Diario de D-35091 - #1
Puntuación: +2+x

Ahí estaba yo, recostado en la cama de mi celda, sin hacer nada. Absolutamente nada. Hace días que no había sido enviado a ningún experimento con una de esas cosas, más bien, monstruos. El último había sido uno al que le llamaban "SCP-173". Era una estatua, inmóvil, pero según los tipos del lugar, decían que se movía si no lo veías. Yo no vi que se moviera ni un solo centímetro, así que no creo mucho eso.
De pronto, la puerta se abrió, y el guardia detrás de ella me habló.
-Acompáñame, te necesitan en un lugar
-Vale, lo sigo
Me llevó a una sala, aparentemente vacía.
-¿Es aquí?- pregunté, dudando.
-Sí. Ahora haz lo que el te diga.- dijo, señalando a un tipo con bata. -Me largo-
Me dieron unas gafas de tercera dimensión para que me las pusiera, no sin antes entrar a la sala vacía.
-Póntelas- dijo el tipo.
En cuanto lo hice, pude ver una extraña criatura, con muchos ojos, paradas en dos patas o piernas, y muy, muy altas.
-¿Ves algo inusual?- me preguntó el hombre.
-Sí, una extraña cosa que me está mirando, parada y con muchos ojos- respondí
Supuse que serían malas, pero tenía que acatar órdenes o me matarían.
-Acércate a una, pero no la toques ni le hables- ordenó el hombre. Y así lo hice. La "cosa" me miraba, pero no hacía nada, ni siquiera se movía. Me seguía con la mirada.
-¿Cuántas cosas como esa hay en la sala?- preguntó el científico (si es que eso era).
-Unas 4- dije, un poco asustado. - Una me está viendo, las otras miran hacia la cámara.
Así estuvimos unos 10 minutos.
-Bien, terminamos. Un guardia te escoltará a tu celda.
-Muy bien.
Al menos hoy ha sido un día entretenido. Seguro estaré unos días encerrado aquí.

~D-35091

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License