Negocios de Familia
Puntuación: +1+x

En todos los grandes árboles genealógicos, hay una ramita pequeña y raquítica mencionada y muy embarazosa. Una mancha en la ilustre pintura del patrimonio. Una oveja negra. Un marrón M&M. La familia en su conjunto preferiría que se recortara con un buen par de pinzas de cercos, pero las tijeras de jardinería para las representaciones metafísicas de la genealogía eran muy caras y sorprendentemente de mala calidad. La mayoría de las familias sobrevivieron navegando cuidadosamente las trampas sociales y generalmente ignorando la existencia de un M&M marrón. Las familias más cautivantes preferían el exilio o el destierro.

La línea Wondertainment era una de esas familias cautivadoras. Estaban llenos de nombres coloridos, del aún por nacer Ivan "El Terriblemente Excitable" Aeryn Emthe Remy Wondertainment. O el gran Mehmed Mahlia Prudence Zanna Wondertainment. O incluso Isabel Helga Anastasia Parvati Wondertainment V1, el ancestro distante y la sobrina tatarabuela de John Wondertainment.

John. El M&M marron.

John. Nacido Johnny Monterey Macarena Kalene Wondertainment, conocido en la mayoría de la documentación como John "No-Quiero-Tener-Un-Maldito-Nombre-Secundario" Wondertainment. Además conocido por la gente mundana con cosas aburridas como casas y trabajos bien remunerados como John Unterhaltung2. John, que casualmente tenía una casa y un trabajo bien pagado. John, que no quería saber nada de ninguno de los Wondertainments.

John tuvo una infancia difícil. Al ser criado por sus Wonderpadres, John siempre soñó con tener éxito en la escuela y quizás convertirse en médico. Sus padres, naturalmente, querían que fuera pintor, o tal vez un escultor o un boutique de bombones, y estaban horrorizados de que un niño tan inocente pudiera querer hacer algo tan horrible con su vida. El pequeño Johnny Monterey Macarena Kalene Wondertainment pasó muchas noches en la Cama Nocturna de Ensueño Wondertainment ™ como castigo. Todavía tiene pesadillas sobre camas de autos de carrera.

Se fue tan pronto como pudo. Usando palabras como "emancipación" y "constitución", confundió a sus padres lo suficiente como para escabullirse, llevándose a su camino a una agradable y respetable universidad, donde asistió a clases y recibió buenas notas. La última vergüenza para sus padres.

Entonces sí, cada árbol genealógico tiene sus problemas. En la actualidad, el miembro de los Wondertainment conducía desde el indescriptible hospital gris a un coche anodino gris, escuchando a Steve Reich en la descriptible radio rosa3. Iba a llover, aparentemente.

Había sido un perfectamente maravillo- buen. Buen día, decidió John. Nadie había muerto. De hecho, varias personas sobrevivieron, gracias en gran parte a sus propios esfuerzos. No se le ocurrió que algo pudiera salir mal.

Era casi la hora en que se detenia en su entrada cuando John se dio cuenta de que algo estaba mal. Su puerta, por ejemplo, no estaba diseñada para colgar inútilmente de una bisagra, balanceandose en su vestíbulo. En un estado bastante cortés de incredulidad, entró en la casa, cerrando torpemente la puerta, más por su propia seguridad mental que cualquier protección que pudiera proporcionar actualmente.

El interior de su casa parecía un pequeño tornado embriagado decidiera hacer una redecoración espontánea4. El corazón de John estaba en su garganta cuando probó el interruptor de luz el cual no funcionaba, luego se dirigió hacia el teléfono, preparándose para llamar a la policía. Era todo lo que podía hacer para no entrar en pánico al darse cuenta de que la línea de su nuevo teléfono rotatorio terminaba prematuramente. Le temblaban las manos cuando colgó el teléfono y pisó silenciosamente los restos de su Magnavox.

Fue el sonido de algo que se arrastraba hacia él lo que hizo que John se detuviera. En el pasillo oscuro, se veía horrible. Un M&M marrón con patas. Demasiadas patas. La cosa se congeló, levantando lo que podría ser una cabeza en dirección a John, inclinándola levemente.

