El Rey Está Muerto
Puntuación: +3+x

"…Por favor tome asiento. Vamos al asunto, sé que están muy ocupados, y aprecio a todos ustedes tomarse el tiempo…"

"Ya basta, tres."

"…Muy bien. Creo que todos sabemos el tema en cuestión. Lo que con el reciente… disgusto que ocurrió durante nuestra intervención militar…"

"Oh sí, disgusto es la palabra que yo usaría. Ya sabes, debido a un cierre casi total de todos los sitios debido a una intervención militar es…"

"¿Puedo continuar, Ocho…? Gracias. A lo que iba, los acontecimientos recientes han causado una… relajación de protocolo. Muchos de nuestros sitios han tenido que actuar de manera casi totalmente aislada de cualquier estructura del mando principal, y las decisiones administrativas se han reducido a los funcionarios que no estarían en cualquier tipo de posición de mando en circunstancias normales. Hemos logrado establecer importantes secciones de vuelta a la normalidad, y la seguridad del sitio está ahora bajo nuestra exclusiva jurisdicción".

"Con el debido respeto, tres, ya sabemos esto. Por favor, vaya al punto, señor".

"…Uno de los principales sitios de concentración, nuestro complejo de personal primario, y dos de nuestros principales instalaciones de almacenamiento de elementos SCP de clase humanoide han estado bajo el único control administrativo de un Doctor Kondraki. Durante su periodo de mando, el número total de infracciones de seguridad, fugas de información, el mal uso de los recursos y los eventos de violación de contención para su área han superado la suma total de todas las infracciones y los eventos de seguridad de toda La Fundación durante los últimos cinco años".

"Mientras que en condiciones normales, esto daría lugar a la terminación inmediata, esto ha demostrado ser… difícil de hacer. El Doctor Kondraki parece exigir un nivel de respeto y temor que podría causar una pequeña rebelión en sus sitios comandados en el caso de su expulsión hostil. También tiene una extraña habilidad para evitar el peligro y la muerte casi segura. Incluso en el caso de jubilación no terminal, Marshall, Carter y Dark ha hecho movimientos que nos llevan a creer que podrían reclutar o capturar al Doctor Kondraki".

"Por lo tanto, ¿lo que está diciendo es que podemos tener un segundo lío con la Insurgencia?"

"Oh por el amor de Dios, sabes que todo el asunto es una maldita tapadera de…"

"No estoy diciendo nada por el estilo, y me gustaría recordar a todos que estamos en una conversación educada. Lo que estoy diciendo es que tenemos que movilizar un operativo a profundidad. Alguien que pueda causar la muerte del Doctor Kondraki de una manera que no dejara ningún rastro de un juego sucio, y estar absolutamente exentos de sospecha. Alguien que puede actuar con concentración total en la misión. Alguien trató, probó y está seguro del éxito."

"Lo que pasa es que, todo el mundo está desplegado actualmente. ¿Quién tenemos en el lugar que puede llevar a cabo la orden?"

"Conozco exactamente la persona."


"¡Hey Cleffy!"

"Hey Draki, ¿cómo va la prueba?"

"Oh hombre, fue genial… ¡tuvimos un Clase-D convertido en vapor!"

El Doctor Clef asintió, con un movimiento que siempre causa un ligero desenfoque desconcertante alrededor de los bordes de su cabeza. Su vacilante sonrisa se amplió mientras continuaba caminando, pasando al Doctor Kondraki. "Suena genial. Tengo que correr por el momento, pero me pondré al día contigo un poco más tarde".

El Doctor Kondraki rió, haciendo crujir los nudillos, "Ahh, no es gran cosa… Voy a dormir la siesta en la oficina de todos modos." Él se alejó, silbando mientras un pequeño grupo de mariposas apareció repentinamente de una pared y comenzó a seguirlo.

Si se hubiera girado, habría visto al Doctor Clef mirándolo mientras retrocedía, su rostro se fruncía en lo que casi podría ser llamado arrepentimiento… si no fuera por la sonrisa.

