Libro de Isaac hijo de Zadok
Puntuación: +1+x
the_horizon_initiative_by_sunnyparallax-d8i98ob.jpg

Verificando las credenciales de la Iniciativa Horizonte…
Accediendo a Textos Universales…
Buscando "Isaac Hijo de Zadok"…

1 texto encontrado.
Libro de Isaac Hijo de Zadok

1La palabra de Dios a Isaac, hijo de Zadok, el Bet-semesita, que El le habló en los días del Jueces.2Una profecía sobre los Mekhanitas; Escuchen, hijos de Javan, escuchen, creyentes de Mekhane.3 Yo soy Dios - los cielos y la tierra yo he creado, la tierra y el mar yo he creado. 4 Porque Dios es el que crea todo, desde el más grande hasta el más pequeño, que está en la faz de la tierra. 5 ¿Puede Dios romper lo aquello que debes reparar? ¿Se puede destruir a Dios para que lo reconstruyas? 6 Pues así dice Dios: el hombre he creado, y el hierro he creado, y tú también he creado, sin embargo, tomas el hierro y lo unes al hombre. 7 Y tú también haces hombres de hierro; pero no son hombres, porque no tienen entendimiento ni sabiduría; y los hombres tienen conocimiento, entendimiento y sabiduría. 8 “¿No creé al hombre a mi imagen?” La palabra del Señor. "Y cambiarías al hombre para adaptarte a ti, para hacerlo como tu dios, 9 diciendo ‘El hombre no es creado como Dios y lo haremos tal‘, 10 pero si el hombre no está hecho a imagen de Dios, ¿cómo puedes cambiarlo de esa manera? Porque nadie más que Dios puede hacer a otros como él.” 11 Y tu dices: "¡Pero buscamos mejorar al hombre con hierro y bronce!" Y yo digo: "Mejor ustedes primero, 12 para que sepas que no hay nadie más que yo en los cielos y en la tierra, y te hare un mejor tu. 13 Y cuando sabes que soy uno, y mi ley es buena, y mis palabras son verdaderas, 14
que he hecho metal, y carne, y fruta, y animales, y piedra, y sangre, y árboles. 15 entonces dirás: ‘Debemos ser mejores hombres con lo que Tú, el Señor, nos has dado, con todo lo que has puesto en la Tierra‘, 16 con metal, y con carne, y con frutas, y con animales, y con piedra, y con sangre, y con árboles, 17 y diré 'Hazlo, y te bendeciré por ello,’ 18 ¡Pero espera! ustedes son hombres malvados, porque dicen: "Dios no hizo al hombre, sino que Dios hizo el hierro y el bronce, y nosotros haremos al hombre hierro y bronce para que podamos servir a nuestro dios,” 19 pero tu dios es falso, porque Dios ha hecho todo, hombre y hierro por igual. 20 ¡Mira! Incluso las naciones del mundo que no me conocen adoran lo que he hecho, el sol, la luna y la tierra, 21 sin embargo, adoras a un dios de tu propia creación, una abominación que no he hecho ni hare. 22 Arrepiéntete, y vuelve al Señor, y acepta el pacto que hice con todas las personas de la Tierra que hice con Noé cuando se fue del Arca. 23 y te perdonaré por todos tus pecados, y serás un mejor hombre para servirme. 24 Pero no oirás mi palabra, e ignorarás lo que he dicho, y mi ira crecerá. 25 Y lo haras, y oprimirás a mi pueblo Israel, y mi ira te inundara a ti. 26 Y lloverá una gran lluvia que sacudirá los cimientos de la tierra hasta las profundidades, para lavarte, 27 pero recordaré mi promesa que hice a Noé, para nunca volver a inundar la tierra, y simplemente te lavaré, y todo lo que has hecho. 28 Pero regresarás y continuarás haciendo lo que esta mal ante mis ojos.

