SCP-6500 Fragmento 11
SCP-6500 Fragmento 11
By: EthanHansonEthanHanson
PUBLISHED: 26 Apr 2022 18:45
/* source: http://ah-sandbox.wikidot.com/component:collapsible-sidebar-x1 */
 
#top-bar .open-menu a {
        position: fixed;
        top: 0.5em;
        left: 0.5em;
        z-index: 5;
        font-family: 'Nanum Gothic', san-serif;
        font-size: 30px;
        font-weight: 700;
        width: 30px;
        height: 30px;
        line-height: 0.9em;
        text-align: center;
        border: 0.2em solid #888;
        background-color: #fff;
        border-radius: 3em;
        color: #888;
}
 
@media (min-width: 768px) {
 
    #top-bar .mobile-top-bar {
        display: block;
    }
 
    #top-bar .mobile-top-bar li {
        display: none;
    }
 
    #main-content {
        max-width: 708px;
        margin: 0 auto;
        padding: 0;
        transition: max-width 0.2s ease-in-out;
    }
 
    #side-bar {
        display: block;
        position: fixed;
        top: 0;
        left: -20em;
        width: 17.75em;
        height: 100%;
        margin: 0;
        overflow-y: auto;
        z-index: 10;
        padding: 1em 1em 0 1em;
        background-color: rgba(0,0,0,0.1);
        transition: left 0.4s ease-in-out;
 
        scrollbar-width: thin;
    }
 
    #side-bar:target {
        left: 0;
    }
    #side-bar:focus-within:not(:target) {
        left: 0;
    }
 
    #side-bar:target .close-menu {
        display: block;
        position: fixed;
        width: 100%;
        height: 100%;
        top: 0;
        left: 0;
        margin-left: 19.75em;
        opacity: 0;
        z-index: -1;
        visibility: visible;
    }
    #side-bar:not(:target) .close-menu { display: none; }
 
    #top-bar .open-menu a:hover {
        text-decoration: none;
    }
 
    /* FIREFOX-SPECIFIC COMPATIBILITY METHOD */
    @supports (-moz-appearance:none) {
    #top-bar .open-menu a {
        pointer-events: none;
    }
    #side-bar:not(:target) .close-menu {
        display: block;
        pointer-events: none;
        user-select: none;
    }
 
    /* This pseudo-element is meant to overlay the regular sidebar button
    so the fixed positioning (top, left, right and/or bottom) has to match */
 
    #side-bar .close-menu::before {
        content: "";
        position: fixed;
        z-index: 5;
        display: block;
 
        top: 0.5em;
        left: 0.5em;
 
        border: 0.2em solid transparent;
        width: 30px;
        height: 30px;
        font-size: 30px;
        line-height: 0.9em;
 
        pointer-events: all;
        cursor: pointer;
    }
    #side-bar:focus-within {
        left: 0;
    }
    #side-bar:focus-within .close-menu::before {
        pointer-events: none;
    }
    }
}


CREDENCIALES VERIFICADAS. BIENVENIDO, O5-13.
CONFERENCIA DEL CONSEJO O5 EN CURSO. ASISTENCIA: OBLIGATORIA

INICIANDO ENLACE NEURAL…
SECUENCIA DE DATOS AJUSTADA DE ACUERDO AL PROTOCOLO SEXTO SOL


SCP-6500-31.jpg


SCP-6500-32.jpg

RÉQUIEM DEL PARIA

Parpadeas al despertar, desorientado por la sensación de haber sido transferido a este cuerpo. Tomas nota de tu entorno a medida que tu percepción de la realidad se fortalece - mesa marrón, silla negra, paredes grises. Respirando profundamente, pones las manos en la superficie de caoba que te resulta familiar; un cartel dorado te permite ver "O5-13: EL MEDIADOR".

La placa es una de trece, colocadas de forma equidistante sobre la mesa elíptica, cada una de ellas acompañada por el cuerpo del concejal correspondiente. Le echas un vistazo a sus rostros (según el caso) para ver cómo entran los rezagados. Sentado al otro lado de la mesa está O5-6, que deja escapar un resoplido.

