Noche de Cita

Traducción sin revisar. Es posible que encuentres errores en este documento. Puedes corregir los problemas que veas, pero la revisión no será aprobada hasta que el Equipo de Traducciones se haga cargo.


Puntuación: +4+x

Alvarez tocó la puerta abierta y se adentró en la oficina.

“¿Me llamaba, señor?”

El Dr. Gears dejó de poner atención a los archivos de su escritorio, fijando su mirada en el joven guardia de seguridad. “Sí, he intentado contactar al Dr. Clef toda la tarde pero no responde su teléfono. Me gustaría que lo localizaras para asegurarme de que está bien y decirle que tengo algo urgente que discutir con él.”

“Pero, señor, es viernes en la noche”, dijo Alvarez, repentina e incómodamente. “Si recuerda…”

“Oh, ya veo. Es su…”

“…sí”.

“Y él no puede…”

“Dejó instrucciones sobre no molestarle bajo ninguna circunstancia, es correcto, señor”.

“Bueno, supongo que las cosas pueden esperar hasta mañana”.

“Muy bien, señor”.

Alvarez dejó la oficina.


El Dr. Alto Clef se sentó en el comedor de su suite en el Sitio-19. Era un lugar lujoso por donde se le mirara –tapices embozados de oro, paneles de roble ornamentados, muebles del siglo 18, la mesa estaba preparada con la más fina plata y una vajilla invaluable. Un antiguo jarrón Ming yacía en un pedestal cercano, brillando bajo el cálido resplandor de un candelabro de cristal; un Caravaggio original colgaba en una pared, un Vermeer en otra. Barry White tocaba suavemente en el fondo.

“¡Mmmh!” Exclamó Clef, bajando la cuchara y limpiando sus labios con su servilleta“. La sopa de hinojo estaba exquisita. D-12130 realmente se superó esta noche.” Llamó a uno de los varios miembros del personal Clase-D que estaba presente. “Más vino, D-23897.”

“Enseguida, Dr. Clef”, dijo el hombre con el mono naranja, acercándose nervioso a la mesa y llenando sus copas con un Chardonnay particularmente fresco.

Clef llevó la copa hasta su boca, tomó un poco y suspiró con satisfacción. “Esto es genial”, dijo sonriendo a su invitado. “Deberíamos hacer esto más seguido, ¿no crees?”

Desde otro lado de la mesa, SCP-173 le devolvía la mirada, quieto, silente.

Cinco miembros del personal Clase-D fueron posicionados alrededor de la estatua viviente, con sus ojos fijo en ella, esforzándose en no parpadear mientras el sudor frío recorría sus rostros, sin romper el contacto visual, ni por un segundo; un sexto hombre se colocó justo al lado de 173, temblando de terror mientras acercaba cucharadas llenas de sopa de hinojo hasta su cara, esparciéndolas por donde debería estar su boca.

“Debo mencionar lo adorable que luces esta noche, querida”, dijo Clef. Sus ojos se movían apremiantes sobre el oscuro vestido de noche que cubría las curvas de la estatua, sobre la lustrosa y rubia cabellera de la peluca que coronaba su cabeza, sobre sus rocosas mejillas… “Iba a esperar hasta más tarde, pero verte así, es que, yo… Je, tan sólo mírame, balbuceando como un niño. No sé qué es lo que tienes. Siempre has tenido ese efecto en mí.”

SCP-173 lo miró. Sus rasgos de piedra, en blanco, impasibles.

“Como sea”, dijo Clef, “tengo un regalito para demostrarte lo mucho que aprecio que estés aquí, compartiendo esta tarde conmigo”. Clef tomó una cajita plana de su bolsillo y se la dio a D-23897, quien estaba parado cerca de él. El hombre la tomó y rodeó la mesa; su corazón se aceleraba a medida que se acercaba a 173.

“Ábrela, cariño”, dijo Clef. D-23897 abrió la caja, revelando un collar de oro con docenas de pequeñas incrustaciones de diamante. “Debe de quedarte, lo mandé a hacer especialmente para ti”, sonrío Clef. D-23897 retiró el collar de la caja y, a regañadientes, lo colocó alrededor del cuello de 173, haciendo muecas a cada vez que sus dedos tocaban la fría y dura superficie del cemento. Clef se quedó sin palabras por unos momentos. “Te queda perfecto”, logró decir al fin. “Dios, eres hermosa. Siento como si nunca quisiera dejar de mirarte”.

En ese preciso momento, Can’t Get Enough of Your Love, Babe comenzó a sonar; Clef sintió que su corazón se agitaba. ”Es nuestra canción”, soltó suavemente. Mientras que la potente voz de Barry White llenaba el aire, Clef se halló mirando dentro de los pintados y alienígenas ojos de 173, perdiéndose en sus profundidades. “¿Sabes?”, dijo después de un momento de silencio, su voz no era más que un ronco susurro, “de repente perdí el apetito. ¿Qué dices si nos… retiramos …por esta noche?”


Clef yacía en su amplia cama, con 173 a su lado y las suntuosas sábanas de satín completamente desordenadas alrededor de ellos. El personal de Clase-D se encontraba rodeando la cama en un círculo: diez pares de ojos no habían dejado de ver a la estatua durante las últimas dos horas.

“No puedo expresar lo mucho que nuestros pequeños encuentros significan para mí”, murmuró Clef al oído de 173. “Estar a cargo del Sitio-19, con toda esta responsabilidad, con todas estas vidas dependiendo de mí… puede volverse agotador. Haces milagros, ¿sabes? Realmente–”. Su hilo de ideas fue interrumpido por una serie de callados murmullos – dos miembros del personal de Clase-D parecían tener una discusión. Clef carraspeó con fuerza. “¿Les importaría?”

D-23897 se percató de la queja. “Perdón, señor. Solo es D-45931, no ha dormido en los últimos días y estaba a empezando a cabecear. Le dije que mantuviera los ojos abiertos.”

“Oh, ya veo. En realidad, no es necesario”

D-23897 frunció el ceño, confundido. “Pero, señor, la estatua…”

“No voy a negar que puede ser toda una fiera, sobre todo con sus arranques de emoción, pero no intentará nada mientras esté cerca de ella”

“¿Así que… no hay peligro?” preguntó D-23897.

“En efecto, no hay nada de qué preocuparse.”

“…”

“Ahora, si eso es todo,” dijo Clef, “Me gustaría volver a–”.

“¿Entonces por qué estamos aquí?” espetó D-23897 con incredulidad, casi gritando. ”¿Por qué nos hace quedarnos aquí?”

Clef lo miró enrarecido, una desquiciada sonrisa amenazaba con asomarse de su rostro.

“Es solo que me gusta cuando la gente mira.”

« | HUB | »

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License