Solo Temor
Puntuación: +2+x

Los dos doctores se pararon de lado a lado en la pequeña habitación, encarando la puerta cerrada del otro lado por la cual acababan de pasar. El más anciano de los dos tranquilamente volteaba a través de las páginas de un diario hecho de cuero, mientras que el más joven ansiosamente se ajustaba y se reajustaba y se aseguraba de no juntar sus rodillas. La luz parecía ser más brillante, el joven pudo haberlo notado, el aire estaba espeso con algo de presentimiento, como si su mente no había estado viendo a través de los millones de escenarios que lo podrían esperar al otro lado de la puerta. Él ha intentado conversar con el anciano doctor anteriormente, pero sus nervios se habían quebrado y su voz se había roto, y el otro hombre alzó sus cejas y le había devuelto sus notas.

Era como si una eternidad había pasado antes de que finalmente oyera una voz crepitar a través de los parlantes de la habitación. Dr. Vandivier, el anciano, alzó su ceja otra vez al ver como el Dr. Montgomery, el joven, reacciono en respuesta al sonido.

"Por favor diga su nombre como aparece en la base de datos de la Fundación, y entregue su identificación de Nivel 4 y su contraseña." La voz hablo claramente, su tono indicando una vida de repeticiones.

Dr. Vandivier tosió un poco, y habló. "Dr. Gregory Arnold Vandivier. Número de Identificación 4511-12894-19-055. Contraseña, 18840-12884-19078-00004."

Había de la más leve hesitación antes de que la voz volviera a cortarse, preguntado lo mismo a Montgomery. El doctor anciano lo miro a él, algo similar a la simpatía momentáneamente cruzó sus ojos. "Relájate," habló suavemente. "Solo recita el número."

Montgomery tragó, tomo una respiración profunda, y recito su propia información. "Dr. Anderson Dean Montgomery. Número de Identificación 9280-27112-17-054. Contraseña-" Una breve instancia de duda lo golpeó, pero pasó cuando vio al asentamiento tranquilizador del Dr. Vandivier. "16738-17489-13782-00004."

Ambos hombres volvieron a estar callados, la ultimas de Dr. Montgomery colgadas en el aire. Otra pausa breve, otra eternidad, y luego otra puerta en frente de ellos se abrió.

"Pasen, Dr. Vandivier y Dr. Montgomery."

El panel deslizable se movió silenciosamente a través de la pared, una ola torpe de un rancio, aire reciclado pasó sobre ellos. Montgomery recordó su tiempo practicando dentro de una prisión, donde el aliento de cada hombre en insolación se colgaba alrededor de ellos como un velo. El recuerdo lo hizo titubear brevemente, mientras el Dr. Vandivier se movía a través de la entrada.

"Vamos, ahora," él dijo sobre su hombro. "No nos queda mucho por recorrer."

Los dos caminaron en silencio a través del largo, corredor blanco. Había cámaras cada 50 pies, o como se le había dicho a Montgomery. El piso debajo de ellos era de teja, y cada paso que daban resonaba en las paredes de sus alrededores, anunciando su llegada como un pequeño ejército de bateristas. Tanto como la temperatura bajaba, Montgomery podía sentir gotas de sudor formándose detrás de su cuello, persistentes en naturaleza a pesar del frío.

En frente de ellos. A lado de la puerta había una placa de bronce con información, como las docenas que había en otros sitios. Mientras que ellos se acercaban, el grabado de la placa se hizo visible, causando que la garganta de Montgomery se enganchara.

Ítem #: SCP-231-7

Clasificación del Objeto: Keter

Vandivier ni se inmutaba, y rápidamente pasó a través del otro lado de la puerta. Montgomery tomo un momento breve para respirar profundamente, y luego hizo lo mismo. La escena del otro lado de la puerta fue bastante callada, con un numero de doctores parados alrededor de varias pantallas mirando lecturas he información que estaba siendo procesada en las maquinas detrás de ellos. Había un aire de solemnidad alrededor de ellos, y la gravedad de la habitación golpeó a Montgomery como un motón de ladrillos. Había un reloj en la Habitación que decía 19:45 en números rojos brillantes, y el otro reloj al lado estaba contando hacia cero.