A tu izquierda, el Presidente pregunta:

—¿Pasa algo, Seis?

—Nada que no hayas oído antes, Uno. Es ridículo que tengamos que estar aquí.

—Es importante mantener la tradición, —advierte—. Se lo debemos a nuestros predecesores.

—Si nuestros predecesores hubieran tenido la opción de asistir a conferencias como eficientes formas de pensamiento digital, creo que tendríamos una tradición diferente. —Se echa hacia atrás en su silla, tamborileando rítmicamente sus dedos contra la mesa—. Es un desperdicio de buenos cuerpos clonados.

Más a tu izquierda, una voz digitalizada interviene.

FUNDACIÓN PARA LO ANÓMALO, DOCUMENTO FUNDACIONAL, DECLARACIÓN CINCO, —zumba, transmitiendo desde una gran máquina cilíndrica—. LÍNEA SETENTA Y CUATRO: EL PERSONAL O5 ESTÁ OBLIGADO A ASISTIR FÍSICAMENTE A TODAS Y CADA UNA DE LAS REUNIONES DEL CONSEJO COMPLETO.

Seis se burla.

—Es fácil para ti decirlo. ¿Cuándo fue la última vez que saliste de esta habitación?

IRRELEVANCIA DETECTADA. —El tercio superior del cilindro de O5-2 se gira hacia el Presidente—. EL CONSEJO SE ENCUENTRA EN PLENO. ¿PERMISO PARA PROCEDER?

O5-1 se inclina hacia adelante, cogiendo una tableta de trabajo proporcionada por la Fundación y un lápiz táctil.

—Sí, empecemos. —Tú y varios más siguen su ejemplo, examinando el itinerario de la reunión.

COMO ARCHIVISTA PRINCIPAL DE LA FUNDACIÓN, EN PRESENCIA DE LA PRESIDENCIA, LLAMO AL ORDEN A ESTE CONSEJO. QUE CONSTE EN ACTA QUE TODOS LOS CONCEJALES ESTÁN PRESENTES Y EN PLENO USO DE SUS FACULTADES MENTALES. LA FUNCIÓN DE ORADOR SE DELEGA EN AL PRESIDENTE.

—Como presidente actual de la Fundación, —recita O5-1—, confirmo lo dicho anteriormente y doy comienzo a la Conferencia #X-2737B del Consejo O5. —Su aburrimiento se hace patente por la similitud de su voz con la de O5-2; una monótona secuencia pregrabada de sílabas—. El primer punto de nuestro itinerario es una revisión de sentencia solicitada por el Departamento Judicial Interno. —Mientras él continúa, tú miras hacia tu tableta:

Tus ojos no son los únicos que se abren de par en par mientras lees. El Consejo había sido informado de este suceso y de su autor poco después de que ocurriera, aunque no del porqué ni del cómo. La lista de acusaciones no es inusual, aunque era especialmente raro que el acusado no hubiera sido identificado.

—El perpetrador posee un notable catálogo de habilidades anómalas y mejoras físicas con las que entró de forma encubierta a una instalación de la Fundación. A continuación, se hizo pasar por un Investigador Jefe y presentó una propuesta de proyecto para adquirir a SCP-6500-α-Bastón. Con ello, consiguió el control de los objetos SCP-6500-α restantes y los utilizó con la intención declarada de provocar la disolución de la Fundación. —Vuelves a sorprenderte, porque O5-1 parece no inmutarse ante la gravedad de su última afirmación.

—Por sus crímenes, el Tribunal Superior lo ha condenado a la ejecución. Sin embargo, como las capacidades del perpetrador imposibilitan los métodos típicos de ejecución, el Consejo debe revisar la sentencia para buscar una alternativa adecuada.

