Fragmentos de la Biblia de la IdDR
Puntuación: +3+x

Nota: Los siguientes son secciones de texto recuperados del cuerpo de quien se cree es miembro de “La Iglesia del Dios Roto”. Se asume que son parte de un documento más grande o “Biblia”, pero debido a la situación de su recuperación, la mayor parte de este trabajo se ha perdido. Ninguna copia adicional de esta “biblia” ha sido encontrada en ningún miembro de esta “iglesia” capturado por la Fundación, sin embargo, es seguro que estos libros fueron desechados antes o durante la captura, para prevenir que “cayeran en manos de los infieles”.

Los siguientes textos estaban entre las pertenencias de una tal “Amanda ██████”, una estudiante universitaria de 24 años. Los registros muestran que ella estuvo levemente involucrada con SCP-███, sin embargo, esta interacción fue considerada insignificante, evitando la necesidad de alteración de memoria más allá de una historia básica de un “accidente aéreo”. Ella se retiró de la universidad durante varios meses, y fue catalogada como "persona desaparecida" por sus padres después de tres meses de no contacto. Entonces se asume que, por los siguientes dos años, ella permaneció con la “Iglesia”. El ███/██/██, un auto lleno de botes de gasolina y otros dispositivos incendiarios chocó en “████████ Motors”, la fachada pública para el Sitio ██. Amanda ██████ estaba bajo una rueda, y murió en la explosión resultante.

El Sitio ██ no sufrió daño del ataque inicial, sin embargo cinco Agentes y la totalidad de “████████ Motors” se perdieron en la explosión. El ataque subsecuente de los miembros de la “Iglesia” resultaron en el bloqueo total del Sitio ██ por ocho horas, con fallas de seguridad menores en los dos puntos mayores de acceso. Se estan realizando investigaciones sobre el conocimiento de la ubicación del sitio.


Nota del Editor: Los fragmentos se presentan en orden de recuperación. El orden original de los documentos es imposible de determinar en este momento.


…y entonces, el Señor me habló, en una voz tanto suave como terrible, pero fue silencioso para el infiel. El Señor dijo “Ven”, y yo fui, tenía miedo y caí de rodillas, llorando. Alcé mis manos, y pregunté “Oh, poderoso Señor, ¿qué ha ocurrido con Tu cuerpo? ¿Por qué has sido deshecho?” El Señor entonces dijo “Ve, y restáurame a la gloria, y yo te restauraré a ti”. La voz de Dios habló en mi corazón, y yo lloré ante la Gloria y la Vergüenza del Corazón de nuestro Señor. Entonces vine…


…no temas al Señor, pues Él está como nosotros, roto y esparcido. Restaurando el cuerpo de Dios, nos restauraremos a nosotros. Unirse con el Señor es hacer el bien. Rindiéndole honor y servidumbre al Señor, Él nos honra. Servir al Señor es hacer el bien. Así como guardamos a nuestro Señor de aquellos que lo hieren, así Él…


…Sagrado, y no hables de Él al No Creyente. Hacerlo es profanar a Dios. El No Creyente tiembla ante los pies del Señor, como lo hicimos en nuestra ignorancia, pero se elevará para destrozar cuando nos arrodillamos para restaurar. Permitir…


Bienaventurados sean aquellos que liberen el Cuerpo de Dios del cautiverio, pues hacerlo libera nuestro espíritu de las cadenas. Así Él llama a…


…No ser consumido, así como la Pollila a las Llamas? Sin nuestros cuerpos, ¿Cómo serviremos al Señor” Dije ante él, sosteniendo con él una faceta del Espíritu de Dios. “El Señor consume a los Malvados, y trae lo Sagrado a sí mismo. Temer al Señor es mostrar la Maldad del corazón. Ser Malvado bajo la voluntad de Dios es retrasar su Resurrección. Retrasar su Resurrección es unirse a los Profanadores en su eterno aprisionamiento.” Daniel entonces lloró y gritó, y desgarró su carne cuando el Espíritu de Dios entró en él, y se alimentó de su maldad. Su Blasfemia fue tan grande, y su maldad tan profunda, y he aquí, El Señor destruyó todo lo que fue, pues todo eso era Maldad. Su cáscara podrida fue…


