Crece En Los Árboles
Puntuación: 0+x

Para ser honesto, Atkinson no esperaba que el objeto crease entidades similares a cucarachas con exoesqueletos cubiertos de espinas. Tenían una fuerza descomunal, para ser organismos compuesto de materia vegetal, suficiente como para herir su bicep derecho, dejándolo tambaleándose hacia la salida y tropezando de vuelta a la antecámara. Con un respirar pesado, abrió un kit de primeros auxilios y comenzó a envolver su brazo en vendajes, luego de curar su herida.

Era extraño. Normalmente, la planta únicamente generaba formas de vida arácnidas, y solo cada cierto tiempo. Atkinson estaba seguro de que no era el ambiente de la cámara - le puso mucha atención, debido a la naturaleza quisquillosa del objeto. Nunca antes había visto algo aparte de los arácnidos que normalmente engendraba, y el cambio repentino le era bastante inquietante. Presionó un par de veces mas el botón de alerta baja, intentando solicitar ayuda, antes de darse cuenta que había gritado bastante mientras se vendaba. Era extraño - no lo había notado durante el proceso, pero, podía sentir el zumbido de sus propios gritos haciendo eco en sus oídos. Miró la planta a través de la ventana en la compuerta.

"Atkinson!"

La cabeza del doctor giró mientras un miembro de su equipo, Fetters, corría por el pasillo. Suspiró mientras guardaba el kit de primeros auxilios en el sujetador anclado a la pared, inclinándose contra la pizarra en la pared. "Si, Fetters? Por qué nadie vino antes? podría haberme herido gravemente."

"Le escuché gritar, justo ahora. Pero no sonaron alarmas."

Atkinson levantó una ceja. "Estoy seguro de haberla presionado. Completamente seguro. Tanto la interna como la externa. Estás seguro?"

Fetters asintió, luego chasqueó su lengua. "¿Falla mecánica? No lo se. Llamaré a la guardia del Sector."

Fetters tomó su tarjeta de acceso y la deslizó, caminando a través de la puerta de la antecámara y hacia el pasillo, presionando el intercomunicador. Atkinson observó el pequeño y oscurecido indicador de luz de el mecanismo de deslizamiento de la tarjeta. Entrecerró los ojos. No era verde, ni lo había sido luego de que Fetters deslizase su tarjeta. Tomó su propia tarjeta, pasándola. La puerta se abrió, y vio a Fetter parado ahí, hablándole al intercomunicador, se cerró, y rápidamente deslizo su Visa. De nuevo, se abrió, y esta vez Fetters lo estaba mirando. "Que estás haciendo?" preguntó, dejando de presionar el botón del intercomunicador.

"Pruebo la puerta. Que te dijeron?"

"Nada. El ala completa debe estar con problemas de funcionamiento. Lo reportaré."

Nathan presionó por si mismo el intercomunicador, mientras Fetters se movía a un lado. "Aló? aquí Atkinson."

Esperó. Y escuchó. Y lo que escuchó fue un perfecto la bemol.

Tomó a Fetters del brazo, y lo empujó de vuelta a la antecámara, empujando la palanca para cerrar el paso a cualquiera proveniente de la sala de control de contención. Fetters forcejeó y lanzó a Atkinson hacia la puerta. "Que demonios, Doc? Que estás haciendo?"

"Un la bemol perfecto, Fetters."

"¿De qué mierda estás hablando?"

"El intercomunicador, Fetters," Respiró. "Algo no anda bien."

"Como podrías saber el tono que estaba sonando?"

"Solía dedicarme a la música, hasta cierto grado. Casi estudio esa carrera, ya sabes, tocando el-"

"Ve al grano," Fetters insistió, impacientemente. Giró y comenzó a manipular el panel de control, encontrando de poca a ninguna respuesta, murmurando frases confundidas a si mismo.

"SCP-" Atkinson murmuró.

"Que?"

"SCP-" Todo indicaba que Nathan estaba enunciando un numero para finalizar la nomenclatura, pero sus labios no emitían sonido alguno. Sostuvo un dedo en el aire y escribió la designación en la pizarra: SCP-3142.

"SCP-"

"SCP-" Fetters intentó de nuevo, moderadamente irritado.

"S. C. P. -"

Fetters suspiró. "Ya, explica."

"Es una anomalía acústica que previene la transmisión del sonido que describa la propia anomalía, básicamente. Las descripciones largas no se ven afectadas, pero, su designación exacta es imposible de comunicar mas que en registros escritos. Por lo tanto, no puedes terminar de decir el nombre." Atkinson inició el cierre de la zona de contención de la planta, dejando de lado la pizarra. Garantizaba doce horas de contención total, o al menos eso esperaba.

"Estás sugirie-"

Para ser honesto, Atkinson no esperaba que la planta crease cucarachas. Y, siendo justos, obviamente, el no habría esperado que catalizaran una reacción entre el Tetranitrato de Pentaeritritol, un plastificador, y una pequeña reacción de inicio para ponerlo todo en marcha. Empujo la muralla hacia adentro, y Atkinson y Fetters hacia la pared opuesta, cubriéndolos con escombros. El ataque de insectos-planta fue inmediato y frenético, Fetters tomó a Atkinson del suelo rápidamente, deslizando una tarjeta para volver a salir por la puerta. Lanzó a Atkinson hacia delante e intentó utilizar el intercomunicador por ultima vez, mirando el fondo del pasillo. Se veía inmaculado.

Fetters intentó hablar, cuando se dio cuenta de que ambos respiraban agitadamente, apenas logrando decir qué antes de comenzar a jadear, toser, y limpiarse un poco de el polvo acumulado en su ropa. Atkinson había dejado su bata blanca detrás, junto con a su portapapeles, que habían recibido algunos escombros en llamas. Se apoyó contra la pared, sus dos palmas firmemente ancladas, tosiendo abundantemente.

"S-sig… cof significa que, si una brecha de con- cof tención estuviese sucediendo… no la escucharíamos, si alguien… alguien hubiese encontrado una manera de utilizar la anomalía. Como la… la planta. Si. Esa era la planta. Ya ves… lo que es la ingeniería genética."

Fetters no se molestó en tomar su teléfono. Sabía que no le serviría de nada. "Así que, que sugieres que hagamos entonces, ah? Nos quedamos parados esperando que alguien venga por nosotros? Que mierda, Atkinson?"

La actitud extrañamente tranquila que Atkinson tenia sobre las cosas, especialmente ante adversidades que requerían mas fuerza de la que había anticipado, le habían ganado cierta notoriedad entre sus colegas. Frotó sus sienes. "Bueno, de partida, comenzamos a comprar orgánico."

"Que?"

"Bueno, Quiero decir, mírala! Obviamente la planta fue modificada, mírala. Alguien debe haberla cambiado a esta planta desde el ultimo vástago"

"Atkinson, concéntrate. Que vamos a hacer sobre la brecha del Sitio-88?"

El doctor suspiró. "Bueno, encontramos una salida. Nos mantendremos calmados. Creo que se de una manera. SCP-3875 tiene un túnel de escape que lleva fuera del sitio. Podemos averiguar que hacer desde allí. Quizás podemos llegar al terminal de vehículos."

"Cierto, cierto," Fetters respiró, intentando calmarse mientras comenzaban a avanzar por el corredor. En algún lugar detrás de ellos, el murmullo de explosivos plásticos rasguñaba contra las puertas.

« El Golfo || __ »

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License