Los Primeros Cincuenta y Cinco

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +2+x

Extracto de Cazar y Recolectar: Historias de la Recuperación , compilado y editado por A. Haley. Disponible para acceso público en el Archivo 1 de la Coalición Oculta de las Naciones Unidas, Sector Este.

Douglas Pangwar me saluda en el café en el Puerto Doce, Sector Norte, que aparentemente es su lugar habitual. El ex comandante del Destacamento Movil Orbital SCP ग-3, "Hijos de Cochrane" de la Fundación, es bajo y robusto, con la estructura pesada y la postura encorvada típica de los usuarios intensivos de medicamentos de densidad ósea de la Fundación. Su larga barba está amarrada debajo de su barbilla, y su turbante blanco es el único toque personal de su elegante traje estándar de la Fundación. Su actitud es brusca y militar, aunque hay un brillo extraño en sus pálidos ojos verdes.

Debería comenzar con esto diciendo que niego todo- no. No, no es así como deberíamos empezar esto. Borra eso del registro, por favor.

Creo que a todos nos sorprendió lo fácil que fue la cooperación en los primeros días. Cuando 20471 ocurrió, lo primero que todos pensaron fueron problemas técnicos, porque todas nuestras conexiones a tierra se cortaron. Fue solo cuando nos embarcamos en el ciof2 y nos pusimos nuestros trajes para un EVA nos dimos cuenta de que ya no estábamos orbitando la Tierra. Todos estábamos sorprendidos, por supuesto, no había habido ninguna advertencia, ninguno de los mensajes habituales de preparación para un Escenario K. Por supuesto todos los O5 menos uno3 desaparecieron, junto con la mayor parte de la jerarquía de comandos, no quedaba nadie para enviar esos mensajes en primer lugar.

El COG se comunicó con nosotros primero, en realidad, una de sus estaciones de abastecimiento estaba en una órbita geosincrónica cercana a nosotros, y lo primero que nos preguntaron fue "¿tuvieron algo que ver con esto?" Tener una estructura de comando en la Luna y menos instalaciones fuera del sistema Tierra/Luna les ayudó a recuperarse mucho más rápido que nosotros. El primer instinto de todos, incluso tratar con los soviéticos y los chinos, era curiosidad, y quizás miedo, no hostilidad.

No creo que nadie haya considerado seriamente la opción nuclear en ningún momento, aunque Dios sabe que teníamos el arsenal allí en órbita para eliminar la mayor parte de lo que quedaba de la especie. Tomó más de un mes para que la GRU y los Dics4 contactaran con nosotros, después de…como sea. En el ciof Tres tuvimos bastante suerte al no contener nada, varias de los otros ciof se perdieron desde el principio debido a las brechas de contención.


Supongo que lo que siempre me sorprende es el poco conocimiento que tiene la gente sobre el alcance real de la Recuperación. Las fuerzas de la ONU en la Luna fueron bastante proactivas en cuanto a la reunión y recuperación de civiles, pero la presencia militar y encubierta de los diversos Grupos de Interés, incluida la Fundación, se extendió a lo largo de todo el Sistema Solar. Una preocupación particular fue volver a ponerse en contacto con todas las naves FTL perdidas por ahí- sí, más rápido que la luz. Uno de los secretos peor guardados de la Recuperación, me temo. La Fundación nunca había desarrollado verdaderos viajes en FTL- utilizamos 18225para sortear el sistema rápidamente, pero por lo demás nuestras naves espaciales eran puramente convencionales. El COG y la GRU habían recurrido a otros métodos más arcanos, especialmente la GRU. Todos vieron la recuperación de la COGS Yeager6, pero los soviéticos habían tenido prototipos de FTL en órbita desde al menos los años 50.

No pretendo entender la ciencia detrás de ellos. No estoy seguro de que los rusos lo hayan hecho ellos mismos- pero se quedaron sin algún tipo- He escuchado la frase "teleportación cuántica iniciada por humanos", pero eso es totalmente incorrecto. Es…algo que ver con los psíquicos, sí. Basta con decir que cuando la Tierra se fue…no sé cómo se llaman, las baterías psíquicas que impulsaron las cosas también se fueron, dejando varias docenas de barcos sin motor a la deriva por todo el sistema, tan lejos como Hera. La GRU había enviado tantos de ellos que se habían extendido demasiado lejos para ser recuperados fácilmente por los buques soviéticos más convencionales. Que era donde estabamos, o eso creíamos.

No puedo recordar si decidimos ir tras el Nikolai Fyodorov por nuestra cuenta o si las órdenes vinieron de la ONU, pero a pesar de eso fue nuestro primer intento de misión conjunta con la COG. Sinceramente, podríamos haberlos recuperado por nuestra cuenta, pero todos estábamos un poco preocupados por enfrentarnos a una nave impulsada por fantasmas psíquicos. Puede haber sido la edad de oro de la exploración espacial, pero todos habíamos oído los rumores sobre…los peligros y la inestabilidad de la tecnología anómala soviética.


