, el Dr. Gears te mira a través de la mesa, después vuelve a posar su mirada en el ordenador enfrente de él. "Si ya estamos todos, creo que es el momento de comenzar." Tras esto, introduce una breve orden, y la pantalla se conecta en directo, mostrando una habitación similar en algún otro lugar, con doce figuras sentadas, cuyas caras están digitalmente oscurecidas, y cuyos asientos no están marcados con nombres, si no con números. Empiezas a preguntarte si alguien no habrá adulterado tu café con algún nuevo alucinógeno de grado SCP, cuando O5-03 toma la palabra.

"Buenas tardes, damas y caballeros. Estoy seguro de que todos se están preguntando por qué han sido arrancados de sus respectivos proyectos para una reunión de emergencia. Ya que algunos de mis colegas aquí aún no han acabado de leer la información sobre la situación, creo que lo mejor será hacer un breve resumen. Dr. Gears, ¿le importaría?"

Gears asiente. "Gracias, señor. Aproximadamente hace un mes, numerosos observatorios civiles detectaron lo que parecía ser un asteroide cuya órbita sigue un recorrido que podría provocar un impacto del mismo con la Tierra en un futuro próximo. Detectamos el descubrimientos mediante los medios habituales, y desde entonces hemos confirmado que el objeto es una asteroide rocoso que impactará contra la Tierra en nueve días." En este momento, numerosas carpetas aparecen en tu escritorio, incluyendo fotos, informes, páginas de cálculo y otros datos. "Me he tomado la libertad de tomar prestado el programa de modelización geofísico del Doctor Philbert," O sea que por eso no podías acceder ayer al programa, "y si mi interpretación de los resultados es correcta, nos enfrentamos a un desastre natural Clase-IK, con un número de víctimas aproximado de 3 billones durante los próximos diez años. Doctor Philbert, ¿está de acuerdo?"

Bien, ahora ya sabes por qué te querían aquí. Le echas un vistazo rápidamente al informe que te ha proporcionado el Dr. Gears del programa GeoMod, y todo parece ser correcto. "Yo, eh… Sí señor, estoy de acuerdo, pendiente una revisión más a profundidad de los datos," balbuceas. Rápidamente accedes a GeoMod y comienzas a analizar números como si no hubiera mañana.

"Si es un objeto natural," interviene O5-10, "¿por qué estamos hablando de él? Puede que sea trágico, pero estamos ocupados tratando con objetos y criaturas mucho más peligrosas que una roca."

"Dado los recursos únicos que tenemos a nuestra disposición, estamos particularmente bien posicionados para evitar este desastre. Además, el propósito último de la Fundación, tras la adquisición y el estudio de entidades y objetos anómalos es la protección de la humanidad. No usar nuestros recursos para al menos mitigar un evento de esta magnitud sería contrario a nuestro propósito central." Es imposible saber lo que está pensando el Dr. Gears, pero podrías jurar que acaba de sermonear a un Observador. Aparentemente las altas esferas juegan con otras reglas. En este momento GeoMod te devuelve el resultado de tus nuevas consultas.

"Eh…¿Señores?" nerviosamente te entrometes en la conversación, y todas las cabezas se voltean al unísono para mirarte. "He estado estudiando las simulaciones del Dr. Gears, y he contrastado los datos con los informes de la Fundación. De acuerdo con el modelo, si no hacemos algo, los efectos geológicos del impacto tienen al menos un 40% de posibilidades de causar una brecha de contención en el Área 4." ESO captó su atención. No tienes ni de cerca el acceso de seguridad necesario para saber que guardan realmente en el Área 4, pero sabes que con toda probabilidad casi cualquier SCP podría matar a millones si fuera puesto en libertad. Si todos escaparan…

Hay unos segundos de susurros a ambos lados de la conferencia, tras lo cual O5-07 toma la palabra. "Si los cálculos del Doctor Philbert son correctos, no tenemos otra opción que actuar contra el asteroide. Lo que queda por determinar es cómo. ¿Sugerencias?
Lo que sigue se podría describir educadamente como un "debate enérgico", y de un modo no tan educado como un "desmadre verbal". Los distintos investigadores proponen ideas, sólo para ser rechazadas por los otros. ¿Preguntarle a 343 que se deshaga de él? Ya se ha intentado, ha dicho que no. ¿Dispararle con 044? de ninguna manera se podría ampliar su alcance o conseguir situarlo en órbita lo suficientemente rápido.

