BobbleCon 2018
Puntuación: +3+x

Item #: SCP-993

Clasificacion del Objeto: Seguro Sin Contener

"Entonces", dijo Rodge, empujando una púa en la espalda del cadáver. "¿Cuál fue tu episodio favorito?"

"Tiene que ser setenta y ocho", respondió Lindsay, sus ojos viendo lejos en el reino de la nostalgia. "Solía verlo todas las mañanas antes de la escuela".

"Bobble's Hunting Lodge - buena elección".

BobbleCon 2018 había sido difícil de organizar, gran parte del fandom estaba preso o estaba indispuesto, pero finalmente lograron conseguir un lugar y un buen grupo de asistentes. El problema era que, reflexionó Rodge mientras retiraba la púa del cuerpo, a los lugareños no pareció importarles mucho Bobble. No había fin para los enemigos de Bobble, por lo que Rodge había visto. Había todo tipo de organizaciones dispuestas a mantenerlo encerrado o incluso, Dios no lo quiera, matarlo.

"Bueno", dijo después de un minuto, metiendo el pico en su mochila. "Creo que el Teniente Dollop entendió el punto. Deberíamos poder continuar sin más interrupciones".

Comenzó a caminar hacia la iglesia del pueblo, que los asistentes habían cubierto con pancartas de Bobble hechas en casa y otros recuerdos maravillosos. Realmente no era justo cómo ese policía los había querido que los bajaran - este pueblo tenía una mierda en términos de lugares de convenciones viables. Si no se establecieron en la iglesia, ¿dónde establecerían?

"Teniente Dollop", rió Lindsay, alcanzándolo. "Episodio nueve mil cuatro, ¿verdad?"

"Bien visto", sonrió Rodge, meneando un dedo. "Preston tenía razón, realmente sabes tus cosas".

"Como dije, todas las mañanas. Nunca olvidas un show como Bobble's".

"Por supuesto que no", dijo Rodge, abriendo las puertas de la iglesia. Los asistentes a la convención se apartaron de los bancos, esperando ansiosamente noticias sobre el ayudante del exterior. Sus rostros estaban pintados de blanco, y sus cabellos teñidos de naranja, ¡como Bobble! Fue un poco divertido que Lindsay hubiera venido con eso cuando se conocieron. Rodge y Lindsay habían hecho lo mismo ellos mismos. Nunca antes había hecho cosplay, pero tenía que admitir que era bastante divertido.

"¿Bien?" dijo Preston, el único de ellos en un conjunto completo de Bobble, desde el altar. Sus ojos estaban abiertos de anticipación.

Rodge metió la mano en su bolso y sacó la púa, la sangre aún goteaba de su borde.

"¡El show continúa!" él aplaudió, y BobbleCon aplaudió con él.

-

Rodge conoció a Bobble cuando tenía…¿seis, quizás? Definitivamente al menos seis.

Había estado sentado en la cocina, comiendo un tazón de cereal, cuando escuchó un sonido estrepitoso en la sala de estar. Corrió a ver qué era, y ¿qué encontró sino su madre, que se había caído al suelo inconsciente? Parecía que todo el mundo se había quedado dormido mientras planchaba.

Rodge, preocupado, había corrido hacia el teléfono, listo para llamar al 911, cuando -

"¡Hola, niños! ¿Adivinen quién es?"

Rodge levantó la vista para ver una cara en la televisión. Un payaso de dibujos animados de aspecto alegre, con piel pálida y cabello anaranjado rizado. Había bondad en sus ojos. Podrías decirlo enseguida: esta era una persona que quería lo mejor para ti.

Tal vez…tal vez sería mejor no llamar al 911. Ella solo se había desmayado, después de todo, y Rodge estaba muy curioso sobre este nuevo espectáculo. No recordaba haberlo visto antes.

Rodge fue y se sentó en el sofá, mirando la televisión con gran atención. El payaso en la pantalla sonrió, como si pudiera ver directamente en la sala de estar de Rodge.

"¡Asi es! ¡Es tu viejo amigo, Bobble el Payaso!"

Era como nada que Rodge hubiera visto alguna vez. Había visto atisbos de películas y cosas violentas cuando se bajaba a hurtadillas a la cama, pero nunca más que fragmentos. Sangre y agallas, gritos y llantos…nunca se había dado cuenta de lo divertido que podían ser. Bobble los hizo de esa manera, por supuesto. El espectáculo no funcionaría sin él, Rodge podría decir eso incluso en ese momento.