Kondraki estaba en la cima del maldito mundo. Había logrado desplazar todas sus funciones de investigación fuera de Bright e Iceberg, incluso tenía la mayor parte de sus deberes administrativos actuales arrendado a los aterrorizados trabajadores esclavos del cubo. Ni siquiera había oído de los peces gordos en el Comando Central por semanas… parecía que finalmente lo había conseguido a través de sus métodos, que sin embargo, brutales, funcionaron. SCP-408 revoloteaba por delante de él, el pequeño enjambre de mariposas de colores parpadeantes aparentemente al azar cuando llegó a la puerta de su oficina.

Caminó dentro, lanzando su gorra de béisbol sobre un gancho a la espera y marchó hacia su escritorio. Estaba casi sentado antes de darse cuenta del Doctor Gears de pie cerca de la parte derecha del escritorio, con carpeta en mano. Tropezó en mitad de un paso, el enjambre SCP-408 vacilante a su alrededor, listo para ser señuelo en cualquier momento. "¡Jesús, Gears! Dí un jodido hola o algo, ¡te habría disparado!"

Gears asintió levemente, extendiendo la carpeta. "Tomaré nota. Intentaré ser más visible sobre mi presencia en el futuro. Ha habido un desarrollo con SCP-408 del que tienes que ser consciente de inmediato".

Kondraki tomó la carpeta de mala gana, murmurando mientras se sentaba y miró a la carpeta. Se detuvo en dos páginas, y se colocó hacia delante en su silla a la mitad. "¿Que diablos es lo que significa "tercera etapa de vida"? ¡SCP-408 NUNCA ha dado ninguna indicación de eso!"


"¿Por qué esto se convirtió en un problema? Conocemos sobre su inestabilidad para las edades, pero sólo cayó en nuestras manos".

"El Doctor Kondraki tiene un vínculo único con el SCP-408, que la Fundación encontró intrigante. Resulta que un desequilibrio químico suave ha dado al Doctor Kondraki una feromona única que tiene un suave efecto hipnótico sobre SCP-408".

"Por lo tanto ¿ese es el por qué lo siguen todo el puñetero tiempo?."

"Exactamente, Seis. Inicialmente no hemos podido encontrar la firma química precisa, pero recientemente la hemos agrietado y pareció bastante fácil de sintetizar. Debemos ser capaces de poner en marcha un spray de tratamiento prototipo a algunos grupos de destacamento móvil en este año. Con este desarrollo, la existencia continua del Doctor Kondraki se ha considerado… de menor importancia".

"Eso todavía nos deja con el problema del "Rey de los Maripuuusas". Esas cosas nunca le dejan solo por un segundo".

"Ya tenemos esa situación en la mano. Un informe acerca de una "tercera etapa de vida" que pueden ser una amenaza nivel Keter será emitido a todos los sitios. Cualquier y todos los SCP-408 serán recolectados y contenidos sin excepción. Kondraki cumplirá, o será retenido antes de la Junta de Revisión. Una vez SCP-408 se haya contenido correctamente, iniciará la segunda fase".

"A propósito, todavía me pregunto. Está obligado a hacerse popular, me refiero a el auto proclamado "agente especial" ha sido en mayor o menor trabajo de oficina desde hace algún tiempo. Además, Kondraki está obligado a sospechar de algo".

"Sí, nuestro agente ha tenido algún tiempo de inactividad, pero esta no es su primera acción en esta capacidad. Además, a pesar de sus diferencias iniciales, Kondraki confía en él hasta cierto punto. Él no nos ha defraudado".


"¿Qué quieres decir, no puedo entrar en la celda de contención? SIEMPRE he tenido acceso a la SCP-408, ¡SABES que este informe es una gilipollez!"

Dmitri sonrió incómodo, sosteniendo sus muñecas unidas. "Lo siento, Doktor, pero estoy esposado. Comando dice 'no entrada', debo dar ninguna entrada. Jefe de Seguridad debe establecer ejemplo, estar seguro de que entiende".

