El Dinosaurio
Puntuación: +2+x

“Cuando despertó, el dinosaurio aún estaba allí”
Augusto Monterroso

—¿Qué carajo…?

No, no podía ser, todavía medio adormilado se irguió sobre la cama y se frotó los ojos.

Si, el dinosaurio aún estaba allí.

Estaba a los pies de su cama, durmiendo o eso parecía, se asemejaba muchísimo a un gato remolón que busca refugio y el calor de su amo.

Era una idiotez, ¿acaso Elmer no lo había devuelto? Molesto, empezó a patearlo aún con los pies bajo la frazada.

Al dinosaurio no le gustó eso, y le gruño mostrándole los dientes. Y no estaba durmiendo, sino royendo un hueso bastante grande y largo.

Y estaba más grande que antes, eso era imposible, era un compsognathus, no mayor que un pollo. Pero ahora parecía tener el tamaño de un perro grande, más bien de un perrazo, y también su peso… casi parecía un deinonychus.

De pronto, recordó algo:

“Trabajar con SCP temporales es realmente jodido, y a la vez muy interesante" —dijo Elmer, o como él prefería ser llamado, Doctor Von Braun— "Me ordenaron que regresara a este tipo a su tiempo… Pero no lo hare, lo conservaré un par de días mas, quizás una semana.”

“Y pateó levemente la caja de cristal donde el compsognathus, como una gallina ciega y desplumada, daba saltitos y embestía contra las paredes.”

“¿Vas a desobedecer ordenes? No es buena idea, sabes lo peligroso que puede ser… ¿y para que quieres conservarlo? ¿Para realizar experimentos potencialmente peligrosos y pervertidos?”

“Tranquilo, no es nada de eso" —insistió Elmer, es decir, Von Braun— "Solo lo observaré, y ya envíe una solicitud a nuestros superiores, por triplicado y con todas las estampillas correspondientes… la verdadera razón es otra.

“A nivel individual, o mejor dicho, a nivel de una entidad biológica individual, los cronoviajes pueden causar efectos secundarios cuyas derivaciones pueden ser… bueno, difíciles de calcular. En realidad las consecuencias a nivel celular, genético, molecular e incluso, sub-atómico, pueden ser… interesantes”

Las palabras de Elmer adquirieron todo su sentido ahora: Los cronoviajes pueden causar efectos secundarios cuyas derivaciones pueden ser… bueno, difíciles de calcular… las consecuencias a nivel celular, molecular, genético… Bravo, algo en lo que tenias razón, nuevamente, aunque hasta tú no habrías imaginado que en menos de 24 horas un animal del tamaño de un pollo crecería casi hasta el de un doberman.

No fue buena idea desobedecer a tus superiores.

Quizás no fue una buena idea patearlo.

El dinosaurio giro su cabeza y lo miró, con un hueso atravesado sobre su hocico lleno de dientes. Recién entonces se dio cuenta de que aquel hueso se parecía extraordinariamente a un fémur humano… y en realidad era un fémur humano.

—Eeeh… ¿Elmer?… ¿Doctor Von Braun?

Pero Von Braun no estaba (O quizás si, pero en partes). El dinosaurio se irguió… era mas grande que un doberman, mas pesado también, se dio cuenta de eso cuando el dinosaurio dio un paso adelante y pisó una de sus piernas.

—¡Von Braun!

El dinosaurio escupió el hueso (mas bien lo dejo caer) y dio otro paso más.

—Grrrr…

—¡Elmer!

¡GRAAAUM!

¡NO!


Media hora después, el dinosaurio era lo único que aun estaba allí.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License