2 Una profecía sobre los Nalkitas1; me repugnas y no tienes esperanza. 2 Porque incluso las bestias del campo Me conocen y cumplen su propósito tal como lo he establecido, 3 y el león se come al buey, y el lobo se come a las ovejas, y solo yo puedo cambiarlo, 4 y Dios ha hecho que el hombre esté por encima de todas las plagas del mundo, para curarlo, pero tú dices: "Sacrificaremos al hombre por enfermedad, y lo adoraremos, para que no nos mate." 5 Escuchen, ustedes Amalecitas2, los que odian todo lo que es bueno, los amantes de todo lo que es malo; Ciertamente te limpiaré de la faz de la tierra. 6 Porque dices: "El Hombre es un Dios que será adorado, y Dios es el hombre que matara," 7 y dices "El asesinato es bueno, y la enfermedad es buena, y la vida es mala", sin embargo, rechazas la muerte. 8 Y te desprecio, porque asesinas al hombre y comes su carne, y en ti no hay nada bueno, y tú odias a Mi pueblo Israel. 9 ¿Se ha visto alguna vez? ¿Alguna vez se ha escuchado en toda la tierra? 10 ¿Que los hombres adoran la enfermedad y sirven a la muerte y desprecian la sanación y odian la vida? 11 ¡Mira! ¿Adora la cabra al leopardo? ¿Adora el buey al león? Pero ellos les temen, y los odian. 12 Pues ellos son más sabios que ustedes, hombres de necedad, y ninguno es más necio que ustedes. 13 Y usted dice: "Tomaremos al hombre, y lo haremos no hombre, y crearemos abominaciones del hombre." 14 y haces lo que es completamente extraño, y no tiene comparacion con todo lo que he hecho. 15 Y dices: "Lo bueno y lo malo no son nada, y haremos lo que nos plazca, y no tendremos piedad", y tú odias a Mi pueblo Israel. 16 ¡Mira! Incluso los Egipcios levantaron a José, e incluso los Madianitas criaron a Moisés en su juventud, e incluso los Filisteos devolvieron mi Arca al tabernáculo, 17 e incluso los Cananeos no dañaron a mis siervos Abraham, Isaac y Jacob, porque todas las naciones tienen bien, menos ustedes. 18 E incluso el oso ama a sus crías, e incluso las aves del cielo saben su dirección, e incluso la serpiente no muerde sin ningún propósito, 19 pero tu odias a tus hijos, y no sabes a dónde vas, y matas sin propósito, y no tienes nada bueno. 20 ¡Mira! Por todos el mal que has hecho, te eliminaré por completo; ninguno quedará, 21 y la tierra será feliz sin ti, como la oveja se regocija cuando el lobo ya no existe, durante muchos miles de años. 22 Pero lo será, y los hombres más malvados te recordarán, y dirán: "¡Devolveremos lo que Dios ha destruido!" 23 Y pocos serán como tú, pero muchos no lo serán; y me quitarán todo lo que no me aborrece, y me enfureceré. 24 Y dirán "¡Vamos a ser dios al hacer el mal!" Y dirán "El mundo está sufriendo y en dolor, y adoraremos al que nos trajo eso." 25 Y los hombres del mundo dirán: "¡El lobo se ha ido, y el león ha llegado para matar!" 26 Pero no harán daño, porque protegeré de ellos a todos los hombres, y los ignoraré, porque mi misericordia es eterna. 27 Pero ellos crecerán, y mi ira crecerá contra ellos, y serán completamente destruidos; nada quedará, no habrá memoria. 28 Y todos los que no los despreciaron por completo serán borrados; nada quedará. 29 Y el mundo estará libre de ti y ellos, y el mundo será feliz, y Mi pueblo Israel será feliz y se regocijará.

¿Debo poner estos dos aqui? No estoy seguro.
Supongo que depende de cuánto quiero dejar y de cuánto quiero sacar.

Hmm.

¿Debo incluso hacer esto? Quiero decir, mis superiores no lo han hecho, y debe haber una razón para eso. Yo…No. No, estoy haciendo esto. Puede salvar vidas, y eso es todo lo que importa. Voy a hacer esto

Está bien, pero aún así, ¿debería poner esto?

Bien, sí, lo pondré. Quiero decir, se mencionan en el último capítulo; no sirve de nada hacerles saber que estoy dejando cosas fuera.
Bien…el siguiente no tiene nada que ver con cosas anómalas, y de cuatro a siete son sobre Israel. Los que no van a entrar.
El Capítulo Ocho, sin embargo…

8 Y la palabra de Dios vino a Isaac, hijo de Zadok, el Bet-Semesita, diciendo de nuevo: 2 Escriba esto en un libro, para que los que vengan en los próximos días lo escuchen; porque vienen días en que muchos me olvidarán, y no me conocerán; y tratarán de hacer el bien, pero no lo harán, 3 porque adorarán al gobernador en presencia del rey, y no aprenderán mis leyes, para hacer el bien y no el mal. 4 Y escríbe esto en un libro para que ellos lean y me conozcan. 5 Y escribirás en este libro diciendo: el mensaje de Dios a los Hombres de la Sombra. 6 He visto tus luchas, que intentas frenar las abominaciones y ocultarlas; Y he visto que deseas lo bueno. 7 Y tendré de ti misericordia, y te bendeciré en lo que hagas, y prosperarás y florecerás como flores en el jardín. 8 Y lucharás contra la marea, y pelearas, y tendrás éxito. 9 Pero me olvidarás, y dirás: "Fue mi fuerza y el poder de mi mano lo que hizo esto, lo que ha frenado la marea," pero yo soy el que lo hizo y tú no. 10 Y tu arrogancia crecerá como la vez que floreciste, y dirás "¿Dónde está Dios para que pueda capturarlo? ¿Dónde está Dios para que pueda atraparlo?" 11 Pero no te castigaré, porque recordaré que buscas el bien y te perdonare, y lucharás contra la corriente que amenaza con arrastrarte como arroyos en el Negev3, y continuarás teniendo éxito. 12 Pero tu arrogancia crecerá aún más, y verás abominaciones en todas las maravillas que he colocado en la Tierra. 13 Pero ciertamente son mis maravillas, y ciertamente las he hecho; como hice el sol, la luna y las estrellas, y como creé los árboles, los mares y los seres vivos. 14 Y he hecho hombres como he hecho las maravillas, y verás esto y esto como abominaciones, y atraparás a hombres, mujeres y niños como un cazador atrapa a su presa, y ellos te clamarán, y tú tendras que ignorarlos y diras "¡No son hombres!" 15 Pero aún recordaré tus intenciones que son buenas y que intentas hacer el bien, y te daré maravillas para que te ayuden en todo lo que hagas, para contener las abominaciones, 16 pero dirás "¡Son abominaciones!" de mis milagros, y los atraparás, y los usarás para pecar, y me enfadaré contigo, 17 pero no te destruiré, porque tendré misericordia de los hombres del mundo, porque tú detienes el caos y el vacio, 18 y tendré de ti misericordia, porque recordaré que tus intenciones son buenas, y las corrientes del Néguev no se inundarán.

