DISCURSO DE EMERGENCIA DE LA SCP*
Puntuación: +4+x

Caballeros, caballeros. Manténganse calmados, sé que todos los que están presentes están altamente preocupados por el tema que discutiremos hoy.

Verán, caballeros, estoy completamente consciente de lo que está pasando en Latinoamérica y otras zonas hispanas. No tienen a nadie para defenderlos de las viles criaturas que habitan debajo de nuestros hogares.

No tienen a una mano protectora, que detenga al mal que nos acecha. Así que hoy, yo, Wolgang F. Sickleworth, declaro la creación de la rama hispana de la fundación SPC. Desde hoy, nadie jamás volverá a temer salir a la calle, y encontrarse con un tiburón, porque nosotros lo habremos golpeado.

¡Nadie jamás temerá ir al trabajo y ser despedido, solo porque vuestros jefes son tiburones! ¿Por qué? Por qué los habremos golpeado. ¡No temerán a dejar a sus hijos jugar afuera solo porque un tiburón podría secuestrarlo! ¡Por qué nosotros lo habremos golpeado en toda su maldita cara de pescado malformado!

Es así, Damas y Caballeros, que les anuncio que la Fundación SPC, el Centro de Golpear a los hijos de puta malnacidos que son los tiburones, desde ahora también actuara en el mundo hispano hablante.

Juramos solemnemente defender a cada hombre, mujer y todo lo que este en medio, de los peligros que son los tiburones. Golpearemos cada una de sus estúpidas caras, incluso llegaremos fuera de los límites y lo golpearemos en su torso, o tal vez en su cola ¿Quién sabe hasta dónde pueden llegar las posibilidades? El cielo no es el límite, porque hoy también anuncio la creación de otra de nuestras nuevas ramas: LA SPC ES, ES es de ESPACIAL, nada detendrá a la fundación SPC de mantener al mundo seguro de toda amenaza acuática.

¿Preguntas?


[En este momento tres guardias aparecen de la nada y se llevan al agente ██████, que fue instruido a hacer esta pregunta. Nadie lo ha vuelto a ver hasta este día.]
*SPC
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License