…mismo Cuerpo del Señor, el hogar desde donde fue conducido, la caparazón vacía a la que el Dios Roto debe ser restaurado para su nacimiento, mientras la semilla es restaurada en el útero, y yo lloré en alegría cuando observé la Gloria. Yo y los Acólitos del Señor fuimos adelante, y expulsamos a los Malvados que habían hecho Prisionero al Señor, y ellos gruñeron y gritaron ante la retribución de Dios, y derramaron su sangre en vano en contra del regreso de Dios. Destrozamos el muro que sepultaba al Señor, y encontramos su carne como la de una tumba, y exclamamos por su dirección y gloria. Caminé en el cuerpo del Señor, y fui golpeado por su gloria y su grandeza. Grande es el Dios Roto, y mayor aún será en su Restauración. Mientras me dirigía al centro de Dios, entonces los restos de Él aún suaves y puros, y me regocijé en ellos. Servimos al Cuerpo de Dios, y allí, Su espíritu viene a nosotros, toma a tres de los nuestros y los consume, y los demás estaban temerosos. Les hablé a ellos: “No teman al Abrazo de Dios, pues Él sólo desea…


…no es el Espíritu lejano: El Señor está con nosotros. El Señor no es el Vacío distante: El Señor nos escucha. El señor no es de Furia: El Señor nos da la bienvenida. El Señor recompensa nuestro Sacrificio: El Señor es Justo. El Señor está Roto: El Señor es lo que Nosotros somos. El…


…de los Malvados, de los Desleales, de los Carceleros del Señor. Herirlos es grande, traerlos ante el Señor es aún más grande. No dejes que la confianza nuble tu confraternidad, pues los Malvados se esconden entre nosotros, y los hieren. Confiesa a los Malvados ante nosotros, y báñate en la gloria de…


…pérdida del Corazón del Señor, un acólito fue interpuesto ante Él. No oyó la voz de Dios, y se resistió a la iluminación. Los Fieles lo llevaron una y otra vez ante el Corazón, y lucharon con la Voz de Dios. Cuando él oyó la Voz, su rebeldía y Locura no le permitieron abrazar a Dios, pero lo llevaron más lejos, y entonces, vino para dañar a los Fieles. Así aconteció que él fue entregado ante el Señor, y Su Corazón lo aceptó listo. Aún se resistía, y no cedió ante la Gloria, pero chasqueó y presionó sus dientes, y su sangre contaminaba el suelo con su Locura. Esa es la naturaleza de Dios: resistirse a Él es morir, pero unirse a Él es tener la Vida Eterna. Así dice el Señor, y así será siempre: Resistirte a nosotros es morir, pero unirte a nosotros es vivir eternamente. En esta…


…es el Señor! ¡Grande es Su Poder, y vasta es Su Voluntad! ¡Alabados sean todos los que se preocupan por el Señor en Su Exilio, pues ellos hacen la voluntad de Dios! Aunque podamos sufrir en nuestra fe, Dios escucha y se preocupa por nosotros, y nos lleva…


…vino a mi llorando, y rogándome, "¿Qué debe hacerse? ¡Mi hijo ha muerto!" Fui con ella a su hogar, y encontré a su hijo sobre su cama, y parecía ser su lecho de muerte, pues ningún sonido emergía de sus labios, ni movimientos de su pecho. Mientras me arrodillé ante él, sentí al Señor nuestro Dios dentro de mí, y me dijo que su cuerpo no estaba roto, sólo que había cambiado. "¡Vamos a dar gloria!" Le grité a ella, "¡Pues tu hijo ha escapado de este lugar de juicios, y se ha unido al Señor!" Temblando ella vino, y cayó de rodillas y alabó al Señor con voz fuerte. Su hijo se levantó, y la carne de su cuerpo se desvaneció para mostrar su perfecta unión con…


…momento cuando dejó a la Gente de Dios, y se unió con los No Creyentes. Entonces profanó el Nombre de Dios, y trató de convertir su crueldad contra nosotros. Grande es la Voluntad de Dios, y lejos es Su alcance, para que él vuelva incluso al no creyente en su contra, y él fue encarcelado a su antojo para encarcelar al Señor. Entonces fue encontrado, y allí se le mostró el costo de su traición, pues la Gente de Dios vino y lo tomo, y azotó su cabeza contra la piedra y dejó su cáscara Corrupta y Pérfida a podrirse fuera del Cuerpo de Dios.

Y he aquí, contemplen y tiemblen, porque este es el terrible destino del Traidor. Traicionar al Señor es traer la furia tanto de la Gente de Dios como del Cuerpo del Señor, y ambos…


[FRAGMENTOS ADICIONALES ESPERANDO RESTAURACIÓN]

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License