Detrás del Nombre
Puntuación: 0+x

Nota: El siguiente manuscrito fue encontrado en la bóveda de almacenamiento #████ en la sucursal de ██████ United, una casa bancaria perteneciente a la Fundación. Las circunstancias de cómo se guardó el documento en la bóveda están actualmente bajo investigación. Adjunta al manuscrito había una nota manuscrita adicional, que decía: "Un ejercicio de pensamiento, una advertencia, una curiosidad. Mire con atención. Mire detras".

<Comenzar la transcripción>
   
Extracto de la tesis de Ar-Metusal Sobre la Naturaleza de los Ocultos, Capítulo XV

El Códice de la Serpiente, Vol 456, De Aquellos que Mienten

"Oneiroi"

Está en la naturaleza de los nombres revelar. Una simple verdad, se podría decir, pero una, afirmaré, se malinterpreta fácilmente.

Cuando uno ve un nombre, especialmente si uno es educado hasta cierto punto, existe una cierta tendencia natural a desearlo y diseccionarlo. Cortar en su piel, y excavar a través de los órganos ocultos de su linaje lingüístico, empujar los restos tambaleantes de la historia que cuelga de sus huesos, mirar en ese oscuro icor que es su raíz. Allí, uno puede encontrar la verdad, o eso podría suponer.

"Oneiroi". Un nombre propio Un…nombre clásico. Es un nombre para inspirar pensamientos de un pasado majestuoso, de viajeros ascendidos, sus hazañas revolcándose en el mito. Hijos de un dios, maestros de sueños, el más inquieto de los reinos.

No los confundas

Un nombre revela, pero su disección por el intelecto puede ofuscar. Intenta, si quieres, dejarlo de lado, por un momento. No pienses en el gran Dios Hypnos y sus mil hijos, envueltos en el esplendor olímpico. Echa a un lado a Ovidio, por un momento. No vea la historia del nombre. Ver el nombre. ¿Que ves?

"Oneiroi"

Es un nombre que…se desliza. Un nombre que se arrastra, se retuerce y se desliza. Un nombre que…filtra, se filtra profundamente en las arenas húmedas de tus pensamientos. Ver el nombre, mi amigo intelectual, y dime esto, ¿no te enferma? Sostén este nombre, sostenlo con fuerza en esa poderosa mente tuya y pregúntate: ¿este nombre pertenece a un dios?

¿O a un devorador escondido?

El Colectivo, como las cosas tienen un placer perverso al referirse a sí mismas como, dicen que no creen en los dioses. Afirman que los dioses son ladrones, tomando posesión de los sueños para sus propios fines. Quizás eso es así. Pero si es así, ¿por qué se toman tantas molestias en representarse a sí mismos como seres muy similares a esas deidades odiadas? Ve las visiones de sí mismos que proyectan en los Caminos; Orgullosos caminantes en los senderos del trance, nidos de conocimiento antiguo, salvaguardando en la inconsciencia de sus colectivos las gemas mentales más profundas y preciosas del cosmos. Dioses en todo menos en el nombre. Rechazan los sueños de adoración todo el tiempo tratando de inspirar lo mismo que rechazan al erigir esta noble fachada. Los guardianes cazados, curadores trágicos. Que farsa.

Mira más allá de sus visiones, mi amigo. Ve más allá de la historia del nombre. Ve el nombre.

Los Oneiroi son de hecho criaturas de sueños. Esa es quizás la única verdad que se puede extraer de sus visiones. Pero no se preservan. Son perversos. Mira a tu visión favorita, mi amigo. Mira su 'bosque sagrado'. No es coincidencia que este espejismo silvestre les sea tan querido. Inspira asombro, ¿verdad? Vea sus formas orgullosas, vertiendo su carga oculta y preciosa de recuerdos para dormir en la piscina. ¿Qué podría ser más saludable? Vea la tragedia sin profundidad de sus acciones, maravillate con su desinterés. Admíralos. Cae postrado ante ellos y arrepiéntete, porque has sido negligente en recordar como ellos lo han hecho. Llora por su terrible belleza.

Pero espera. Mira más cerca. Gira la cabeza. Aprende la forma detrás de sus sentimientos.

¿Es esto realmente un bosque lo que ves? ¿O un páramo?

Mire en su boca. ¿Están saliendo los recuerdos…o son desviados?

¿Los sueños están muriendo, o están siendo asesinados, dejandolos secos?

Pero tal vez no estés convencido. El bosque, después de todo, no es más que una manifestación de su proyección. Eso solo lo demuestra un poco. Quizás estás en lo correcto. Veamos en otro lado entonces.

Volvamos nuestros ojos a su música.

De todas sus herramientas de engaño, la música de Oneiroi es quizás la más potente. Pocas cosas son más universales, después de todo. Todas las cosas que piensan y muchas que no se conmueven ante ella. La música es el lenguaje de la promesa, y los Oneiroi son criaturas de la promesa. Con su música, ofrecen sus servicios. Puede ser algo simple, el sonido de un teléfono, la vibracion de una esfera de vidrio. Puede ser trascendente, una sinfonía de planetas. Es una cosa de la más pura belleza. Como la luz de un pez rape en las profundidades frías.

Con su música, los devoradores de lo profundo manipulan. Ofrecen dar forma a tus sueños, aliviar el dolor de las pesadillas, preservar la santidad de tu sueño. Solo necesitas sufrir efectos secundarios menores. Un pequeño precio a pagar, ¿no? Algo más grave no es más que un error desafortunado, un malentendido de seres tan superiores a nosotros, los soñadores mortales, que sus acciones no pueden evitar dañarnos en ocasiones. La naturaleza de la trascendencia es quemar a los menos, ¿no es así?

¿Por qué pensamos así? ¿Por qué perdonariamos tan rápido, cuando es el Oneiroi el que transgrede? ¿Por qué somos tan rápidos para convertirnos en sus víctimas voluntarias?

Mira el nombre, mi amigo. Verdaderamente en el nombre. Piensa libre de lo que sabes. Velos por lo que son.

Perdonamos porque eso es lo que desean.

Les damos control de nuestros sueños porque eso es lo que nos muestran.

Los alimentamos con nuestros pensamientos porque con su música, nos engatusan para que creamos que son su fuente.

Les otorgamos la imagen de dioses, porque eso es lo que desean que digan sus nombres.

Pero no mires el nombre. Mira detrás de eso. Mira la boca de lamprea, abierta en lo bajo. Mira qué música encontrarás dentro. Que olvido.

Mira qué tan bien sueñas en sus fauces acuáticas.
    
"Oneiroi"

Engañado por un nombre.

Un nombre de mentiras.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License