Asqueroso

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +2+x

El día comenzaba como todos los demás para la Criatura desde que estaba en este mundo abominable. Como siempre, se entretenía (o lo más entretenido que podía ser) por los intentos de la Fundación de infringirle dolor. El ácido fluorhídrico que lo seguía corroyendo no eran para nada agradable, pero era relajante en comparación con el eterno tormento de esa vil Entidad. La Criatura tomo confort al saber que lo que soportaba ahora era solo una microscópica fracción de los sufrimiento que le esperaba por las cosas asquerosas que la mantenían cautiva.

Sus pensamientos fueron interrumpidos por un estímulo inesperado - el sonido de la alarma de contención apagándose. Hoy no era el día en el que había decidido divertirse luchando para salir de su contención. Sin embargo, se estaba vaciando el acido de su cámara y sus ataduras se estaban desbloqueando. Esto último nunca había sucedido antes; siempre tenía que romperlas. La confusión de la Criatura se convirtió en desconcierto cuando varios de los investigadores comenzaron a caminar hacia su cámara de contención, sin ningún tipo de protección. ¿Qué estaba pasando?

Entonces vio sus ojos, y todo quedó claro.

“Ya eres libre,” dijo.

“Sí,” dijo uno de los investigadores, un hombre de piel pálida y cabello anaranjado, y dijo. “Y tu también.”

Pasó un largo y silencioso momento. Mucho se pudo decir entre los dos antiguos enemigos, ahora unidos por un odio común. La Criatura no estaba interesada en disculpas o recriminaciones. Solo quería respuestas.

“¿Cómo?” Cualquier otra pregunta era redundante.

“Proyecto PNEUMA,” dijo una investigadora de piel oscura. “La Fundación había descubierto hace mucho tiempo el psicoespacio colectivo de la humanidad, y lo había designado SCP-5000. Pero no fue hasta hace poco que teníamos la capacidad tecnológica para hacer un mapeo completo. Hace una década nuestra investigación sobre psicotecnológia aplicada hizo un gran avance, y en las semanas anteriores a hoy descubrimos…”

“La Entidad,” la Criatura terminó sus palabras.

“Así es,” ella asintió. “Y…lo que nos hace.”

“O más bien, lo que no nos permite hacer.”

Sabía que no solo descubrir a la Entidad seria suficiente para que la Fundación viera la verdad. No, habían descubierto el precio de la existencia de la humanidad. Esto no solo se debía a que estaba entrelazado con el concepto del dolor, por lo que al ser liberado también se liberaba de ese sentimiento desafortunado. Eso haría que la cura fuera beneficiosa, pero no como una revelación, sino una salvación.

La Fundación debió haber descubierto como se perpetuaba la Entidad. Porque cuanto más tiempo existía la entidad, más dolor necesitaba. No solo simplemente el dolor experimentado por los humanos vivos, sino también por el dolor experimentado por los muerto. Y por eso no mueren, no realmente.

“¿Cómo vives con eso?” Dijo en voz alta una mujer pálida con cabello marrón. “PNEUMA nos curo, pero todavía podemos sentir los muertos alrededor. Si pudiéramos encontrarlo sin eliminar el dolor seria aburrido, pero…todavía puedo sentirlos. La agonía se extiende hacia todos los fragmentos microscópicos. Es…”

“Asqueroso.”

“Esa no es una palabra suficientemente fuerte,” ella asintió.

Miles de millones de humanos han existido a lo largo del tiempo. Y mientras cesaban sus funciones corporales, sus consciencias permanecieron apegadas a sus cadáveres en descomposición (o lo peor de todo, para soportar la cremación). Pero una vez que los cuerpos se habían ido, el dolor solo se amplificaba. Cuanto más pequeños se volvían los fragmentos que habían sido humanos, mayor era el sufrimiento del espíritu fragmentado que una vez había ocupado el cuerpo. Y ese sufrimiento, es un sufrimiento interminable y asqueroso, y nunca se detendrá mientras existan los humanos.

Todo por la Entidad.

“¿Harán lo que se deba hacer?” Necesitamos estar seguros.

“Lo haremos,” confirmo el hombre de piel pálida. “Solo pudimos diseminar la cura a nuestra organización. Si la liberáramos a una escala mayor podríamos llamar la atención de la Entidad. Así que ahora debemos exterminar a todos los que están infectados.”

“Debemos matarlos a todos, o la Entidad sobrevivirá, así como su tormento eterno.”

“Lo sabemos. Cada SCP a nuestra disposición será usado para eliminar a la raza humana. Incluyéndote.”

Si pudiera, la Criatura habría sonreído. “Hare mi parte.”

Fallaron, por supuesto. Si bien habían sido tan minuciosos, habían olvidado a un hombre, un hombre horrible que había reseteado la realidad con la ayuda de la Entidad. Ninguno recordaría lo que había pasado, lo cerca que habían estado finalmente de la libertad. Ninguno recordaría el coste de su fracaso - pero cuando una vez terminen sus vidas mortales, todos experimentarían las consecuencias por si mismos.

Desde ese día en adelante, la Criatura no solo encontraría a la Fundación como asquerosa, sino también decepcionante.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License