El Presidente asiente a O5-2, que empieza a hacer clic y zumbar en respuesta. De repente, la pared del fondo empieza a cambiar, y la enorme pantalla se convierte en una ventana a otro espacio. Miras a una cámara de color negro oscuro, que te impresiona por su inmensidad, mientras una figura solitaria se enfoca. Una suave luz azul ilumina al sujeto; mejor dicho, ilumina la masa de ataduras que lo ocultan - la figura está suspendida en el aire, con cada uno de sus seis miembros atrapados en enormes candados de acero.

—Este individuo afirma ser O5-0, un miembro no oficial del Consejo Fundador y, como todos ustedes saben, el primero en plantear la hipótesis de SCP-6500 dentro de la Fundación. Se negó a defender o negar sus acciones, de cualquier manera, ante el Tribunal, y sospecho que ahora dirá poco. —Coloca su tableta en la mesa de trabajo mientras habla, reclinándose en la silla presidencial—.Se delega ahora el papel de Orador a O5-2 para facilitar los procedimientos posteriores.

DE ACUERDO CON EL PROCEDIMIENTO ESTÁNDAR, LOS CONCEJALES PODRÁN DIRIGIR PREGUNTAS AL ACUSADO, TRAS LO CUAL LAS RESPUESTAS SERÁN FILTRADAS EN BUSCA DE CONTENIDO COGNITOPELIGROSO Y TRANSMITIDAS A TRAVÉS DE MIS SISTEMAS. SE DEJA EL PAPEL DE ORADOR PARA LA DISCUSIÓN.

Un hombre joven con el pelo negro azabache y brillante golpea sus nudillos contra la mesa, llamando tu atención con dos breves golpes.

—Voy a empezar: No veo ningún problema en tratar al perpetrador como una anomalía humanoide de alta amenaza por ahora. Parece que no tenemos problemas para contenerlo y, si SCP-6500 sigue su curso, acabará perdiendo sus capacidades anómalas. Entonces podrá ser ejecutado.

—¿En serio, Cuatro? —O5-6 se burla—. ¿Quieres retrasar la restauración de todo el mundo anómalo y arriesgarte a darle a este criminal exactamente lo que quiere?

—Ni siquiera estamos seguros de las capacidades totales de estos artefactos todavía - las pruebas aún tienen que mostrar la anulación del Evento. Es posible que solo detengan o ralenticen el fenómeno - sabemos que éste es el caso de SCP-6500-α-Corazón.

—Si lo anómalo - y, por tanto, la Fundación - estuviera condenado de todos modos, ¿qué sentido tendría ejecutar a este individuo? Habría perdido el poder de dañar a la Fundación, e incluso sería inútil si no lo hiciera.

Otros dos golpes repiquetean contra la mesa, originados por una mujer corpulenta de pelo plateado en cuya placa se lee: "O5-9: LA ORÁCULO". Ella abre los ojos para revelar una esclerótica gris nublada, sin iris ni pupilas visibles. Si alguien fuera capaz de entender la naturaleza de los artefactos, se los dice por telepatía, ¿no sería este individuo?

Cuatro y Seis intercambian una mirada antes de volver a mirar a Nueve. El Presidente responde en su lugar:

—Sí, así es. Sin embargo, se ha negado a responder a las preguntas pertinentes.

Me gustaría intentarlo, replica, girándose para dirigirse a Dos. Abre la comunicación con el prisionero.

Hay una pausa y el crepitar de la estática antes de que Nueve continúe.

—Prisionero, —habla ahora, con un tono áspero pero firme—. Estás ante una conferencia del Consejo para revisar tu sentencia. Debes saber que tu cooperación puede influir en tu sentencia.

Al cabo de unos instantes, la figura asiente lentamente; intenta moverse a pesar de sus ataduras, con su par de brazos inferiores estirados unas pocas pulgadas por detrás. Puedes ver su rostro, lo suficiente como para darte cuenta de su incomodidad.

—Si eres quien dices ser, —continúa Nueve—, es lógico que tengas un gran conocimiento de los artefactos anómalos que intentaste utilizar. El Consejo desea conocer la naturaleza de estos artefactos; ¿qué sabes de sus capacidades y de su papel en la prevención de SCP-6500?