La única idea en la que todo el mundo está de acuerdo en que podría funcionar es el uso del armamento de la instalación de Mare Imbrium. Desafortunadamente, el uso de una cabeza nuclear lo suficientemente poderosa como para alejar al asteroide se su órbita hasta una trayectoria segura también produciría un resplandor lo suficientemente intenso para ser observado a la luz del día, con medio planeta como testigo. Dada la cercanía del objecto, y el tiempo necesario para la preparación del misil, sólo habría tiempo para un disparo. La discusión se mueve en torno a si merece la pena dar a conocer la existencia de la Fundación a la población civil a nivel mundial, y ninguna de las partes parece muy inclinada a cambiar de opinión. Mientras los gritos continúan, se te ocurre una idea, y rápidamente te pones a trabajar en los números para ver si es posible. El funcionamiento de las órbitas no es tu especialidad, pero comparado con modelar ondas de choque viajando a través de estratos rocosos de composición variable, un cálculo básico de trayectorias balísticas es un paseo por el parque. Finalmente, tienes tu respuesta.

Podría funcionar.

"Podríamos hacer que caiga en el océano," dejas escapar. Los investigadores más veteranos relajan sus manos sobre las armas varias que estaban agarrando, y se vuelven hacia ti, con expresiones que van desde una leve sorpresa hasta "¿qué acabo de pisar y por qué está hablando?". "Un impacto de baja potencia podría desviar el asteroide lo suficiente como para que cayese en el océano en vez de tierra firme, sin producir un resplandor que pudiese ser visto desde la Tierra sin un telescopio. No es una solución perfecta, debido al tamaño del tsunami que generaría, pero al menos mantendríamos la contención. ni siquiera tendríamos que modificar la emoria de los astrónomos - un impacto en el océano está dentro de su margen de incertidumbre, y ya que no tienen acceso a nuestros datos, no se darían cuenta de que algo no encaja."

los rostros sorprendidos se transforman en contemplación. "Puede funcionar," dice un investigador. "No podemos usar el Atlántico, no nos podemos arriesgar a despertar a 169," dice otro, mientras te preguntas que será SCP-169 y cómo el impacto de un asteroide tan sólo lo despertaría.

"Me temo," comenta el Dr. Gears, "que teniendo en cuenta a SCP-169, las áreas más seguras para dejar caer el asteroide serían el océano Índico o El Pacífico norte. El Doctor Johns debería ser capaz de modelizar el tsunami lo suficientemente bien como para darnos una localización más precisa. Mientras tanto, debemos dar la orden de que Mare Imbrium comience a preparar un misil, y enviar un comunicado al Demeter al Guardián para que se preparen para una relocalización de emergencia, y dirigirlos a las zonas más seguras a las que puedan llegar antes del momento del impacto. ¿Estamos de acuerdo en este plan?

Una vez que la mayoría de los investigadores ha asentido, O5-03 toma la palabra. "Necesitaremos algún tiempo para revisar su recomendación, pero lo mejor sería comenzar con los preparativos cuanto antes. Todo el personal relevante recibirá la orden final de proceder o abortar tan pronto como tomemos nuestra decisión." Tras el mensaje, la pantalla se vuelve negra, declarando oficialmente el fin de la reunión. Mientras apagas el software de la conferencia y desconectas tu ordenador portátil, te das cuenta de que quizás acabas de enviar un tsunami a alguna de las costas más densamente pobladas del mundo. ¿Es esto lo que se siente al tratar con amenazas de nivel Keter? Los más veteranos deben afrontar este tipo de cosas constantemente - no puedes ni imaginarte el peso emocional que debe suponer - tus pensamientos son interrumpidos por una voz simiesca detrás de ti.

"Bien, ¿quién quiere ir a comer?"

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License