Esto fue cuando el coraje de John se rompió. Se giró, corriendo para poner tanta distancia entre él y el M&M. Por un momento, sintió la emoción del éxito, pero luego, la cosa saltó del suelo, arrojando a John sobre su espalda, goteando un líquido caliente y desconocido de sus fauces abiertas, calientes bocanadas de aliento apestoso que lavaban su cara. Se agitó frenéticamente, las extremidades golpearon inútilmente la forma peluda sobre él, hasta que se lo sacudió, liberándose. John buscó equilibrio, corriendo frenéticamente hacia el baño, donde se agarró a la puerta, tenso para golpearla.

"¡Espera!" la cosa lloro.

John miro aturdido en silencio.

"¡Estoy aquí por tu padre!"

John cerró la puerta aún más fuerte.


John miró al Shiba Inu moviendo su cola frente a él. Estaba jadeando alegremente y babeando en su alfombra.

El perro había estado charlando en el silencio de John, ajeno al entumecimiento silencioso que se deslizaba suavemente por la columna vertebral de John, que se acumulaba perezosamente en su estómago. El entumecimiento fatal que viene con apostar todo en el caballo de carreras de tres patas llamado Lucky. "Y me preocupaba que te hubieras ido y tuve que buscar en todas partes y luego no estabas allí y qué podría hacer yo y luego pensé lo escuché entrar en pánico y ¡ahí estaba!"

"…¿Qué le pasó a mi padre?"

" La División de Dulces no iba tan bien, tal vez alguien estaba cambiando los números, por lo que bajó para una inspección personal y luego resbaló y lo llamaron un accidente industrial dulce y ¡vaya que fue un desorden!"

El Shiba Inu jadeó orgullosamente, esperando a que John se riera.

"Entonces, está muerto". La mano de John comenzó a temblar débilmente.

" ¡Al menos murió antes de que el esqueleto lo atrapara! "

"No-"

"¡Sí! ¡Están tramando gobernar el mundo! ¡Se esconden dentro de las personas, y están acechando a la espera del momento perfecto para estallar desde adentro y pedir todas las costillas de los restaurantes! Si tuvieran estómago para eso5."

El perro esperó de nuevo, con el hocico abierto y los labios recogidos en una gran sonrisa. Cuando John no se rió, continuó.

"¡Nadie está a salvo! ¡Ni siquiera tú! ¡Hay un esqueleto dentro de ti!"

John se rió entre dientes a pesar de sí mismo, antes de que su absoluta incapacidad para contener el contenido de su estómago interrumpiera un juego de palabras igualmente malo. Fue tan increíble. El perro. Su padre. Él mismo. Había pasado demasiado tiempo desde los verdaderos y móviles camas de carreras, las esferas de árbol disco y los cohetes de caballos mecedores.

No sabía cuánto tiempo permaneció allí sentado en su casa rota. Tal vez se habría quedado allí para siempre, si no hubiera sentido que el perro descansaba su cabeza sobre su pierna, encontrando su mirada con tristes ojos de perrito. Él ociosamente lo rascó detrás de las orejas.

"Te pidió que lo vieras, una vez más."

John negó con la cabeza al perro. "No." Él no estaba de humor para discutir.

Al Shiba no le importó.

Ahora estaba lanzando un asalto coordinado sobre los dedos de John, intentando inundarlos con su lengua. John se sacudió, de pie, inseguro, para mirar alrededor de su casa. Tenía que limpiar, independientemente del perro, independientemente de Wondertainment. Silenciosa y automáticamente, comenzó a limpiar, ignorando los gemidos del Shiba Inu detrás de él.

Su concentración se quebró en el "schlorp" detrás de él, que amas de casa experimentadas diría que es el sonido de un drenaje obstruido. Un Wondertainment te diría que es el sonido de un determinado Shiba Inu casualmente violando el espacio-tiempo. John se volvió lentamente.

Fue recibido con la vista de unas fauces increíblemente grandes y abiertas que lo rodeaban. En realidad, era más un improbablemente bostezo aburrido, pero sería muy poco probable que el propio John lo supiera. Antes de que pudiera gritar, las mandíbulas se cerraron a su alrededor.

El Shiba Inu movió la cola felizmente, con una carga preciosa ahora asegurada. Era hora de que John visitara al tocayo familiar. Miró hacia atrás una vez a la casa en ruinas antes de salir a algo que definitivamente no era la Tierra. Habia negocios por delante.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License