Día de Pago
Puntuación: +1+x

Otro tranquilo día en este tranquilo pueblo.

En el lado este del pueblo se encuentra un banco. No era un gran banco, no era un banco pequeño, solo un banco. El vecindario era pequeño, y mucho más importante, no hacían preguntas. Como porque había gente que comúnmente venía y cobraba en ese banco, pese al hecho de que ninguno de ellos vivía en el pueblo. Pero, de repente, ellos trabajaban para Soap from Corpses Products, Inc. Era mejor no preocuparse mucho por cualquier chiflado que trabajará en esa clase de trabajo.

Dos autos se estacionaron, justo enfrente del banco. Un viejo autobus VW con un trabajo descolorido de pintura roja, y un tambien casi tan viejo Ford Mustang azul. Ninguno tenía matrículas particularmente identificables, que era solo como a sus dueños les gustaba. Cualquiera que revisara sus licencias se encontraría con nombres de personas que no existen, provenientes de varios estados. Las puertas de los carros se abrieron, y salieron cinco hombres. Si su ropa no daba a entender que era lo que hacían, sus armas si. Pistolas de 9mm y escopetas de acción, y uno al menos tenía una automática. Este banco era demasiado pequeño para su gusto, pero siempre podían usar el dinero fácil. Abrieron las puertas del banco, armas en lo alto.

"¡Todos al suelo, ahora!"

La mayoría hicieron lo que ellos dijeron, hombres, mujeres, incluso el par de guardias de seguridad. Notablemente, sin embargo, había un grupo agrupado cerca de uno de los cajeros. El resto de la ciudad los conocía como simples empleados de Soap from Corpses Products, Inc. Un grupo heterogéneo que ciertamente no se parecía a los fabricantes de jabón, todos parecían un poco cansados, distraídos o como si hubieran prisa. Uno con bata de laboratorio miró a los ladrones de bancos por un segundo, antes de hablar.

"¿Me estás jodiendo? ¿En día de pago?"

Hubo un momento de silencio, algo entre tenso e incómodo, y los hombres con armas reaccionaron primero.

"¿Eres sordo o algo así? ¿Estúpido? ¡Abajo!"

El grupo en batas de laboratorio permaneció de pie, mirando de uno a otro antes de que uno de ellos - una mujer baja y robusta con el pelo largo y oscuro recogido en una cola de caballo - resoplara con fuerza y ​​se llevara una mano a la boca en un intento desesperado de sofocar.su risa amortiguada. Los hombres fruncieron el ceño bajo sus máscaras de esquí y entrecerraron los ojos, mientras que otro hombre con una bata de laboratorio suspiró pesadamente, levantando su palma para encontrarse con su cara.

"Rights, para ya."

"Estoy tratando."

"Miren, caballeros, esto es evidentemente ridículo". El gran hombre negro tatuado grande parecia bastante fuera de lugar, especialmente con el collar dorado alrededor de su cuello. "¿Ustedes en serio tiene la intención de robar este establecimiento de esa manera? Quiero decir-"

"Cierra la puta boca, o te disparo."

"Vamos, ese tipo de charla no tiene sentido, y es inútil a me-"

¡BLAM!

El gran hombre negro miró abajo hacia el agujero en su torso, y suspiró resignado. "Y yo acababa de obtener este cuerpo en la forma que quería también". Sus ojos se movieron hacia atrás en su cabeza, y él cayó al suelo, muerto como un cerrojo, su lindo collar deslizándose por el suelo.

"Maldita sea", murmuró la mujer llamada Rights, pero siguió riendo.

Un hombre alto con la cabeza afeitada se adelantó del grupo, aparentemente muy tranquilo para la situación, y se dirigió a uno de los hombres con una voz extrañamente sin tono. "Señor, le pediría que abandone el lugar de inmediato. Sus acciones pueden causar un retraso innecesario en nuestro regreso a nuestras funciones, además del retraso ya creado por su neutralización al Dr. Bright".

Un hombre con pelo lacio y fibroso y una pequeña barba se adelantó y apuntó con una escopeta al rostro del hombre calvo. "¿Hablas en serio? ¿Estás tratando de discutir con nosotros porque vas a llegar tarde?" Se rió y golpeó al hombre calvo con el cañón de su arma. "¿Nadie aquí entiende esto? ¿Nadie ve al muerto? ¡No estamos JUGANDO!" Disparó una bala al techo, causando que la mayoría de los clientes del banco se estremezcan o caigan al suelo. El hombre calvo continuó mirando sin inmutarse.

"Sus intentos de intimidación están mal dirigidos. Incluso descontando mi estado mental único, una escopeta no es la herramienta adecuada para lograr el cumplimiento de mí mismo o de mis compañeros de trabajo. Las armas de fuego y la amenaza de recibir un disparo son relativamente bajas en nuestra estimación de situaciones peligrosas, tanto que algunos miembros del personal lo usan casi como una forma de saludo". Ante esto, un hombre con una gorra de béisbol y otro con una nariz ganchuda y una amplia sonrisa comenzaron a reírse. "Carece de la capacidad de incitar al nivel de miedo necesario para el cumplimiento inmediato de sus solicitudes. Su curso de acción actual no conducirá, de ninguna manera, a su resolución deseada".

El hombre con el cabello largo y la pistola inclinó la cabeza hacia un lado, confundido. "Que de… ¿quién diablos son ustedes?"

"Jesús, Alá, Buda, Gears … usa menos palabras. ¡Creo que acabas de confundir al pobre ladrón!", replicó la mujer de nuevo.

Uno de los hombres armados - el más pequeño del grupo - tomo el collar en el suelo y se lo puso sobre la cabeza. Oye, el botín era un botín, después de todo. Él nunca notó haber sido reemplazado en su propia cabeza. Sin embargo, cambió sutilmente el arma en una nueva dirección, y les dio un guiñó de ojo y un pulgar arriba al resto del grupo.

"¿Crees que esto es algún tipo de juego?" el hombre de pelo largo continuó. El ladrón más pequeño e igual de lento comenzó a redirigir su objetivo. Originalmente apuntado a la mujer, ahora apuntaba al hombre con la cabeza rapada. "¿Esto es una especie de broma para ti?" El arma del hombre corto se movió un poco más hacia el hombre con la gorra de béisbol. "¿Crees que esta arma es una falsificación?" Un último cambio minúsculo hizo que el cañón apuntara directamente a la espalda del pistolero de pelo largo. Al mismo tiempo, el pistolero de pelo largo apuntó con su escopeta a Rights quien aún reía.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License