Llegamos a la placa en el Cinturón de Asteroides en unos veinte minutos, momento en el que todos los agentes de la COG se veían bastante mareados. Todo el mundo en Ga-3 estaba acostumbrado a usar 1822, el propósito del Destacamento Movil era una respuesta rápida a las brechas de contención orbital, después de todo, pero saltar instantáneamente entre dos planetas diferentes sin siquiera una sensación de movimiento toma mucho más de lo necesario incluso para el agente más capacitado. Se sorprendieron aún más al ver el tamaño del ciof Ocho en el punto de transferencia; en ese momento, las operaciones mineras de asteroides estaban en marcha.

Nos llevó siete horas encontrar el faro de Fyodorov, con su capitán hablándonos en todo momento, eso era lo extraño de casi todas las misiones que realizamos durante la Recuperación. En la mayoría de los casos, nadie tuvo problemas técnicos importantes más allá de las fallas del motor o la navegación. Pero la gente estaba asustada. Realmente asustada. Cualquier nave con un radiotelescopio decente podía ver que la Tierra simplemente se había ido, y durante mucho tiempo muchos de los principales canales civiles estaban inutilizables.

Recuerdo que cuando estaba en el hospital, después de…había una voz de mujer en particular, creo que era de una de las estaciones de investigación chinas, que sollozaba por la radio. Ninguno de nosotros hablaba cantonés, pero…ella dejó el canal abierto durante aproximadamente un día y medio, suavizándose cada vez más antes de que se apagara la señal. Supongo que ella lo logró, por supuesto, aunque fueron tiempos difíciles. En lo que a nosotros respecta, el velo del secreto todavía estaba en su lugar. La COG podría pasar por representantes de la ONU, pero no pudimos revelarnos a los civiles. Hubo muchas veces que, bueno, dejamos de escanear canales civiles después de un tiempo. Especialmente cuando- cuando-

Pangwar está en silencio por un largo momento. Tengo la sensación de que él está dejando de lado sus sentimientos, compartiendo solo como un agente de la Fundación puede hacerlo. Se recompone, toma un sorbo lento de su café y continúa.

Sabes qué, he estado bailando sobre el tema. Dejamos el Fyodorov para morir. ¿Estás feliz? ¿Es esta la gran admisión que querías? Ahí. Lo tienes. No voy a poner excusas. El Comité de Ética y el Tribunal Central de la UNOC nos han quitado cualquier mal.

Cuando llegamos, nos movimos a menos de veinte metros de distancia, combinamos velocidades y nos adaptamos para cruzar. Los rusos dijeron que sus esclusas no serían compatibles con las nuestras. Su campo antipartículas aún estaba vigente, una opción sensata, dado el riesgo de impacto con nubes de polvo u otros objetos pequeños en un campo de asteroides. No lo cuestionamos, a pesar de que volvio un infierno con nuestros sensores de actividad anómalos cuando nos acercamos.

Hubo…hubo una razón por la que los soviéticos no hicieron contacto. La GRU había recibido órdenes de los últimos remanentes de la estructura de poder soviética para asumir la responsabilidad de la Fundación hasta que se demostrara lo contrario. Y el capitán de la Fyodorov en realidad estuvo de acuerdo. Regresamos mucho más tarde, abrimos la compuerta- se encerró en el puente y drenó el oxígeno del resto de la nave, y luego, deliberadamente, bueno…

Se levanta y desenvuelve parcialmente su turbante. Su cuero cabelludo es irregular y desgarrado, se extiende hacia arriba y hacia un lado como un apóstrofe. En varios lugares se ven placas metálicas a través de la piel.

Había estado fuera del casco durante 15 segundos cuando me arrancaron la parte superior de la cabeza. Antes de que me desmayara, vi a uno de los agentes de la COG encender su antorcha de soldadura y abrir su propia placa frontal. Cuando los motores de la nave se apagaron, no se callaron. Cualquiera que fuera la maldita fuente de alimentación que estaban usando para funcionar, se había vuelto loco, y todo estaba rodeado de anomalías psiónicas. Nada fuera de las listas o sin precedentes, pero nuestros instrumentos no los mostraron debido al campo AP y los rusos no nos dijeron nada.

Había dieciocho de nosotros en esa nave: doce de la Fundación, seis de la COG. Once regresaron, cuatro de ellos, incluido yo, que necesitaban tratamiento médico serio. Dos murieron en el hospital en la Base Minerva. El Fyodorov tenía una tripulación de 45, sin incluir al capitán.

Y los soviéticos lo negaron. Una mala comunicación, decían. El estrés de la situación causo inestabilidad en el capitán, dijeron. Y la ONU los perdonó.

A menudo he escuchado a personas quejarse de que la Fundación es, dadas las circunstancias, innecesariamente aislacionista. Que guardamos demasiados secretos. Bueno, cuando intentamos abrirnos y ayudar a nuestro prójimo, murieron 55 personas.

No sé quién dio la orden de disparar al Nikolai Fyodorov. Sé que el registrador de vuelo fue dañado. No me importa particularmente. Tenían razón en hacerlo.


Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License