Favor de Cien Años

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +1+x

"¿A qué te refieres con eliminar todo?"

"Yo— Me dijeron que me deshiciera de toda la evidencia."

"¡Eso es una idiotez y lo sabes!" dijo Jared mientras apretaba los puños, "¡Quizás podamos arreglarlo! No puedes rendirte así."

Emily no se dio vuelta de su computadora, "Es… es lo que Cuatro me dijo. Acabo de recibir una llamada de él."

"Oh, y ahora estás siguiendo ordenes. ¿Desde cuando Emily Young siquiera escucha a su jefe?" replicó Jared. Clavó su mirada a la parte de atrás de la cabeza de Emily hasta que finalmente ella se giró y se enfrentó a él. Emily pudo ver que Jared hablaba en serio, porque no se apoyaba en el marco de la puerta como solía hacerlo.

"Tenemos que deshacernos de todo. Es lo que nos dijeron".

Los ojos de Emily estaban distantes. Jared sabía que ella no estaba del todo allí. La mitad del laboratorio celebraba, la otra mitad entraba en pánico, y los teléfonos de todos estaban sonando. Tony se veía demasiado engreído en el monitor de 3448. Sin ninguna preocupación en el mundo.

"Yo… no. No puedo. Borra los archivos tú misma. Si quieres que los borre, hazlo tú misma. Me voy", Jared se giró para irse.

"¡Espera! Jared no puedes simplemente… irte. Necesito ayuda."

"Sí que la necesitas. Pero no la mía."

Jared se acercó a su escritorio, tomó su computadora, empacó algunos de sus documentos, y entonces se fue.


Jared Helburg no había visto el Sitio-2718 en unos cien años. Nunca se sintió cómodo pensando que los recuerdos tienen cientos de años. Un año, cinco años, una década, todo eso se sentía como un largo tiempo para él todavía. Muchos cambios en unos pocos años, es difícil comprender todo un siglo de cambios. En esos tiempos, se había mudado mucho. Siempre trabajando para la Fundación, pero siempre en diferentes lugares. Pasó treinta años en Alaska, otras décadas en Vietnam, y luego una veintena en Oregón. Acababa de dejar su puesto en Calgary, en el que había trabajado durante ocho años.

Probablemente iba a volver a los Estados Unidos pronto de todos modos. Su hija estaba a punto de recibir una de esas mejoras cibernéticas de las que había oído hablar en las noticias. Si hay algo que su tiempo en el Sitio-64 le enseñó, es a ser escéptico de cualquier robótica que salga de allí.

Pero se suponía que eso iba a pasar en unas pocas semanas. Ahora Jared estaba viajando por un favor. La abandonó hace cien años, pero no lo haría de nuevo. Respiró profundamente y luego abrió la puerta.

"¿Hola?" Jared preguntó.

Una mujer con un par de auriculares apareció de detrás de uno de los escritorios. "¿Eres Jared?"

"¿Y he de asumir que usted es la persona que me llamó? Olvidó darme su nombre." Jared navegó por el mar de escritorios desordenados y papeles sueltos mientras se acercaba a la mujer.

"Sí, disculpa. Yo estaba— fue un día extraño. Soy Joyce Michaels."

"Oh. Eres la hermana de Tony."

Joyce asintió.

"Sí, bien. Ahora todo tiene más sentido. Algo así. ¿Dónde está Emily?"

Joyce señaló tras de sí, "De vuelta en la sala de monitores. Ha estado hablando con Tony desde esta mañana. No me ha dicho ni una palabra".

"Eso suena a la par por supuesto. Se pone dramática cuando está estresada".

Jared se dirigió a la sala de monitores. La luz de al lado parpadeó en rojo, justo como la dejó. Llamó una vez antes de abrir la puerta. No reconoció a Emily al principio, pero tampoco se parecía en nada a la de hace cien años. Empezó a hablar antes de darse la vuelta.

"Joyce, necesito un—"

Emily se detuvo una vez vio a Jared.

"Ey, jefa," dijo él, "¿Aún jodiendo con los muertos?"

"¿Jared?"

"¿Me extrañaste?"

Emily se levantó de su silla, "¡Pedazo de mierda! ¿Por qué coño estás aquí?"

"Tu amiga me llamó y me dijo que ustedes dos necesitaban una mano", Jared respondió mientras se apoyaba contra la pared, "Hablando de eso, ¿no se supone que deberías estar en posición fetal suplicando por morir?"

"En primer lugar, puedo odiar mi vida y hacer otra cosa al mismo tiempo. Se llama multitarea. Y en segundo lugar, eso no era una cosa pública."

"Acéptalo, estamos atascados. Y no me has dado confianza en que nos desatascaremos", Joyce llamó desde la habitación de al lado.

Jared no pudo evitar sonreír: "¿Cómo ha estado Tony? ¿Se siente animado?"