Los labios del sujeto comienzan a moverse sin sonido. Pasan unos instantes mientras se analiza su respuesta en busca de peligros, antes de ser transmitida por los altavoces de O5-2.

—La Madre Tierra proporciona herramientas a los que luchan en su nombre, —tararea en voz baja.

Ves a Seis poniendo los ojos en blanco, al igual que Doce, que hace le un gesto inquisitivo al primero. Antes de que pueda replicar, Diez golpea la mesa con una mano de seis dedos.

—Este Consejo no se dedica a resolver acertijos, prisionero, —advierte—. Por favor, explícate.

La figura sonríe antes de volver a hablar. Una risa seca precede a su explicación:

—Los artefactos son elementos del mundo Natural, imbuidos del poder necesario para restaurarlo; el mundo Natural no incluye la Fundación. No puede hacerlo.

—Nosotros protegemos ambos, tanto el mundo anómalo como el mundo fuera del Velo, —insiste el Presidente—. Nuestros objetivos no son egoístas. Solo neutralizamos cuando es necesario o ético. Nuestra noble búsqueda necesita el "mundo Natural" y su prosperidad.

—Ah, tú debes ser Uno, —escupe el prisionero—. Suenas igual que tu padre, regurgitando todas las frases autojustificativas que la Fundación siempre ha utilizado.

Hay una pausa. O5-1 se aferra a la mesa con una ferocidad que no reconoces.

—Te debes dirigir al Consejo con respeto. Esta será tu única advertencia.

—Mis disculpas, —responde, rozando la falta de sinceridad—. Sin embargo, mi punto se mantiene. Los artefactos pueden mantener a raya al Impasse, durante un tiempo, pero no resolverán la raíz de la enfermedad.

Seis da golpecitos a la mesa.

—¿Y esa es…?

Un silencio llena la sala. El Presidente intercambia una mirada con la Oráculo, antes de volverse hacia el prisionero, cuya risa crece para sustituir el vacío.

—¿De verdad no se los ha dicho? Oh, esto es magnífico.

El Consejo se vuelve poco a poco hacia su Presidente, que se dirige a ellos de forma vacilante.

—Como estoy seguro de que ya saben, los datos relacionados sugieren una correlación entre nuestros esfuerzos de contención y SCP-6500, por eso sus procedimientos de contención.

—Eres un cobarde, —afirma el prisionero con toda naturalidad—. Vamos, diles.

O5-3 le hace un gesto a su líder.

—Uno, ¿qué demonios está pasando aquí?

—La correlación, eh… es más fuerte de lo que habíamos pensado en un principio.

No podemos evitar esto por más tiempo, Uno. Debe ser resuelto ahora.

Seis mira fervientemente entre los dos.

—Será mejor que alguien empiece a hablar con sentido común, ahora mismo.

—La Fundación es la causa, —interrumpe el prisionero—. La única causa. Cada vez que encierra una anomalía, cada vez que realiza una prueba o publica un documento, roba los elementos Naturales y aplica sus entendimientos y definiciones artificiales - ahogan la magia de la realidad. —Suspira, relajándose contra sus ataduras una vez más—. Una Fundación que asegura y contiene es incompatible con lo anómalo.

Todas las miradas de la sala se dirigen poco a poco a O5-1, que se niega de forma contundente a recibir sus miradas.

Respiras hondo, viendo cómo la comprensión se apodera del resto.

—Tienes que estar bromeando, —resopla Seis—. ¿Cómo mierda has podido, Uno?

—¡Ni de lejos iba a arriesgar esta Fundación en pos de las anomalías que juramos contener! —El Presidente acentúa su declaración con un golpe en la mesa—. Yo… nosotros… tenemos un legado que mantener, y obligaciones que cumplir.

Diez da golpecitos a la mesa, como si no hubieran pasado el límite de la formalidad.