Un hombre alto de bata blanca notó a los dos hombres, y rápidamente dio zancadas para saludarlos. El apretó la mano de Vandivier primero e intercambio algunas palabras calladas, y luego se volteó hacia Montgomery para hacer lo mismo.

"Buenas tardes, Dr. Montgomery," dijo el, su expresión inquebrantable detrás de ese espeso mostacho gris. "Oliver Targus, un placer conocerlos."

Montgomery recibió el apretón de manos. "Igual."

Dr. Targus camino con ellos a través de una serie de consolas mostrando información médica y estadísticas vitales. "Dr. Montgomery, esta es su estación de trabajo. Le daré la oportunidad de chequear los sensores un poco, y ver si quiere hacer unos ajustes." El apunto hacia la pantalla lateral, la cual mostraba trasmisión de vídeo de una habitación blanca vacía. "Esta es la transmisión de vídeo de la sala de procedimiento. No mantenemos miembros del personal en la habitación durante el procedimiento, así que estos serán tus ojos he oídos a través de ella. ¿Te parece bien?"

Montgomery asentó. El miro a la pantalla, observó el ritmo cardíaco y las lecturas de EEG, y por un momento se sintió confortable. Este era su elemento, su timón.

Pero sus ojos se movieron a la pantalla que contienen transmisiones de ultrasonido en vivo, y su propio ritmo cardíaco se aceleró. Se volteó rápidamente para evitar mostrar sus nervios. "Esto luce bien. ¿Qué más requieren que yo haga?"

Dr. Targus sonrió momentáneamente, y luego lo guía a una gran ventana de observación. La ventana se posicionaba sobre la habitación blanca, la misma habitación de la cámara de vídeo, el imaginó. Una simple puerta estaba de lado de la habitación a su derecha. El observó a través del camino, y vio a otros doctores e investigadores al otro lado de la sala de comando mirando a través de la ventana de observación de su lado. Montgomery se preguntaba qué estaba haciendo allá. El decidió que no valdría la pena pensar sobre ello.

"Aquí en pocos minutos, vamos a comenzar el procedimiento. Una vez comenzado, este progresa rápidamente, así que tendrás que mantener contigo tu agudeza sobre estos monitores. Si notas algo fuera de lo ordinario, reportarlo a la Dra. Brunell, que se encuentra allí."

El apunto a través de la habitación a una doctora de cabello rubio a la altura de los hombros, quien iba hacia un paquete de notas con otro doctor de baja estatura. "Ella estará a cargo de la estabilidad médica, estará fuera de la habitación durante el procedimiento. Podrás buscarla en su estación, y ella será tu principal contacto para tareas de este asignamiento." Montgomery miro hacia arriba por un momento, y noto al Dr. Targus mirándolo.

"Entiendo tu ansiedad, Dean." Sonrió brevemente otra vez. "Todos fuimos como tú en algún punto. Pero entiende la importancia de tu tarea, y realiza tu trabajo con la excelencia que te trajo aquí. Todo estará bien."

Montgomery asentó, y tragó. "Gracias, doctor. Solo son los nervios de la re-asignación, sabes." El intento sacar una débil sonrisa, pero la sintió desvanecerse entre sus labios.

Entonces, un sonido retumbo a través de los parlantes, seguido de la voz calmada de la entrada principal. "Advertencia: Procedimiento 110-Montauk comenzara en cinco minutos. Todo el personal, por favor diríjase a sus estaciones."

Targus palmeó a Montgomery en la espalda. "Relájese, doctor. Pienso que no encontrara esta asignación tan mala." Con eso, el doctor bronceado salió de la estación a través de la habitación de comando. Montgomery se detuvo por un momento más para mirar la sala de observación, había un grupo de enfermeras en uniformes blancos estaban rodando una cama blanca a través de la puerta ya abierta.

