Grandes Cambios
Puntuación: -4+x

Durante siglos, la Fundación SCP permaneció oculta de la opinión publica, protegiendo a la humanidad desde las sombras. Si de mantenerse ocultos se trataba, ellos eran los mejores. Al no tener que lidiar con la población civil podían centrarse en su propósito: asegurar, contener y proteger; y si alguien trataba de ponerlos en evidencia o terminaba recibiendo dosis casi letales de amnésticos o se volvía alimento para 682. Y esto era respetado por la mayoría de las organizaciones que sabían de la Fundación. Pero un día todo cambió.

Ese día el consejo del O-5 fue convocado a una reunión urgente. Pero no fueron los únicos: al llegar a la sala de juntas, el Doctor Bright, el Doctor Clef y el Doctor Kondraki, entre otros, estaban presentes. En las pantallas había un representante de cada una de las ramas de la Fundación, desde la hispana hasta la coreana. Cuando todos se encontraban por fin reunidos, O5-4 tomó la palabra. Lo que dijo fue tan extraño que por un momento nadie le creía, pero esa incredulidad pronto desapareció al entrar el representante de las Naciones Unidas a la sala de juntas.

Nadie podía creer lo que estaba pasando, parecía una pesadilla. Pero era muy real. La ONU llego a la conclusión de que, si querían proteger al mundo, necesitaban de la ayuda de una organización capaz de lidiar con aquellos problemas relacionados con objetos anómalos. La COG no se daba abasto, y a la UdII nadie la tomaba enserio. La única organización capaz de lidiar con ese tipo de problemas era la Fundación SCP, así que se decidió que ésta seria la encargada de proteger al mundo de aquello que no comprende. El problema era que para hacerlo tendrían que darse a conocer. Esto preocupo a mas de uno. Por un lado, la Fundación recibiría el apoyo de todos los gobiernos, por lo que ya no habría mas problemas a la hora de contener los objetos, además eso significaría un ahorro de tiempo y dinero gastados en tratar de ocultar todo rastro de la Fundación.

Pero por el otro, estarían en el ojo del huracán. Si de por sí tenían que enfrentarse a los constantes ataques de la Insurgencia y de la Mano de la Serpiente, ahora serian el blanco de organizaciones terroristas o de grupos que piensen que lo que hacen es "inhumano". Estas y otras inquietudes se pusieron sobre la mesa, y una a una fueron descartadas. Al final del día todos se habían dado cuenta de que la mejor manera de proteger al mundo, y a la Fundación, era salir del anonimato. Aunque al principio dudaron, pronto los O-5 dieron su respuesta: "SÍ".

Los cambios empezaron casi de inmediato:

La COG entrego todos sus documentos, y sus objetos, a la Fundación, para luego disolverse.

La UdII fue absorbida; ahora recibirían el respeto que se merecen.

La Mano de la Serpiente encabezó las listas de búsqueda en todo el mundo, al igual que la Iglesia del Dios Roto.

Los miembros de la Insurgencia fueron detenidos y juzgados por "crímenes contra la humanidad", y las anomalías que estaban en su poder pasaron al de la Fundación. Aunque al principio la existencia de una organización dedicada a contener anomalías causó gran controversia entre el publico, pronto la gente lo tomó como algo normal. Esto benefició en gran manera a Marshall, Carter & Dark LTD. y al Doctor Wondertainment, quienes ahora podrían comerciar con sus productos, siempre y cuando cumplieran con las normas de distribución establecidas por la Fundación. La Fundación creció en todos los sentidos. Se abrieron nuevos sitios, mas países permitieron la entrada de equipos de contención. También hubo cambios por dentro. El consejo del O-5 designó a un representante de cada rama de la Fundación para formar el Comité de Asuntos Exteriores. Este comité, a cargo del doctor Seraphine, de Francia, era el encargado de convencer a los gobiernos de dejar que las fuerzas de la Fundación entraran en sus territorios. También se creo el Comité de Mercadotecnia, encargado de mostrar lo mejor de la Fundación al mundo, se volvió común ver al doctor Bright o al doctor Von Braun en la televisión diciendo- "¡La Fundación te necesita!". No todo fue solo alegría, también hubieron muchos problemas, tanto internos como externos; por ejemplo, los ataques hacia la Fundación se incrementaron, tanto por grupos rivales como por grupos terroristas y Green Peace. Een una ocasión Green Peace irrumpió en las instalaciones del Sitio-14 liberando a SCP-ES-085; murieron 30 personas y hubo que matar a la bestia. Ya que no era necesario el uso de amnésticos, cada vez que había una brecha el mundo se enteraba, como cuando un brote de SCP-008 apareció en Londres, o la vez que SCP-682 ataco Praga. Otro de los cambios favoreció al cumplimiento de las leyes, ya que, aunque derechos humanos lo considere como "cruel e inhumano" todos los delitos eran castigados de modo… bueno, tal vez sí sea algo cruel dejar que SCP-173 le rompa el cuello a alguien solo por que robó un auto, pero bueno, por lo menos ahora la gente lo piensa dos veces antes de quebrantar la ley. Los cambios fueron muchos, algunos muy buenos y otros malos, pero llegaron a tiempo, porque la Fundación necesitaría todo el apoyó posible para lo que se avecinaba…

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License