—Espera, espera - solo para asegurarnos de que todos entendemos esto, ¿estás diciendo que nuestras opciones son sentarnos y ver cómo los fenómenos anómalos se extinguen, o disolvernos para poder, en cambio, sentarnos y ver cómo los fenómenos anómalos destruyen a la humanidad?

—La humanidad existía mucho antes de la Fundación, —dice el prisionero—. Se dicen a sí mismos que están previniendo innumerables apocalipsis y catástrofes incalculables, pero están impidiendo el cambio. Impiden los efectos entrópicos del mundo Natural sobre el artificial y, al hacerlo, provocan la entropía acelerada de lo Natural.

—Incluso si la humanidad pudiera coexistir de forma segura con lo anómalo, sin organismos reguladores…

—No lo entiendes. La regulación es diferente a la contención.

—Explícate.

La figura se inclina hacia delante.

—Concejales, su intrépido líder busca prolongar nuestra crisis indefinidamente; no quiere que lo anómalo muera ni que prospere, porque cualquiera de las dos opciones resulta en la muerte de su Fundación.

El Presidente se enfada.

—Tú, insolente-

—Cállate, Uno, —dice Cuatro.

—Ahora tienen una opción, —continúa el prisionero—. Pueden seguir adelante, preservando esta Fundación por cobardía, pervirtiendo sus antaño nobles ideales en aras del poder, o la terquedad, o… pueden convertirse en algo más. Pueden deshacer esta institución, revertir la muerte y la destrucción que han provocado, restaurar el mundo Natural y empezar de nuevo - construir una organización que luche por la Madre Tierra, y por sus habitantes, humanos o no.

Es difícil saber cuánto dura el silencio posterior; nadie se atreve a romperlo, salvo los chasquidos y zumbidos de Dos. Después de algún tiempo, Nueve da golpecitos a la mesa. Yo propongo lo segundo. Para que quede claro, someto esta propuesta al Consejo con prioridad. La decisión debe tomarse ahora; está destinada a serlo.

Tres inicia el debate.

—La Fundación no puede existir para su propio beneficio. Si no actuamos ni en interés de la humanidad ni de lo anómalo, entonces no actuamos en beneficio de nada.

—Si al decir "en interés de la humanidad", —añade Diez—, te refieres a "la muerte de trillones de especies de seres anómalos conscientes e inteligentes", me gustaría establecer que esa es la opción menos ética posible en este caso.

—Nadie está promoviendo la muerte de la magia, Diez. Estar en el Comité de Ética no es un requisito para distinguir el bien del mal.

—Eso no detuvo a Uno, —bromea Seis.

El Presidente ve la oportunidad de recuperar el equilibrio y da un golpecito en la mesa.

—No podemos estar considerando seriamente la propuesta de este criminal - ¡no hay regulación sin control o contención! Se nos ha demostrado, una y otra vez, que depositar demasiada confianza en grupos externos es una ruta segura hacia la traición.

O5-5, el intermediario de la Fundación ante los grupos externos, hace oír por fin su voz.

—¿Pintarías a todos los grupos de interés como indignos de confianza por culpa de unos pocos delincuentes? Antes declarábamos la guerra contra especies anómalas enteras porque no las entendíamos, ¿crees que no se nos considera indignos de confianza? ¿Como carceleros?

La Concejala a tu derecha se aclara la garganta, recorriendo con la punta del dedo el contorno de su placa.

—He ocupado el puesto de O5-12, la Normal, durante tres décadas. Esta Fundación me sacó de mi pequeña vida cotidiana y me dijo que era la voz de la humanidad. Me introdujeron en un mundo más grande, más extraño y más fantástico de lo que jamás podría haber soñado que fuera nuestra realidad. Fue aterrador, y abrumador… y hermoso. No pasa un día en el que no desee compartir esa experiencia, de verdad, con el resto del mundo.

—Es un sentimiento conmovedor, Doce, —elogia Ocho—, pero no todos estarán tan protegidos como tú. Si la Fundación dejara de existir, hoy, ¿a dónde irían nuestras anomalías? Hay más de mil anomalías que, de ser liberadas sin ninguna precaución, eliminarían a la mitad de la población humana de la noche a la mañana.