Treinta minutos pasaron volando como si nada, y al final, Rodge no deseaba nada más que quedarse con su nuevo amigo. Bobble parecía compartir la sensación, llorando exageradamente en la pantalla, manos sobre sus ojos.

"Oh, boo hoo! Boo hoo! ¡Ay, niños, eso es todo por hoy! Por favor…por favor, si tienen algo de decencia en sus corazones…"

De repente, le quitó las manos, y esos amables, amables ojos volvieron. Amables, ojos grises, como el filo de un cuchillo. Él sonrió a Rodge.

‘¡Sintonícenos la próxima vez! ¡Honk honk! Honk honk!’

La televisión volvió a la estática, y pronto las noticias de la mañana continuaron pasando. Su madre se revolvió en el piso, levantándose lentamente.

"¿Rodge?" ella arrastró las palabras. "¿Que pasó?"

Rodge no respondió. Estaba demasiado excitado, su rostro se había roto en una sonrisa como la de Bobble. ¡Su nuevo amigo estaría en la televisión nuevamente al día siguiente!

Él nunca había sido más feliz en su vida.

-

"Empecé a mirar a Bobble cuando tenía nueve años", dijo Preston en el micrófono pegado al altar, mientras el resto de los asistentes escuchaban reverentemente desde los bancos. "Mis padres se estaban divorciando en ese momento y honestamente estaba teniendo un tiempo muy duro con ello. Bobble me dio algo por lo que esperar todas las mañanas y - y este fandom, honestamente creo que este fandom me salvó la vida. Los amo mucho chicos."

Una ola de corteses aplausos y vítores atravesó los bancos. Lindsay, de pie detrás de Preston, puso una mano tranquilizadora en su hombro.

"Nosotros los Bobbleheads tenemos que permanecer juntos", dijo, sonriendo cálidamente.

"Episodio tres nueve nueve", Preston reconoció la cita, con lágrimas en los ojos.

"Sí. Episodio tres nueve nueve".

-

Procedimientos Especiales de Contencion: Como SCP-993 ya no está bajo contención, todos los esfuerzos se centrarán en rastrear y detener todas las transmisiones de SCP-993. Las emisiones salientes se interceptarán a través de la versión actualizada del Procedimiento Upsilon-Beta 3, operado por las Computadoras Sapientes Tau-4 ("AMON") y Epsilon 9 ("JOSIAH").

Las búsquedas físicas de las ubicaciones de transmisión deben ser manejadas por las Fuerzas de Destacamentos Moviles Zeta-2 ("Leñadores"), Eta-10 ("No Veo el Mal") y Mu-9 ("Rompe Juguetes"). Las personas que se identifican como parte del grupo 'BobbleCon', o las personas mayores de diez años que son inmunes a los efectos de SCP-993, deben ser tratadas como hostiles y comprometidas con la fuerza adecuada. Los medicamentos amnésicos de Clase C deben administrarse a cualquier persona que se sospeche que haya estado expuesta a los efectos cognito-peligrosos de SCP-993. Todas las unidades de DM involucradas se deben suministrar con gafas de tipo SCRAMBLE para evitar que vean a SCP-993 y se vuelvan inconscientes.

Toda la seguridad en los objetos SCP mencionados en las transmisiones SCP-993 anteriores debe intensificarse severamente.

-

Un día, Bobble el Payaso había dejado de transmitirse. No había habido ninguna advertencia, ninguna profecía de Bobble para que sus televidentes supieran. Un día, Bobble fue a visitarlo y al siguiente no.

Rodge lloró durante semanas. Él estaba inconsolable. Había hecho tanto por Bobble, los gatos que habían desaparecido en su vecindario eran una prueba de ello, y acababa de dejarlo. Ni siquiera se había despedido.

Cuando pensó en ello, después de esas primeras semanas, se dio cuenta de que Bobble no habría dejado a sus admiradores por decisión propia. No había nadie a quien Bobble amara más en este mundo que sus admiradores. Él no se había ido. Alguien se lo había llevado. Lo habian robado.