Después de pocos segundos, él se movió rápidamente a su estación. Tomo su asiento, sus ojos se movieron rápidamente a la cámara de vídeo, mientras el observaba a las enfermeras configurando el resto de la habitación. Una alfombra había sido trasladara a la habitación, como una pequeña mesa al lado de la cama, una lámpara, y algo de ropa de cama. Montgomery sintió su estómago decaer un poco, y miro otra vez al reloj sobre la sala de observación. Decía 19:59, y el que se encontraba al lado 00:24. Casi era la hora.

Las pantallas en frente tararearon levemente, y la información contenida adentro empujó incansablemente. El hizo unas pocas notas y abrió un folleto de información que trajo con él, y luego oyó un último tono.

"A Todo el Personal: Procedimiento 110-Montauk ha comenzado."

El volteo otra vez para ver el reloj, y noto una larga placa de metal que se ha deslizado debajo las ventanas de la sala de observaciones, obscureciendo la habitación de vista. Mirando otra vez a la transmisión de vídeo, el vio que la luz dentro de la habitación se habían atenuado, y la única iluminación que quedaba era la de lámpara en la mesa. La puerta en la pared se había deslizado, y dos enfermeras más habían salido. Una pequeña niña estaba entre ellas.

No tenía más de 8, Montgomery pensó, y no se parecía exactamente como él había pensado que seria. Su cabello era muy corto, a penas a un punto culminante a su piel de oliva. Ella se movió incómodamente, y ahí fue donde notó su estómago. Se abultaba contra el vestido quirúrgico que llevaba, y cambio sus pasos hacia un raro, paso lento. Las enfermeras la guiaron a través de la cama, y la ayudaron a montarla en ella. Una de ellas ajusto su almohada, y la otra la arropo entre sus mantas. Acabado esto, una de las enfermeras se agacho y le dijo algo a la niña pequeña, y luego se juntó con la otra antes de salir de la habitación. Montgomery notó esto peculiar, y se preguntaba si alguien en esta habitación lo había notado.

El observo como una voz crujía a través de otro intercomunicador. El la reconoció como la del Dr. Targus, y lo vio parador en el centro de la habitación, observando una serie de pantallas ante el. "SCP-231-7 está en posición. ¿El personal Clase-D está listo?" Había silencio, y luego, "Ok. Habrán la puerta, liberen al sujeto."

Volteando otra vez a su transmisión, Montgomery observó un hombre de piel-oscura en un mono gris estándar de la Fundación caminado lentamente a través del pasillo. Así como la puerta se cerró, el hombre se volteó levemente y Montgomery vio que tenía algo en su mano. El entrecerró los ojos, intentando tener una mejor vista del objeto, pero se obscureció cuando el hombre se volteó hacia la niña pequeña en la cama. Con cada pasó que tomaba hacia al centro de la sala de observaciones, los cabellos detrás del cuello de Montgomery comenzaron a erizarse cada vez más, y él podría sentir su sangre pasando a través de sus venas, gritando en contra de su liberación.

"D-55318," el oyó al Dr. Targus decir, distantemente. "Puede proceder."

Montgomery no podía apartar su mirada. Sus ojos no podrían permitirlo, a pesar que su mente desesperadamente se arañaba hacia algo, lo que fuera. El Clase-D se dirijo al lado, y la pequeña niña con el vientre hinchado lo miró, ingenua a su destino inminente, y sonrió. Montgomery retrajo un llanto, pero se detuvo inmediatamente cuando el Clase-D movió un banco que estaba oculto detrás de la pequeña mesa al lado de él. El hombre se sentó, y a través de los micrófonos de la sala de observación, se escuchó al hombre hablar.

"Hola otra vez, Katherine," Dijo, con voz suave. "Te traje uno nuevo esta noche, se llama Luna de Buenas Noches. ¿Está bien?"

La pequeña niña asintió vigorosamente, y apretó el conejo de felpa al lado de ella. El Clase-D abrió el libro que estaba sosteniendo, y comenzó a leer.