"Dios, incluso luego de cien años eres la misma maldita persona." dijo Emily. volvió a sentarse frente al monitor de 3448."

"Podría decir lo mismo de ti."

Jared sonrió un poco. Emily no devolvió el gesto. Se dio la vuelta y volvió a escribirle a Tony.

"Sigues siendo un cobarde" dijo ella.

"¿Todavía te cuelgas de eso?"

Jared caminó hacia Emily.

"Me abandonaste. Y a Tony."

"Hay una larga, larga conversación que podemos tener acerca de quién tenía razón. No me arrepiento de irme. No estoy aquí por eso."

Emily se volteó de nuevo.

"¿Entonces por qué estás aquí?" preguntó ella.

Jared miró al techo mientras pensaba por un momento. Eventualmente puso sus palabras en orden y se agachó frente a Emily para que estuvieran cara a cara.

"Porque debería haberte arrastrado conmigo. Por lo tanto, voy a sacar a Tony de aquí primero, y luego me aseguraré de que no tengas ninguna razón para volver a este lugar", dijo.

Emily se tomó un momento para mirar bien a Jared. Su cara se veía diferente, pero tenía la misma sonrisa. Su cuerpo era más alto, y más ancho, pero estaba de pie con la misma inclinación. Su voz era más grave, pero era tan irrazonablemente confiada como hace cien años.

"Odias el hecho de que me extrañaste, ¿no es así? Ya me estoy sintiendo nostálgico," dijo.

"Cierra la boca."

"Sep, justo como en los viejos tiempos."


Le llevó medio día poner al día a Jared sobre todo lo que Emily y Joyce habían descartado en las últimas semanas. Era una escasa cantidad de nueva información, y la mayor parte no era útil. Jared limpió un espacio en un escritorio de su computadora y revisó algunos de sus viejos archivos.

"¿Qué estás buscando?" preguntó Emily. Se asomó por encima del hombro de Jared.

"Bueno… Ok, así que la única cosa de la que estamos como, 95% seguros es que si podemos matar a Tony como lo hicimos con esa chica, él realmente morirá, ¿cierto? Si mueres en este estado, estás completamente muerto."

"Cierto".

"Recuerdo de mi tiempo en el Sitio-64 viniendo de regreso… ¡Ah! Ahí está", dijo Jared mientras abría un archivo.

Emily empujó a Jared fuera del camino, "¿Qué es?"

"SCP-3560. Es el purgatorio de los robots".

" Explica", dijo Emily.

"¿No lo estás leyendo?" Jared dijo mientras ponía los ojos en blanco.

"Más o menos".

"De todas formas no puedo verlo desde aquí", dijo Joyce desde al lado de Jared.

"Bien," Jared se volteó hacia ella, "Entonces, ¿conoces esos nuevos cuerpos de Anderson Robotics que tienen por todos lados ahora? Bueno, el asunto de Anderson Robotics funciona… Extrañamente. Sorprendentemente, la mayoría de sus autómatas están ya bastante preparados para servir de naves para gente inmortal. Terminan fusionando el alma en la máquina, así que es como si ya estuvieran siendo manejados por la gente. Al menos, eso es lo que solían hacer. Sólo puedo suponer que usan algo similar, pero no exactamente lo mismo en sus exoesqueletos".

Emily finalmente miró detrás de ella, "Espera, espera. ¿Alma?"

"Alma, conciencia, actividad eléctrica que representa los pensamientos. Por lo que puedo suponer, todos son intercambiables. Es la parte de nosotros que Omega-K mantiene viva". Jared respondió.

"Todavía no entiendo qué tiene que ver esto con Tony", respondió Emily, "Ya está medio muerto". No podemos meter su alma en un traje".

"No he terminado. Aunque… Espero que te equivoques en eso. Verás… si un robot de AR muere, termina en 3560. Supongo que la principal razón por la que hemos dado luz verde a la serie Buteo para su uso público es porque contamos con el hecho de que la gente ya no muere, así que no enviamos civiles allí".

"Espera. Espera, espera", dijo Emily, aún negándose a dejar que Jared se sentara frente a la computadora, "¿Estás sugiriendo que tomemos a Tony, lo metamos en un traje robot, lo matemos, y luego pesquemos su alma de robot muerto en un bosque en algún lugar de Oregón?"

Jared se inclinó hacia atrás en su silla. "No hagas que suene como si fuera el plan más tonto que hayas escuchado. Pensaste que matar a medias un encendedor era una buena idea".

"No vamos a arrastrar el cuerpo de Tony a Anderson Robotics. No sabemos si perderemos la conexión con su conciencia si sacamos el cuerpo de la máquina".

Jared se puso de pie. "¿Ni siquiera estás dispuesta a intentarlo? Vamos. Conozco a algunas personas. Podría meter el cuerpo".