—Por supuesto, habría una cooperación con grupos externos para garantizar la reubicación ética de todas las anomalías liberadas, —añade Siete.

El audio del prisionero crepita antes de que vuelva a hablar.

—Estarán encantados de ayudar, también, una vez que escuchen que los Carceleros han dejado de encarcelar.

—¡Piensen en el sacrificio! —Ruega Cuatro—. Hemos puesto en peligro vidas y gastado grandes recursos durante nuestra búsqueda. Los esfuerzos de nuestros predecesores, nuestro personal… Las vidas puestas en peligro para recuperar los artefactos, ¿todo en vano? Traicionamos sus esfuerzos al rendirnos.

—Sí, su Fundación permite que los individuos promuevan el cambio, que sirvan a la Naturaleza dentro de las reglas de su institución, —argumenta el Paria—, pero la magia no es el resultado de los individuos solamente, como he demostrado en mi detención. El cambio social, organizativo, también es necesario; debemos aceptar conjuntamente lo anómalo.

Diez golpea con los nudillos la mesa para decir su opinión.

—Morimos en la oscuridad para que la humanidad pueda vivir en la luz, para que puedan tener vidas más brillantes. Sin la Fundación, los humanos volverán a temer al mundo, se dejarán vencer por lo desconocido. Volveremos a sumirnos en la oscuridad.

—¿Aplicarías esos tópicos e ideales a un problema real? Los humanos son la única especie de Clase-III que "vive en la luz", —replica Once—. ¿Realmente pensamos que todas las demás especies inteligentes de la era espacial "viven en la oscuridad" porque no se ocultan la verdad? Sí, sería un shock, pero, ¿no le debemos la verdad al mundo?

La pregunta retumba en las paredes y envuelve al Consejo. Tu mente se acelera mientras repites los argumentos de tus compañeros, apoyando las palmas de las manos en la mesa.

Después de un momento de silencio, Dos vuelve a girar hacia el Presidente.

PARECE QUE ESTA DECISIÓN TIENE PRIORIDAD SOBRE LA SENTENCIA DEL PRISIONERO. ¿CÓMO DEBEMOS PROCEDER?

O5-1 levanta la vista para mirar a sus compañeros Supervisores y, respirando profundamente, se inclina hacia adelante para coger su tableta.

—Haremos lo que sabemos hacer mejor, Dos: Votar.

Uno por uno, en orden numérico, cada Supervisor (excepto Dos) toma su tableta. Los votos de Uno y Dos aparecen rápidamente, al igual que los de Tres y Cuatro. Observas la expresión de dolor de Cinco durante una eternidad antes de que se registre su elección. Los votos continúan de esta manera, moviéndose alrededor del círculo, cada uno acercando tu decisión. Te replanteas tu lógica, consideras otras perspectivas; estás tan metido en tus pensamientos que te pilla por sorpresa cuando Doce presenta su voto, dejándote solo a ti para aportar tu opinión.

Con el peso del mundo sobre tus hombros - el Atlas de la Fundación - miras tu tableta.

PROPUESTA ADMINISTRATIVA 6500-Ω

PROPUESTA:

"Disolver la Fundación SCP tal y como es ahora, poniendo fin a la seguridad y contención de lo anómalo, así como a cualquier otra práctica que se considere que perjudica a los fenómenos anómalos y mágicos, tanto conocidos como desconocidos. Comenzar el proceso para conformar una nueva organización capaz de forjar vínculos con las comunidades anómalas, asegurando su preservación y prosperidad futura." (O5-0)

RESUMEN DE LA VOTACIÓN DEL CONSEJO:

NO ABSTENCIÓN
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
X
PENDIENTE

ESTADO
EN CURSO


Empate (6-6) detectado; el Mediador no puede abstenerse.

Envíe su voto a continuación. Todos los votos son definitivos.





Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License