Los Funerales son Divertidos
Puntuación: 0+x

Mi hermano Ross murió hace una semana en un extraño accidente que involucró a un loris lento. Resulta que están relacionados con los monos y son venenosos. ¿Quien sabe? Nunca supe que a Ross le gustaban los loris lentos, de todos modos. El médico dijo que recientemente hubo una erupción de ataques de loris lentos, lo cual es extraño, porque de lo contrario son como perezosos.

De todos modos, Ross murió y toda la familia se reunió para el funeral. Todo el mundo estaba triste, ya sabes, como se supone que debes ser. Ross nunca fue el favorito de la familia, siempre un poco raro, pero como sea, la familia es familia, y él era joven. Su cofre estaba abierto. La funeraria realmente hizo un gran trabajo limpiando a Ross. No puedo creer que realmente se haya ido. ¿Los loris lentos son nativos de Boston?

Así que, sí, todo el mundo estaba en estado de shock, pero las cosas mejoraron por el elogio. Lo recuerdo claramente: "Ross. Era un saco triste, con el tiempo. La vida era toda la presión de la reforma y el bolso. Piensa, por un momento, en las vísceras que dejo y en la poderosa piel pegajosa que consiguio. ¿Era esto un hombre iracundo? ¿De ricina alícuota? ¡No! Ross conocía el secreto envoltorio de una vida plena. De hecho, recuerdo cuando él y yo y ellos y él fuimos todos al lugar de estremecimiento y había demasiado malvavisco. Grasa de sebo. Todos nos encogimos y nos lamentamos, ¿pero Ross? ¡No señor, el simplemente abrio las pústulas y boom! ¡Úlceras esofágicas para todos!

Oh, ese primo Johnny. Siempre como un disturbio. Al final de eso, todos estábamos en suturas. Después de un discurso como ese, apenas podía mantener una cara seria mientras caminaba hacia el ataúd, tomaba el cuchillo, cortaba mi muñeca y sangraba por Ross.

Cuando terminé, le pasé el cuchillo a la tía Bridget y miré a Ross por última vez. Fue entonces cuando noté algo raro. Su intestino estaba comenzando a expandirse. Me quedé para ver cómo este bulto en el vientre de Ross comenzó a reventar a través de su esmoquin, todo morado y palpitante.

En el medio del turno del tío Earl para sangrar, ese crecimiento se rompió, rociándonos a Earl, a mí y al padre O'Reilly y Johnny en una verdadera mezcla pálida que era mitad sangre, mitad pus. ¿Sabías que el bazo es el hogar de hasta la mitad de todos los linfocitos en el cuerpo? Yo no. Todavía no. No estoy seguro de por qué dije eso. De todos modos, el bazo de Ross se rompió y nos roció a todos. Un par de tentáculos emergieron del bazo de Ross y comenzaron a agarrar las bisagras de metal en el ataúd y el cuchillo. Acero, hierro, los tentáculos agarraban cualquier cosa hecha de hierro y comenzaron a convertirlos en pequeñas latas. Ross, desde el ataúd, todavía muerto, aparentemente, dijo: "¡Siempre recicla tu hierro!"

Johnny solo miró a Ross. Él no esperaba esto. Quiero decir, ¿quién podría?

Nos preguntábamos cómo terminaríamos de sangrar para Ross sin el cuchillo cuando el resto de nosotros comenzó a desarrollar dolores en nuestro lado izquierdo. Pronto, el bazo de todos se rompió y rociaron sangre. Bueno, eso solucionó el problema del cuchillo, incluso si esto realmente nos estaba volviendo locos. Todos excepto Johnny, que estaba parado allí, tratando desesperadamente de restaurar el orden en todo el maldito desastre en el que se había convertido todo. Empezó a regurgitar prematuramente su sangre y pulpa de madera en el ataúd, antes de que Livvy y Amelia pudieran agregar su sangre al ataúd. Los tentáculos del bazo de Ross comenzaron a sorber los fluidos de Johnny como si fuera un batido o algo así.

Johnny estaba angustiado. No había forma de llenar el cofre ahora. Además, todos estaban sangrando a sus lados y haciendo un desastre en la iglesia. Todos estábamos bastante confundidos. Por lo tanto, supongo que es por eso que nadie se dio cuenta cuando este humano ensangrentado, con un traje londinense y polainas, salió de la cavidad abdominal de Ross.

Al salir del cadáver, el arruina fiestas se limpió la sangre de la cara y amigo. Amiiiiiigo. Fue ese chico de todos los shows. Ya sabes, ese tipo. Acabamos de tener una estrella de televisión en el funeral de Ross. Él gritó: "¡Sonríe y ríete!" ¡Él se acercó al tabernáculo y lo abrió para revelar una cámara oculta! Luego, se acercó a la tía Maureen, se llevó un dedo a la nariz y sacó otra cámara. ¡Dios mío, estuvimos en un espectáculo de bromas todo este tiempo! ¡Eso es lo que estaba pasando! Todos comenzamos a reír. Esto fue demasiado, y sabes que Ross lo hubiera querido de esta manera.

Bueno, el primo Johnny no se estaba riendo. Él solo estaba perplejo. Siempre a tenido un extraño sentido del humor, Johnny. Él solo emitió un fuerte chillido y dejó el escenario/iglesia.

El locutor cerró con "¡Bazos! ¡Almacenando sangre, reciclando nutrientes, produciendo linfocitos y haciendote reír! En el pasado se asociaron con la melancolía, pero no proporcionan más que alegría y regocijo. ¿Hay algo que este órgano tan descuidado no pueda hacer por nosotros? ¡Esperamos que hayas disfrutado de una buena carcajada profunda y que hayas tenido la oportunidad de desahogar tu bazo! ¡Apacienta tu risa! ¡Ven a reírte con nosotros! ¡Y recuerda, REIR ES DIVERTIDO!"

Había olvidado lo divertidos que son los funerales. Deberíamos tenerlos más a menudo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License