Kondraki maldijo y dio una patada a la puerta de contención, luego se volvió y se puso de pie directamente delante del ruso. "Escucha, ¿cuántas veces te he conseguido sacar de los atascos, ¿eh? Sólo déjame revisarlo, para asegurarme de que todo está bien, ¿ok?"

Dmitri movió la cabeza, forzando la sonrisa firmemente plantada en su rostro. "Estoy lamentando, señor, pero órdenes son órdenes. Nadie entra, nadie sale durante tres semana. Orden firmada por el nivel O5, hay nada que hacer".

Kondraki rugió, agarrando su gorra y rabiando durante varios segundos, antes de agarrar la camisa grande del ruso. "Escucha, yo soy el maldito jefe de-"

Fue interrumpido abruptamente cuando Dmitri agarró su brazo y lo retorció. Luego lo colocó delante de la puerta de acceso de la celda, con los brazos del doctor detrás de la espalda y los pies plantados en posición de descanso. Su cara era una máscara de piedra. "Estaba hablando como amigo, Doktor. Ahora estoy hablando como Jefe de Seguridad. Deje el área de inmediato, Doktor Kondraki, o será eliminado."

Kondraki todavía estaba echando humo horas más tarde, cuando hubo un golpe seco en la puerta. Antes de que pudiera decir "Lárgate", Clef se coló dentro, cerrando la puerta detrás de él. Miró alrededor, silbando. "Wow… ¿realmente tienes que disparar tanto al techo? Es decir, el ordenador sigue siendo semi-reconocible, ¿no crees que habría estado mejor?"

Kondraki negó con la cabeza, haciendo girar un cartucho de escopeta gastado con su dedo. "Ahora no Clef, realmente no estoy de humor."

Clef se sentó en una de las pocas sillas en buen estado, y sonrió al médico humeante. "La mierda pasa Kon, tu sabes eso. Probablemente fue una metida de pata en algún lugar de la cadena, sabes cómo la mierda burocrática se les sube a la cabeza. Sólo… déjate llevar".

Kondraki se levantó, empezando a caminar por la habitación. "Yo sé lo que están haciendo. Han tratado de matarme antes de un par de veces, pero siempre se aflojan. Es tan jodidamente estúpido… destituirán todo el trabajo de investigación, tratarán de delegar todo fuera cuando me largue, no voy a dejar un agujero… pero no estoy dispuesto a dejar que algunas camisas llenas de polvo me saquen del camino. He demostrado el arma potencial para un sinnúmero de artículos… además, siempre tengo un as sobre ellos." Sonrió con frialdad, mirando la nada. "¿Ellos piensan que privarme de SCP-408 me va a dejar sin defensa? Gilipolleces. ¡GILIPOLLECES! Además, nadie tiene las bolas para tratar de enfrentarse cara a cara conmigo", continuó Kondraki. "Demonios, ¡yo monté al puto 682!" Se rió, mirando a Clef.

El otro hombre asintió con la cabeza, con los ojos parpadeando ligeramente cuando apartó la mirada. "Sí… realmente estás muy chiflado como para matar…"

Los dos hombres rieron por unos momentos, antes de caer en el silencio. Kondraki miró fijamente a Clef, su sonrisa se desvaneció lentamente mientras con cautela se movió de nuevo detrás de su escritorio. "Entonces… dime, amigo… ¿por qué has sido un empleado de escritorio últimamente? Parece raro para un… hombre… de acción como tú para sólo ser enviado a la banca sin luchar."

Clef se encogió de hombros, su sonrisa congelada a pulgadas de sus orejas. "Oh, ya sabes, sólo recargando las baterías, abusar de semi-humanos, lo de siempre."

La risa fue forzada, la conversación restante falsa. Cuando Kondraki sacó su escopeta y puso una bala al lado del oído de Clef, esto era casi un alivio.


"¿No hay una preocupación por la repercusión? Kondraki es algo bien conocido por sus tendencias hacia… daños colaterales ".

"Se ha decidido que, a la luz de la continua amenaza potencial que supone, los costos de una sola vez se ven compensados ​​por los beneficios a largo plazo."