Montgomery no podía moverse. No podía respirar. Sus ojos estaban apuntando salvajemente a la habitación, intentando encontrar una persona tan incrédula como él. No encontró a nadie, así como nadie se había volteado de sus monitores. Todos en la habitación estaban enfocados en sus asuntos como usual, tomando notas, hablando levemente en sus auriculares. Incluso el Dr. Targus no se había movido, y si algo hubiese dicho Montgomery el parecía estar aburrido.

El se volteó otra vez hacia al aparato, e intento hacer notas acerca de las variaciones de su pulso, presión sanguínea, temperatura corporal, pero no podía apartar su mirada de la transmisión de vídeo. El Clase-D siguió leyendo el libro, elevando un poco su voz para hacer énfasis en ciertos pasajes.

Esto continuó así por diez minutos, pero para Montgomery tal vez había pasado toda una vida. El escuchaba cada palabra, en su mente pasaba. Esto no es lo que se supone que es. ¿Qué está pasando? ¿Qué es esto? Se acordó la primera vez que oyó que él había sido asignado a SCP-231. El recordaba como sus co-trabajadores del Sitio-81 le hablaban, he intentaron consolarlo, le contaron que no sería tan malo después del tratamiento amnéstico post-asignado. Él había oído esas cosas que decían acerca de 231, acerca de los delincuentes sexuales convictos para los protocolos de contención, acerca de lo que le hacían a la pequeña niña…

Eso no estaba pasando. El hombre se veía rudo, si, y Montgomery no podría creer que era un delincuente. Pero él hablaba calmadamente, y no había tocado a 231-7. El simplemente continuaba leyendo, todo mientras de vez en cuando levantaba la mirada para ver a la niña. Ella estaba momentos de dormirse, y antes que el Clase-D terminara su libro, ella había caído dormida. El hombre soltó el libro, se levantó, y acaricio levemente la cabeza de la niña, y luego salió de la habitación. La lámpara dentro de la cámara de contención se apagó, y las luces en la sala de comando se prendieron. Hubo un murmullo de aprobación alrededor de él, y cuando Montgomery finalmente fue capaz de quitar sus ojos del monitor, el vio como otros miembros del personal estaban terminado reportes de procedimientos, firmando documentos, escribiendo en sus computadoras, y de otra manera no entrando en pánico. Montgomery giró rápidamente mientras que alguien se acercaba detrás de él, y suspiro cuando se dio cuenta que era el Dr. Targus.

El anciano sonrió de nuevo. "¿Cómo está usted, doctor? ¿Has notado alguna anormalidad dentro del sujeto?"

Montgomery agarró su cuaderno y comenzó a ojearlo. "Uh, Yo- no. Ninguna anormalidad, nada excepto, uh… excepto-" Él se detuvo…

"…Excepto que el Procedimiento 110-Montauk no era lo que usted anticipaba."

El doctor joven asintió. Targus empujo una silla y se sentó en ella "Bueno, es usualmente nuestra política divagar de nuestras nuevas asignaciones, y si no hubieses sido llamado aquí en tan poco tiempo, tal vez hubiésemos tenido una oportunidad de hacerlo. El secreto de esta información es primordial, Aunque, no es realmente tan malo, supongo." El tosió. "Estoy seguro que usted tiene algunas preguntas."

Montgomery dudó, y tartamudeo una respuesta. "Eso, uh, porque- He oído que, sabes, que la-"

"¿Violábamos?" Targus dijo, cara de piedra. "Si, eso es ciertamente lo que diseñamos para que implique el documento. Eso sería tan malo como podría serlo, ¿No lo sería? ¿Un crimen de sexo brutal en contra de una niña?" Montgomery no se movió. "Si, eso sería terrible. Deplorable más allá del perdón. Pero es lo que es el Procedimiento 110-Montauk, doctor."

Él se reclinó. "Antes de la contención de los sujetos 231 hicimos cosas terribles a esas pobres niñas. No tan terrible como eso, pero fuimos aconsejados por solo por un puñado de ocultistas que hemos sido capaces de capturar y de extraer información. Eso es lo que habían hecho para contener el demonio, y por eso, eso es lo que debíamos hacer. No estaba en el proyecto desde ese entonces, y entendiblemente muchos de eso doctores- en su mayoría, de hecho, no están más entre nosotros, tanto como 231-1 a -6. Era por nuestro errores cuando perecieron, y era que por sus muertes nos dimos cuenta que debíamos hacer algo diferente."