Sí, este definitivamente se queda dentro. Es el punto central de esto.

19 Y escribe en el libro para los Hombres del Olvido, diciendo:

NO. Eso es completamente irrelevante para ellos, y solo los hará más insoportables.
Realmente no necesitan advertencias de otros grupos modernos. Los que se quedan fuera también.
Aunque el último capítulo esta dentro. Incluso si no escuchan las advertencias, al menos se prepararán y minimizarán los daños. Al menos, no van a simplemente ignorarlo.

Bien, entonces, eso es lo que queda dentro. Me pregunto qué pensarán de eso.

Yitzhak Dopol había hecho todo lo que pudo. Todo lo que quedaba por hacer era enviarlo.

Esperaba que hicieran lo correcto.

11 Y llegará al final de los días, y mi ira llenará a los Mekhanitas, los Nalkitas, los Hombres de la Sombra, los Hombres del Olvido y el resto, y caerán en la guerra. 2 Y pelearán por muchos días, y muchos morirán, y todos sufrirán, pero mi pueblo Israel quedará intacto. 3 Y será entonces, cuando el mundo esté inmerso en la guerra, y se usen las abominaciones, y se liberen, 4 y lo oculto no se ocultará, y el mundo caerá en el caos y el vacío, 5 y todos me orarán, pero no escucharé, porque me han enojado, y serán como corderos para la matanza. 6 Pero mi pueblo Israel no sufrirá daño, y los que los odian morirán, y los que los aman vivirán. 7 Y en un abrir y cerrar de ojos, una multitud de multitudes caerá, y todo el mundo estará aterrorizado, 8 y los Mekhanitas, Nalkitas, Hombres de la Sombra y Hombres del Olvido y todos los demás serán eliminados; ni uno quedará. 9 Y lo será, y lo no oculto será libre, y la sangre correrá por las calles; y el mundo será caos y vacío. 10 Y será entonces, y mi ira crecerá aún más, y mi mano golpeará incluso a mi pueblo Israel. 11 Y muchas multitudes de multitudes caerán, e incluso una multitud de Israel caerá en esos días. 12 Y mi pueblo Israel me llamará en ese momento, y los recordaré; 13 y recordaré mi pacto con Abraham, Isaac y Jacob, e incluso mi pacto con Noé, lo recordaré, para no borrar al hombre de la faz de la Tierra. 14 Y Mi ira se desvanecerá, y los pecados de los impíos serán purificados, y todos serán inocentes ante mí. 15 y eliminaré las abominaciones de la faz de la Tierra, y nunca más aterrorizarán. 16 Y lo que no se oculta estará oculto, y mi nación, Israel, será fuerte, porque lo oculto será de ellos. 17 Y será en esos días, y la nación de Israel será devuelta a Mi camino, y el mundo los seguirá. 18 Y mi pueblo Israel crecerá, y los bendeciré en todo lo que hagan. 19 y los bendeciré con el conocimiento de mis maravillas que les he dado, y ellos entenderán todo, 20 y la casa de David será restaurada en su lugar, y construiré mi Templo, y lo llenaré de maravillas que nunca se han visto. 21 Y todas las naciones del mundo respetarán y temerán a Mi nación, y mi pueblo Israel será fuerte por siempre.


"Seguramente las naciones son como una gota en un balde, son consideradas como polvo en la balanza; Pesa las tierras lejanas como si fueran polvo fino." -Isaiah 40:15

"El orgullo de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de la roca, cuya morada es alta; Tú que dices en tu corazón: "¿Quién me derribará al suelo?" "Aunque subas tan alto como el águila, y si pones tu nido entre las estrellas, desde allí te derribaré", dice el Señor." -Obadiah 1:3-4

"Y Dios será el amo de todo el mundo. Y será en ese día, y Dios será uno y su nombre será uno." -Zechariah 14:9

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License