"¿…Es la maldita arma nuclear del sitio mencionada en alguna parte de los planes de contingencia?"

"No en cualquiera de las primarias, no".


-VIOLACIÓN DE SEGURIDAD DE PERSONAL NIVEL 1-
-DISPAROS-
-DISPAROS-
-DAÑOS ESTRUCTURALES AL PERSONAL NIVEL 1: PUERTAS DE PERSONAL 1-3-
-DISPAROS-

"Hijo de la perra… que está pasando…?" Dmitri inclinado sobre la consola de alerta del sitio, viendo las alertas saltando, varias pantallas de seguridad conmutando al sitio de la acción. Parecía que Clef y Kondraki fueron encerrados en un tiroteo. De nuevo. Aún así, este parecía más… vigoroso de lo normal. Por un lado, estaban usando balas de verdad esta vez.

Dmitri accionó el conmutador de sonido, dejando la sala de llenar con el sonido de gritos y disparos.

"-a arrastrarnos, aturdirme? Oooh, te resbalas…"

<Tres estallidos fuertes>

"Kon, lo juro, no tengo ni idea"

"Oh, y ahora voy a creer una palabra que salga de ese agujero de tarta polimorfo?"

<Un solo estallido>

"Kon, calma mierda!"

Dmitri suspiró, frotándose la sien mientras alcanzaba el intercomunicador de seguridad. "Va ser mucho papeleo…", murmuró, descolgando el auricular.

Sin embargo, antes de que pudiera marcar hasta el equipo de seguridad, sonó en su mano. Conmocionado, casi lo dejó caer antes de golpear el botón de transmisión. Escuchó en silencio durante treinta y ocho segundos. Asintió una vez, luego colgó el auricular. Miró las pantallas, el intercomunicador, y tragó saliva.

Luego apagó todo, y se fue a tomar un café. Fue la primera pausa para el café que había tomado en nueve meses.


"Demasiado parece ser dejado al azar. ¿Y si de alguna manera se evita el operativo? Kondraki ha mostrado cierta destreza en combate, esto podría ser contraproducente con bastante rapidez".

"Si vas a la página dieciocho de la tercera sección, verás las acciones detalladas con mucha más claridad. El acontecimiento principal de combate debe evaluar el nivel de decaimiento de las capacidades de combate que Kondraki ha sufrido durante el empleo prolongado de SCP-408".

"…Justo lo suficiente, ¿pero no va a estar más que en estado de alerta?"

"Sí. Sobre el tema equivocado".


Kondraki corrió por el pasillo, manteniéndose a un lado. Su brazo sangrante latía, pero él siguió corriendo, la inclinación gradual lo mantenía a buen ritmo. No podía oír más a Clef, pero sabía que estaba allí, en alguna parte, esperando una emboscada. Él sonrió con los dientes ensangrentados cuando dobló la esquina. El sabía donde estaría a salvo, ser capaz de reagruparse. El único lugar donde nadie se atrevería a disparar un tiro, sin correr el riesgo de toda la ira de la Fundación de los daños colaterales.

Dando tumbos hacia adelante, se lanzó contra la puerta de acero sólido. Jadeante, que buscando a tientas el pomo, dejó manchas de sangre sobre la placa de bronce donde se leía "Dr. Gears".

Gears alzó la vista rápidamente de su pantalla cuando Kondraki tropezó dentro, salpicando de sangre cuando cerró la puerta. "Doctor Kondraki. Usted parece tener dificultades. Y estar herido".

El hombre que sangraba rió, luego jadeó, apoyado en la puerta. "Ooooh joder… Gears, no tienes ni idea… de lo feliz que estoy de… escucharte."

Gears se levantó y se acercó rápidamente a la puerta, facilitando a Kondraki cruzar la oficina. "Siéntate. Necesita atención médica inmediata. ¿Hay un evento de brecha de seguridad en curso? Me comunicaré con la seguridad del sitio".