"¿Y si conseguimos un traje, lo traemos aquí y lo enviamos al espacio conceptual?" preguntó Emily.

"No sabemos cuánto transfiere la máquina", respondió Jared, "Sabemos que consigue la idea básica correcta, pero un encendedor y un arma son bastante simples. ¿Cómo funciona esta cosa como concepto?"

"No lo sé. No había oído hablar de estas cosas hasta hoy", dijo Emily mientras se ponía de pie.

"¡Ha estado en las noticias por semanas!"

"¡Bueno, no salgo mucho!"

"¿Chicos?"

Emily y Jared miraron a Joyce. Tenía una pequeña sonrisa en su cara. La clase de sonrisa que tienes cuando sabes que estás a punto de decir algo estúpido.

"Entonces, esos trajes operan usualmente con un alma entera dentro, ¿cierto? Bueno… ¿y si tenemos un traje con sólo media alma dentro, y luego hacemos que Tony rellene la otra mitad? ¿Quizás habría un vacío de alma que él ocuparía?"

Emily miró a Jared, y luego de vuelta a Joyce, "¿Media alma? ¿Un vacío de alma?"

"…¿sí?" Joyce se encogió de hombros.

Emily asintió: "Eso suena razonable. Quiero decir, no lo hace, pero es lógico."

Jared también asintió con la cabeza y se sentó: "Sí, eso tiene sentido. Excepto que… ¿cómo podríamos meter la mitad de un alma en una de esas cosas?"

"Haremos lo que hicimos cuando le enviamos cosas a Tony. Ponemos un traje con toda el alma y luego lo matamos a medias", explicó Emily.

"Y luego matamos ambas almas una vez que estén en el traje, y luego las sacamos del robolimbo", dijo Joyce.

"Espera, ¿cómo vamos a meter las almas en el cuerpo?" Preguntó Jared.

Emily se sentó de nuevo, "Estoy como, 90% segura de que se hará obvio una vez que veamos cómo se ve dentro del espacio conceptual. Las cosas tienen perfecto sentido en el otro lado, o no lo tienen en lo absoluto."

"Entonces, ¿quién va a entrar?"

Emily y Jared se callaron. Todo el mundo sabía que iban a llegar a ese punto. Si iban a intentarlo, alguien tenía que ser el sujeto de prueba. Alguien tendría que contar con que esto es "esencialmente correcto". O estar dispuesto a quedarse con Tony por… posiblemente para siempre.

"Lo haré", dijo Joyce.

"¿Segura?" Jared preguntó.

"Segura. Es mi hermano, después de todo."

Jared empujó a Emily a un lado para poder volver a su ordenador. Emily no dejaba de mirar a Joyce.

"¿Estás bien, Emily?"

"Yo… quiero decir, no realmente. Pero yo solo… No lo sé. No quiero que me dejen sola otra vez."

"¿Sola?"

"Bueno… Sé que estás dispuesta a afrontar las consecuencias de este fracaso pero no sé si yo puedo. Quiero decir, no te estoy deteniendo. Deberías ir tras él si quieres. Yo solo, bueno, estoy siendo yo. Estoy siendo egoísta".

Emily se quedó mirando sus zapatos. Joyce puso sus manos sobre los hombros de Emily.

"Emily".

"¿Qué?".

"Voy a volver. Lo prometo."

Emily miró hacia arriba otra vez. Las dos se miraron fijamente unos segundos más antes de que Jared se diera la vuelta desde su ordenador.

"Muy bien, Joyce. Te espera un nuevo cuerpo de robot en una semana. Me las arreglé para conseguirte uno barato porque, bueno, la gente me debe favores."

"Gracias Jared. Estoy deseando que llegue".


Ring. Ring.

Click.

"¿Hola? Este es el portafolio de credenciales Skylar. ¿En qué puedo ayudarle hoy?"

"Me gustaría vender al mínimo mis acciones en Black Moon LLC."

"Un momento".

.

.

.

"Hola, soy Greg Kirklan, secretario del O5-4."

"Hola, soy Erica Dunders de contabilidad del Sitio-34. ¿Podría indicarme cómo llegar al O5-4?"

"Me temo que está ocupado en este momento. Su reunión diaria con el resto del consejo no termina hasta dentro de tres horas".

"Esto es muy importante. ¿Podría decirle que… qué tan segura es esta línea?"

"Este es el Comando Overwatch. Y antes de que lo pregunte, probablemente tengo una autorización de seguridad más alta que la suya. Conozco la agenda diaria de un supervisor".

"Bien, bien. Bueno, si usted puede, dígale a Cuatro que su proyecto favorito de hace cien años parece haber sido reactivado. No creo que el sitio-2718 siga vacío".

"Un momento."

.

.

.

"Dice que estará con usted en dos minutos. Solo necesita acceder a su línea personal en la oficina".

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License