"Dioses rara vez están atados bajo las leyes de la física, sabe. Alteradores de la realidad pueden moldear el mundo alrededor a voluntad, volver la existencia su juguete. Pero todo tiene reglas, Dr. Montgomery." Se inclinó más cerca. "Incluso los dioses tiene viejas reglas. Viejas Leyes, sí. Arcanas, pero efectivas. Nosotros observamos más cerca a la información que reunimos acerca del Rey Escarlata, acerca de la entidad misma. Dentro de eso documentos, todo el material recolectado que teníamos a nuestra disposición, descubrimos algo más."

Él se inclinó otra vez. "El demonio no necesitas ser contenido con actos horrorosos, y desagradables, Montgomery. El demonio necesita creer que actos horrorosos, y desagradables se están haciendo en su nombre. El documento que creamos, los terribles rumores acerca del Procedimiento 110-Montauk, los reportes de los doctores que se suicidaban trabajando en este proyecto, todo eso. Es una farsa. Todo para convencer el demonio que estamos haciéndole lo peor posible a esa niña. Esos procedimientos, son una campaña de miedo, que nos han permitido sembrar terror en los corazones del personal de la Fundación, y este terror satisface al monstruo."

"Mientras que mucha gente crea que estamos haciendo cosas terribles, el monstruo va a continuar creyendo que estamos haciendo cosas terribles. Hay un poder en los símbolos, doctor. El dios antiguo sabe esto, y los dioses antiguos están atados a él. El Rey Escarlata no tiene ojos para ver la brutalidad, no tiene orejas para oír los gritos, y no tiene nariz para oler la sangre. Pero el Rey Escarlata pero sentir el terror, y le estamos dando terror. Solo temor es lo que necesitamos."

El anciano doctor se detuvo y cerró los ojos. Ambos permanecieron en silencio como un número de otros investigadores pasaban en fila al pasillo fuera de la habitación de comando. Cuando la mayoría de ellos se habían retirado, Montgomery habló.

"¿Y la lectura? ¿Las historias para dormir?"

Targus asintió. "Katherine no puede dormir sin una historia para la cama. Como ella puede dormir después de todo esto es un misterio para mí, pero un acto de algún tipo era requerido para convencer al demonio. A los ojos del Rey Escarlata, Dr. Montgomery," él dijo, "leer esas historias para ir a dormir es lo peor que le podríamos haber hecho."

Montgomery asintió, entendiendo el nuevo comienzo dentro de él. El miro otra vez hacia las ventanas de acera en la sala de observación. “¿Sin embargo? Las placas de acero, ¿No mantienen ningún miembro del personal en la habitación?"

Targus abrió sus ojos. "El peligro es real, doctor. Falla en la contención del SCP-231-7 es probable en que resulté en XK. Nosotros hemos tomados precauciones, tejido en el teatro del Procedimiento 110-Montauk. No piense que la forma en que contenemos el demonio lo hace menos peligroso. Sin duda, es probable que es la entidad más peligrosa que hemos manejado en contener, pero… hay cosas que no haremos, Montgomery. Hay cosas demasiado aborrecibles, e incluso implicarlas me hace sentir sucio. Pero si implicarlas es todo lo que tenemos que hacer, bueno. Yo podré dormir esta noche."

Otro doctor se acercó a Targus, y con una breve despedida el doctor se apresuró a atenderlo en la otra parte de la habitación. Montgomery se sentó en silencio por un tiempo, pensado toda otra vez. Él se volteó para ver la transmisión de vídeo, donde la niña pequeña estaba durmiendo sólidamente en su cama, y con el conejo de felpa estrujado entre sus brazos. El joven doctor sintió la ansiedad allí, pero debajo había algo más. El terror había desaparecido, pero el miedo se mantuvo, silencioso y amenazante.

El apago los monitores, reunió sus notas, y dejo la habitación.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License