Kondraki se tensó cuando Gears habló, luego agarró la bata de laboratorio del hombre mayor. "No… sin seguridad… sólo… deja que me siente."

Kondraki se dejó caer en la silla de oficina, suspirando y haciendo una mueca mientras se frotaba el hombro. "Ellos… ellos trataron de enviar Clef por mí… ¿puedes creerlo? Yo sabía que iban a tratar con el tiempo. Pero MALDITA SEA eso duele… ¿Tienes algunos analgésicos, Gears?"

El hombre mayor sacudió la cabeza lentamente, observando a Kondraki. "Lo siento, pero sigo sin suministros médicos a la mano en mi oficina. Cualquier químico requerido para las pruebas son cuidadosam-"

"Lo sé, lo sé… Jesús…" Kondraki empujó a Gears, jadeando y cerrando los ojos mientras se frotaba la cara. "Sólo… necesito un segundo para reagruparme. Luego voy a tomar el control… reventaré algunas puertas…" Kondraki suspiró, consiguiendo de nuevo aire.

No oyó el clic del gatillo hasta que la bala estaba ya en la sien.

La bala calibre .45 atravesó el tejido delgado de su cuero cabelludo y cortó un agujero limpio a través del hueso del cráneo al igual que pensó Kondraki "Que…". Que trituraba sus recuerdos recogidos, sueños y planes, y a la vez era consciente de la ubicación de un libro que estaba fuera de lugar hace semanas, y el olor vago de virutas de madera. Luego todo esto, madera, libro, y el cerebro salieron a través de un agujero menos ordenado y mucho más explosivo en el lado izquierdo del cráneo del ahora ex doctor. Se movió una vez, luego cayó hacia adelante, golpeando la mesa con fuerza suficiente para provocar un moretón, si hubiera sido todavía capaz de ello.

Gears cambió de sitio, colocando la pistola en el bolsillo de su abrigo. Miró hacia abajo, con cara de piedra, como el hombre había vaciado la sangre de aquella vida y el trabajo sobre su escritorio. Levantó la mano, lentamente, y la puso sobre el hombro del hombre muerto. Parpadeó una vez, lentamente, con los ojos cerrados durante varios segundos, antes de abrirlos de nuevo. Luego se dedicó a limpiar la pistola, y cambió de posición las manos de Kondraki.


"Todavía cuestiono la elección operativa. Su última acción de combate fue… ¿hace cuatro años?"

"Combate, sí. Sujeto de control Rogue no se considera una acción de combate".

"…Cuando… cuando fue la última vez que estaba activo para eso, entonces?"

"Me temo que todavía está sellado."

"…bien. Vamos con ello. ¿Qué vamos a hacer para una tapadera?"

"En este caso, las viejas costumbres son las mejores maneras."


-Notificación De Muerte De Personal-

Nombre: Dr. Kondraki

Causa: Herida de bala autoinfligida

Información:
El sujeto ha sido conocido por exhibir bipolaridad extrema y trastornos paranoides consistentes con desequilibrio químico extremo. El sujeto entró en un episodio psicótico durante una conversación con otro miembro del personal. El sujeto intentó matar a varios miembros del personal, luego, intentó tomar un alto miembro del personal como rehén. El sujeto fue reportado como incoherente y muy agitado, y amenazó con quitarse la vida varias veces durante el evento. El sujeto hizo varias propuestas para ejecutar el alto funcionario, antes de dispararse a sí mismo. Los equipos de seguridad informaron demasiado tarde para evitar la acción del sujeto.

Post-Acción:
Servicios de entierro tendrá a lugar inmediatamente. Entrevistas de reemplazo en curso.

Estado:
Cerrado


"¿Se pegó un tiro? ¿En serio Gears? ¿De Verdad?"

"Sí."

"…Mírame a los ojos. Mírame a los ojos y dímelo".

"Él se disparó a sí mismo."

"No puedes mentirle a un jodido mentiroso, Gears."

"…"

"…¿Por lo menos fue difícil para ti hacerlo?"

"…"

"Sabes qué… no respondas. Realmente no quiero saber".

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License