Rodge se escapó de casa no mucho después de eso. Si faltaba Bobble, entonces dependía de sus fanáticos encontrarlo. Con el paso de los años, a través de los cibercafés y las reuniones, Rodge se encontró con otros Bobbleheads en la misma búsqueda. Buscarían toda la información, incluso levemente relacionada con Bobble, con la esperanza de liberar a su mejor amigo de sus cadenas.

Pero, al final, no hubo muchos de ellos. Incluso con pistolas y cuchillos, solo puedes dominar a tantos para obtener la información que necesitas. Todo lo que lograron reunir, a pesar de todos sus esfuerzos, fueron tres letras: SCP. Rodge supuso que ellos fueron los que le robaron a Bobble, pero ni siquiera estaba seguro de eso.

Habían perdido la esperanza hasta que Lindsay se había puesto en contacto con ellos, y les hizo saber del tesoro que tenía.

-

"Todos estamos esperando, Lindsay", se rió Rodge, tratando de parecer casual - pero tenia un nudo en el estómago. ¿Qué pasa si no funcionaba? ¿Qué pasa si Lindsay estaba equivocada?

"Sé paciente, Rodge", sonrió Lindsay. Rodge casi podía ver la excitación que brotaba de su piel como sudor, o tal vez pus. Los dos se volvieron cuando oyeron una puerta abrirse.

Preston y otro Bobblehead traian un viejo televisor y reproductor de VCR de la sala de recreación de la iglesia. Los asistentes corrieron a reunirse cuando Lindsay se acerco.

"Todos manténgase juntos", dijo Lindsay riendo, buscando en su mochila. "No irá a ningún lado".

Ella sacó una cinta. En esta estaba escrito, en marcador, BobClown Ep21.

"¡La cinta!" la convención vitoreaba como uno solo, tan agudamente que parecía más un grito. "¡La cinta! ¡La cinta!"

"¡Cortesía de Westhead News! ¡Alabado sea Bobble y alabado sea el Árbol!" se rió Lindsay, metiendo la cinta en el reproductor. Rodge no sabía qué diablos era el Árbol, pero a él realmente no le importaba en este punto. ¡Su show favorito estaba volviendo!

La pantalla se activó. Durante unos horribles segundos mostró dibujos animados sobre un elefante, y Rodge pensó que todo había terminado, pero luego cambió.

La imagen era de una habitación vacía y en blanco. Blanco y estéril, con solo una silla en el centro. Una celda de prisión, sin duda. Había un hombre sentado en la silla, y todos lo reconocieron. Todos lo conocieron. ¿Cómo podrían haber olvidado esa cara?

El show se amplió, y pronto la cara de Bobble el Payaso llenó la pantalla. Un profundo ceño fruncido estaba en su rostro. Sus amables ojos grises se movieron de izquierda a derecha, mirando a todos en la iglesia. Su ceño fruncido se convirtió en una sonrisa, y luego una amplia sonrisa en rictus. Él rió, una alegre risa chillona que sacudió las ventanas manchadas de la iglesia en sus marcos, antes de saltar de su silla y plantar un descuidado beso en la cámara.

"¡Hola, niños!" el dijo. "¿Adivinen quien es?"

El 02/12/2018, a las 21:07, el contenido de todas las cintas que anteriormente contenían grabaciones de SCP-993 cambió repentinamente a un nuevo episodio.

Titulo del Episodio Contenido
¡Bobble Ama a sus Fans! El episodio enmarca a Bobble aceptando un trofeo en un gran auditorio por sus contribuciones a "las artes, la educación y la continuación de la naturaleza humana". Después de dar un discurso de aceptación que dura cincuenta minutos (una transcripción completa está disponible en el Documento Suplementario XXX-1), Bobble declara que para celebrar su premio, volverá a poner su espectáculo en el aire. Para concluir su discurso, él le pide a su audiencia (que consiste en versiones animadas de celebridades, niños no identificados y personal de la Fundación) que cometan suicidio en masa, un pedido que parecen cumplir felizmente. Luego, deja el escenario a través de una puerta de madera en la parte posterior.

Después de este evento, la Fundación recibió informes de que SCP-993 había reanudado la transmisión desde aproximadamente ███ ubicaciones. Aunque la interceptación de estas transmisiones está en curso según lo estipulado por Protocolo Upsilon-Beta 3, las nuevas ubicaciones de transmisión parecen estar surgiendo tan rápido como otras están siendo bloqueadas. Es en este punto innegable que SCP-993 ha violado por completo la contención.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License